Inicio Política Local Alperovich monta su estrategia en debilitar el “aparato” oficial

Alperovich monta su estrategia en debilitar el “aparato” oficial

Sin “estructura”, el senador apuesta por el cara a cara; críticas en seguridad y economía.

CAMPAÑA. Alperovich y Mirkin presentan sus ideas en distintos ámbitos. twitter @JAlperovichOk

Dentro del peronismo, el principal rival del Gobierno provincial es un “viejo conocido”: el senador José Jorge Alperovich. Por primera vez el ex mandatario buscará el sillón de Lucas Córdoba sin el “aparato” ni la “estructura” del oficialismo. Y en su espacio, Hacemos Tucumán, confían en que podrán reconquistar la sede de 25 de Mayo y San Martín con otras herramientas.

Los principales esfuerzos de los armadores alperovichistas no están puestos en convencer a nuevos electores, sino en “retener” a quienes consideran al senador como la alternativa peronista distinta a la fórmula vigente, Juan ManzurOsvaldo Jaldo.

Uno de sus consultores sostiene que el desafío es instalar la premisa de que “el voto a José es el voto ganador”. A la par, se tratará de “desmontar la idea de que en Tucumán se gana con el aparato”.

A diferencia de otros años, el apellido Alperovich no será el que reciba el impulso de dirigentes territoriales y de “punteros” de cada rincón de la provincia.

Por ello, la estrategia se asienta sobre dos vías de contacto con el electorado. Por un lado, el “cara a cara”, que consiste en reuniones con vecinos, visitas a familias y encuentros con pequeños y medianos productores. Estas acciones, por lo general, tienen difusión a través de la cuenta de Twitter del senador. Allí se muestra junto a algunos de sus “soldados”, entre los que se encuentra su hija, Sara Alperovich, candidata en primer término a legisladora por el Oeste.

Te puede interesar:  Sin distancia social, Alberto Fernández cenó con Evo Morales y festejaron el triunfo del MAS en Bolivia

Por otro lado, relataron en el alperovichismo, hay una fuerte apuesta por las interacciones a través de otras redes sociales, en especial Facebook -y en menor medida, Instagram-. Con estas vías de comunicación buscan no sólo la difusión, sino además la respuesta de posibles electores para tratar de “fidelizarlos”.

Tanto en las reuniones vecinales como en las redes sociales, el mensaje de Hacemos Tucumán se sustenta en exponer sus cuestionamientos con respecto a dos situaciones críticas: la inseguridad y la situación económica.

En este mes, confiaron fuentes del entorno del ex mandatario, se hará foco en la divulgación de las propuestas concretas para mejorar en ambos rubros.

En cuanto a las ideas contra el delito, no se utilizará el término “mano dura”, pero se tratará de mostrar una imagen de “implacable” para revertir la situación.

Y en el terreno de la crisis financiera, el eje estará en mostrar al candidato como un dirigente capaz de “hacer girar la rueda” de la economía. Se hablará de obras públicas, servicios y tecnología, entre otros rubros.

¿Quiénes asesoran a Alperovich en estos temas? Por lo general, los consultores son una suerte de “sombra invisible” que acompaña al candidato. Alperovich tiene un equipo que lo visita con periodicidad desde Buenos Aires y le aporta, entre otras herramientas, el coaching, tanto a él como a los demás postulantes de Hacemos Tucumán. A la par, recibe el apoyo técnico de especialistas de esta provincia. Además, lo suele acompañar a cada evento su ex secretario de Prensa, el legislador Marcelo Ditinis.

Te puede interesar:  Jorge Asís: “No hay reacción, no hay poder, no hay con quién hablar”

La estrategia de debilitar el “aparato” oficial requiere de un importante ejército de fiscales de mesa, entienden en las filas del senador nacional. El propio Alperovich encabezó reuniones con ellos para explicarles cómo se debe “defender el voto”. Incluso, en su equipo tienen la idea de llevar a cada casa, en la semana previa al 9 de junio, las boletas de Hacemos Tucumán, con el objetivo de prevenir cualquier faltante en los cuartos oscuros.

El ex gobernador, cuentan en su entorno, no apostará por estar “bien con el dirigente”. Sin la estructura del pasado, el trabajo se sustenta en el apellido del senador nacional y su alcance entre el electorado afín a él. De hecho, el voto de Hacemos Tucumán tendrá pocos nombres “conocidos”. En Yerba Buena, un distrito clave para el alperovichismo, se propone para la Intendencia al odontólogo Luis Farina. Pese a su militancia universitaria y a que fue funcionario del municipio capitalino hasta 2017, Farina hará su debut como candidato el 9 de junio. Y en la Capital Alperovich apostará por un ex funcionario de tercera línea, el concejal Juan Luis Pérez. Así, sin “acoples” ni el “ejército” que lo acompañaba, el ex gobernador renueva su plan.