Inicio Portada Alumnos de la UNSTA se niegan a pagar mientras no haya clases...

Alumnos de la UNSTA se niegan a pagar mientras no haya clases por el coronavirus y denuncian aumentos desmesurados en las cuotas

Protesta en la UNSTA

La cuarentena obligatoria impulsa a alumnos de universidades privadas a pedir una rebaja sustancial o directamente la anulación de las cuotas durante el período de aislamiento obligatorio.

La movida más fuerte se está dando en Mendoza, donde los reclamos de los estudiantes llevaron a la senadora nacional Anabel Fernández Sagasti a presentar un proyecto de ley que establece “una reducción del 50% en los aranceles de las universidades privadas, mientras dure el aislamiento obligatorio o se retomen las actividades académicas de manera regular”.

En Tucumán, en tanto, a través de las redes sociales los alumnos de la Universidad del Norte Santo Tomás de Aquino (UNSTA) también están pidiendo que no se cobren las cuotas durante la cuarentena, o bien que se aplique una rebaja sustancial.

La protesta en la UNSTA ya venía de antes del aislamiento obligatorio por el coronavirus. En la primera semana de marzo, alumnos de distintas carreras habían lanzado una campaña en contra de los “aumentos desmedidos” que sufrieron las cuotas este año.

En ese sentido, realizaron manifestaciones en las sedes educativas de la UNSTA y en simultáneo lanzaron una colecta de firmas en la plataforma Change.org, cuya finalidad es solicitar a las autoridades de la casa de altos estudios que revean los últimos incrementos.

Los estudiantes denuncian que el aumento dispuesto “se encuentra en infracción a la Ley de Defensa al Consumidor 24.240, por falta de información adecuada (art. 4º), incumplimiento en los términos, plazos, condiciones, modalidades en las condiciones que deben respetarse a la hora de definir un aumento que afecta enormemente a la población estudiantil, sobre todo aquella que decidió cursar en esta Universidad no por disponibilidad económica sino por razones de horarios y oferta académica”.

Asimismo, aclara que entre los alumnos “hay muchos que su situación económica no les permite sostener una cuota demasiado elevada y sobre todo cuando el aumento sobrepasa el porcentaje esperado”. A modo de ejemplo, adjuntan que en la carrera Licenciatura en Nutrición la cuota se elevó en un 102,5% desde febrero de 2019 a la fecha, pasando de valer $ 5.440 a los $ 11.020 actuales.