Inicio Policiales

A la caza del narco “fantasma”: lo buscan por bombardeos de droga y nexos con la mafia de Brasil

Jorge Adalid Granier Ruiz es requerido por la Justicia de Salta. Lo señalan como el responsable de los bombardeos de droga en Santa Fe. Su rol en la triangulación entre Brasil, Paraguay y Bolivia.

ugjsxiv5lngjjpsk32tmlw3aeq
"Es un fantasma", dicen los investigadores sobre Jorge Granier Ruiz. (Foto: TN).

El triple crimen de Ibarlucea, tras una boda narco, no solo horrorizó por su crueldad, también puso en relieve los hilos del narcotráfico en la Argentina, las conexiones con peligrosas organizaciones criminales y los jugadores clave de una actividad que se expande. Tal es el caso de Jorge Adalid Granier Ruiz, un empresario boliviano con pedido de captura internacional y notificación roja de Interpol. Hasta ahora no se le conocía la cara.

Viviendas Belgrano

El narco más buscado, dedicado en teoría a la actividad agrícola ganadera, nació el 11 de diciembre de 1979 en San Borja, una ciudad ubicada al norte de Bolivia, en el Departamento de Beni. A diferencia de su hijo aficionado a los aviones, mantiene perfil bajo, a tal punto que su imagen nunca había sido publicada.

Un informe de la DEA

Poco se sabe en la Argentina del jefe criminal apodado “Nono” y “Chuleta”, excepto por un informe de la DEA. La Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) advirtió en un dictamen al que tuvo acceso TN sobre sus vínculos con el Primer Comando Capital (PCC), la poderosa organización brasileña.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Granier es señalado por el fiscal federal de Salta, Eduardo Villalba, su par en Santa Fe, Adriana Saccone y el titular de la PROCUNAR, Diego Iglesias, como el líder de una estructura dedicada al transporte en avionetas de cocaína desde Bolivia y Paraguay hacia la Argentina.

Los restos del auto incendiado en el que iban las víctimas del triple crimen de Rosario (Foto: NA).
Los restos del auto incendiado en el que iban las víctimas del triple crimen de Rosario (Foto: NA).

Por ese servicio de “taxi”, cobraba una comisión de unos 300.000 dólares y pedía un adelanto de 50 mil, salvo a sus clientes de confianza, como Adelaida “La Tía” Castillo, una bagayera de Salvador Mazza que escaló posiciones hasta ser coronada como la reina narco en el norte argentino.

Fue el celular de “La Tía”, también apodada “Reina Titi”, el que reveló detalles sobre el modus operandi de la banda liderada por Granier: el líder solo realizaba los viajes, encargados a un piloto de su confianza, cuando completaba el máximo de capacidad de carga de la avioneta (entre 380 y 400 kilos), una cantidad que era reunida por varios sujetos dedicados al narcotráfico.

Te puede interesar:  Allanaron el prostíbulo ubicado en 25 de mayo al 300

Luego coordinaba la logística para el acopio, entrega y el cobro del servicio con “sus muchachos”: Fabián “Calavera” Pelozo e Ignacio Quintana, detenidos en marzo por el triple crimen de Ibarlucea.

Fabián “Calavera” Pelozo es señalado como hombre de confianza de Esteban “Lindor” Alvarado-enemigo de Los Monos y recientemente condenado a prisión perpetua-ygarantizaba el apoyo logístico con vehículos, el predio para el aterrizaje, el lugar de acopio y aportaba el conocimiento de área geográfica, como caminos secundarios y campos de poco uso, para asegurar la recepción de la droga y su posterior entrega a los compradores o dueños (tales como Adelaida “La Tía” Castillo o vendedores locales de Rosario).

Ignacio Quintana, en cambio, estaba bajo la órbita de Pelozo y seguía sus directivas. Por ejemplo, los detectives pudieron establecer que los casi 400 kilos envueltos en bolsas de arpillera que fueron incautados en poder de Adelaida “La Tía” Castillo,la reina de la cocaína, en septiembre de 2020, habían sido provistos por el grupo Granier.

En mayo, Gendarmería encontró 175 kilos de cocaína en bolsas de arpillera, desparramadas en un campo de Santa Fe. (Foto: GNA).
En mayo, Gendarmería encontró 175 kilos de cocaína en bolsas de arpillera, desparramadas en un campo de Santa Fe. (Foto: GNA).

Bombardeo de droga

El grupo, dedicado al “bombardeo” de droga en zonas rurales, operaba principalmente en la provincia de Salta, pero también fue detectada su actividad en Santiago del Estero y en Santa Fe, puntualmente, en la localidad de Ibarlucea, a 24 minutos de Rosario, el mismo punto donde Maximiliano Giménez, su pareja, Érica Romero y Elena, la beba de ambos, fueron acribillados por sicarios en el hecho conocido como la boda narco.

Ocurrió el 29 de enero pasado, frente al salón de fiestas contratado por Brisa Leguizamón y Esteban “Pinky” Rocha, ambos procesados como miembros de la banda de Olga “La Tata” Medina, otra jefa del norte argentino. Tras el cruento asesinato, los recién casados desaparecieron y permanecen prófugos.

