Inicio Portada “A mi Argentina la respetan”, dice una joven tras quitarle un pañuelo...

“A mi Argentina la respetan”, dice una joven tras quitarle un pañuelo verde a un monumento a los Héroes de Malvinas

Captura de video

“A mí esto no me representa, y tampoco me representa la falta de educación hacia los caídos de Malvinas”, comienza diciendo una joven tras quitarle un pañuelo verde a un monumento en homenaje a todos los héroes y veteranos de Guerra de las Islas Malvinas, ubicado en una plazoleta de Santa María de Punilla, en Córdoba.

Se trata de Julieta Galiotti, nacida en la ciudad de Cosquín pero residente de Santa María desde hace unos años, quien es la protagonista del video que de inmediato se hizo viral, y que con la ayuda de un hombre, subió hasta la cima de la estatua con el objetivo de sacar el símbolo verde que le habían colocado.

“Discúlpenme, respeto todo lo que ustedes piden, pero a mi Argentina la respetan”, culmina diciendo Julieta en una filmación que compartió en su cuenta de Facebook y en grupos locales, visiblemente molesta por la actitud de alguna persona anónima que al parecer, habría sido el modo de conmemorar el “Día Internacional de la Mujer Trabajadora” este domingo 8 de marzo.

En diálogo con VíaCarlosPaz, Julieta nos aseguró que no pertenece a ningún grupo “pro-vida” pero sí “al grupo de argentinos que pide que se respeten los monumentos, y no sólo a los de Malvinas, sino a cualquier otro monumento que represente un logro patrio para el país”, especificó la joven.

La estatua fue inaugurada en el año 2016 en Santa María de Punilla, una localidad ubicada a unos 20 kilómetros de Villa Carlos Paz. Y fue una iniciativa del Centro de Veteranos de Guerra de Punilla, con el fin de homenajear a quienes arriesgaron sus vidas y regresaron después del conflicto bélico que sacudió a todo un país allá por principios de 1982.

La estructura mide unos 14 metros de alto, tiene una base de unos 20 metros, y se erige junto a la imagen de una Virgen de dos metros de altura, constituyendo así, el portal de entada a la bella localidad.

“Nadie me contactó para reprocharme lo que hice. Si te puedo asegurar que medio país me felicitó y doy las gracias por tanta muestra de cariño”, concluyó una Julieta agradecida y conforme con su iniciativa.