Esa investigación permitió ahondar sobre el funcionamiento de la organización responsable del tráfico de estupefacientes a nivel local e internacional, gracias a las redes que tejió con las bandas más poderosas del territorio, como el clan Loza.

A la vez, Pelozo y Quintana aparecen vinculados a una pista clandestina en Monte Maíz, en Córdoba, un punto que apareció marcado en una aeronave usada para el traslado de droga en el caso denominado “Operación Horizonte Boreal” en Paraguay.

Te puede interesar:  Un delincuente robó un automóvil y volcó en medio de una persecución en Villa Carmela

Con sus dos principales socios tras las rejas, hasta el momento, Granier fue imposible de ubicar. Los investigadores creen que el presunto capo boliviano sigue al frente de la organización de narcovuelos, desde Bolivia, donde residiría junto a su círculo familiar.

El vínculo de Jorge Adelid Granier Ruiz con el PCC de Brasil y un laboratorio de cocaína en Bolivia

El Primer Comando Capital (PCC) es una de las estructuras delictivas que más preocupan a las autoridades antinarco en la región.

Según un informe de la Dirección Nacional de Inteligencia Criminal del Ministerio de Seguridad de la Nación y la Dirección de Investigaciones de la Dirección General de Aduanas (SGC CAD), se trata de la organización criminal más grande de Brasil, inspirada en el “Comando Vermelho”.

“Su ideal político consiste en el derecho de alzarse contra la opresión del sistema punitivo estatal y las cárceles son el principal centro de reclutamiento de sus miembros. Su actividad principal de financiamiento es el narcotráfico y, en forma secundaria, robos y secuestros extorsivos”, indicaron los agentes.

Y alertan sobre los planes del grupo en el país. “A su vez, buscan controlar la producción y distribución de la droga en América del Sur, África, Asia y Europa, para lo cual Argentina y Uruguay resultan estratégicos como rutas de tránsito”.

Ahora bien, en 2020 la PROCUNAR se abocó a la investigación de la posible existencia en el país de una organización criminal presuntamente involucrada en actividades de logística y coordinación para el tráfico y exportación de estupefacientes y en el blanqueo de capitales, conformada por “el grupo Granier”, con nexos familiares entres sí y vinculación con el PCC.

¿Cómo surgió ese vínculo? A través de una extensa investigación de la Policía Federal de Brasil, la DEA y el Servicio Nacional de Investigación Criminal de la Policía de Mozambique (SERNIC). En ese último país, el 13 de abril del 2020, se detuvo a Gilberto Aparecido dos Santos, alias “Fuminho”, uno de los principales referentes y hombres de confianza de Marcos Williams “Marcola” Herbas Camacho,líder del temido grupo brasilero.

Te puede interesar:  Hallaron el automóvil que era utilizado para robar con "El cuento del tío"

“Fuminho” usó, durante 21 años, identidades falsas. Entre ellas, Gomes de Jesús, con la que ingresó en dos oportunidades a la Argentina: el 28 de abril de 2016 desde Perú y egresó el 20 de junio de ese año con destino a Bolivia; y el 27 de diciembre de 2017 desde Bolivia y salió el 19 de marzo de 2018 con destino a Alemania.

Jean Carlos Alexis Granier Molina, el hijo de "Nono" a bordo de una avioneta.
Jean Carlos Alexis Granier Molina, el hijo de “Nono” a bordo de una avioneta.

¿Qué domicilio declaró el narco financista brasilero al ingresar al país? Rodríguez Peña 1057, en Barrio Norte, la misma dirección que estableció Jean Carlo Alexis Granier Molina, el hijo de “Nono”, en la constitución de Agro San Jorge S.A., una sociedad creada junto a su padre en 2021 dedicada a actividades ligadas al campo.

El joven piloto, que se muestra en redes al mando de avionetas, también es investigado por la Justicia, involucrado en las actividades narco del grupo Granier. En 2019, una llamada anónima marcó a padre e hijo como responsables del tráfico de estupefacientes desde Bolivia, vía Rosario, comercializados en la zona norte del conurbano bonaerense. Específicamente, en Pilar y en Escobar.

En ese expediente, conocido como caso Coirón y en manos de la Justicia federal de Campana, aparecen registrados los movimientos migratorios de Jean Carlo. Los detectives destacan uno de ellos, en 2018, cuando salió de la Argentina a bordo de un BMW, modelo 505-1, junto a Pelozo.

Por otro lado, la DEA dio más pistas sobre el poderío del empresario boliviano buscado por Interpol. La agencia norteamericana señala que estuvo involucrado en 2006 en el envío de 925 gramos de cocaína líquida desde Santa Cruz de la Sierra hacia Madrid.

Por otro lado, destaca que, durante el 2013, Granier fue identificado como el proveedor de cocaína de Estaban Alvarado, el capo narco de Rosario condenado a perpetua semanas atrás. Según los datos con los que cuenta la DEA, Granier manejaba ese mismo año un laboratorio de cocaína en Bolivia junto a un primo, conocido como “Pochoclo”.

FuenteTN
Artículo anteriorCumbre del G7: cuáles son los objetivos de Alberto Fernández en Alemania
Artículo siguienteEn las escuelas públicas de Tucumán no habrá clases este lunes