Inicio Sociedad

Analizan eliminar la repitencia en las secundarias bonaerenses: cuándo empezaría a regir

El ministro Alberto Sileoni dijo que es un modelo que “no sirve” para que los chicos aprendan más. Todos los años repiten 140 mil alumnos.

en provincia estan matriculados 1 xcjsm88g7 1256x620 2
En Provincia están matriculados 1.413.200 adolescentes en el nivel medio. Luciano Thieberger.

En provincia de Buenos Aires, todos los años poco más de 140 mil estudiantes secundarios repiten el año. Cursan, dan exámenes, asisten a las clases pero a fin de año no alcanzaron los objetivos académicos y tienen que volver al punto desde donde comenzaron el ciclo lectivo.

Viviendas Belgrano

El gobierno bonaerense analiza la variante de “reformular” el actual sistema para modificar el régimen de repitencia aunque en 2022 todavía se mantendrá sin modificaciones, según anticiparon en el área educativa.

Los 3.930 establecimientos públicos y privados que dictan enseñanza secundaria deberían reformular los métodos de promoción (paso de un año al otro) porque, según admiten las autoridades, “la repitencia no resuelve los problemas de aprendizaje. Quien repite, en ese año que hace otra vez el curso, no aprende más que en el año anterior. Tal como funciona ahora no sirve”, anticipó el director general de Escuelas bonaerense, Alberto Sileoni.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

En Provincia están matriculados 1.413.200 adolescentes en el nivel medio. Incluye bachilleres, escuelas técnicas y agrarias. Desde hace más de una década el esquema que rige en el territorio es una primaria de seis años y una secundaria de otros seis.

Según el último relevamiento estadístico (correspondiente al cierre de 2021) el 9,3% de este total de matriculados repitió entre primero y quinto años. A fin de 2022 se repetiría esa cifra –o alguna similar– pero a partir del ciclo lectivo que arrancará en marzo de 2023 habría cambios.

“Está medido científicamente por expertos de todo el mundo que es un mecanismo incapaz de mejorar la enseñanza. Por eso estamos trabajando en importantes cambios para el régimen académico”, dijo Sileoni a Clarín.

Estas reformas en los métodos de ingreso, permanencia, promoción y otras funciones del sistema medio comenzaron a promoverse en el segundo semestre del año. Con encuentros, jornadas y reuniones en las regiones se elabora un documento que sería presentado en diciembre por la Dirección de Escuelas.

Te puede interesar:  Sigue la tensión: ya son cuatro las escuelas secundarias tomadas en la ciudad

“Allí puede haber una modificación en el modelo de repitencia. Pero aún no tenemos detalles”, adelantó Gustavo Galli, director provincial de Educación Media de Buenos Aires.

Por lo tanto, se sabe que hay que cambiar. Pero no se conoce cuál sería la opción. ¿Un régimen similar a la universidad? “Sí, la Universidad exige mucha autoconducta. No es que eso falte entre los más chicos, si no que hay que darles tiempo. No les falta responsabilidad, es una cuestión de edad. Tarde o temprano en la provincia de Buenos Aires va a tender a eliminarse. Hay que ver cómo salimos de un espacio graduado a un espacio no graduado, y cuando digo esto, considero que tendría que haber apoyos, tutores, una mirada específica para el alumno que tiene inconvenientes”, explicó Sileoni.

–¿La idea es que el alumno que ingresa a primer año recorre seis años biológicos de trayectoria y termina?

Sileoni: –Eso sería una escuela secundaria nada graduada, ese no sería el camino, habría que pensarlo. Hay un ejemplo clásico, aquel que cursa doce materias, aprueba ocho y tiene que repetir el año. Eso es muy difícil de sostener hoy. Esas cuatro materias que no aprobó las puede recursar a contraturno, con un plan específico.

–¿Habría que eliminar las materias previas y repensar qué se hace con los que arrastran asignaturas?

–Correcto. Deberán encontrarse soluciones más integrales. Pero está claro que aquel que cursó doce materias, aprobó ocho y lo invitás a repetir es muy desalentador. Para algunos chicos de las clases sociales más vulnerables casi es un pasaporte a que abandonen. Entonces también tenemos que ser responsables en eso.

Te puede interesar:  Sigue la tensión: ya son cuatro las escuelas secundarias tomadas en la ciudad

La opinión de los especialistas en educación

Entre algunos expertos hay coincidencias. Guillermina Tiramonti, experta en Educación y docente de Flacso también cree que la repitencia empuja a la deserción. Pero “abolir sólo la repitencia resulta insuficiente. O mejor dicho, empeora la situación. Hay que repensar qué tienen que aprender los chicos, cómo lo tienen que aprender y cómo evaluarlos”, sostuvo la profesora.

Los responsables de colegios privados (tienen un tercio de la matrícula en Provincia) sostienen que “la repitencia no sirve, pero no hacer nada para que el alumno aprenda, tampoco. El sistema educativo debe tomar las medidas adecuadas para que los chicos aprendan en serio. Necesitamos mayor inversión, seguimiento personalizado de los alumnos y otros tiempos o formatos escolares“, dijo a Clarín Martín Zurita, director ejecutivo de Aiepba, la entidad que agrupa a 2.300 institutos de gestión no estatal en Buenos Aires.

“Hay que cambiar el modelo de diseño curricular. Pasar del actual que es disciplinar y lineal a uno interdisciplinar e integrado. Hay que trabajar con aprendizajes significativos que representen los intereses y necesidades de las y los estudiantes”, dijo a Clarín el ex director de Educación de Adultos bonaerense, Pedro Schiuma.

El docente propone crear la figura del profesor acompañante de trayectorias educativas. “Se hizo una experiencia con muy buenos resultados pero no se avanzó”, aclaró Schiuma.

El ex subsecretario de Educación de la gestión anterior Sergio Siciliani, actualmente diputado provincial, también cuestiona el régimen actual. “La repitencia, como está planteada en este sistema educativo con esta realidad que tenemos, solo lleva a la deserción y al abandono. En muy pocos casos, casi imperceptible, en el sistema tienen mejoras los alumnos que repiten”.

Te puede interesar:  Sigue la tensión: ya son cuatro las escuelas secundarias tomadas en la ciudad

Además, el legislador planteó: “Solo 16 de cada 100 chicos que empiezan la escuela primaria terminan la secundaria en tiempo. Es el momento de discutir y pensar alternativas para el sistema”.

Entre los opositores aparecen algunas fisuras. La diputada nacional y ex funcionaria universitaria, Danya Tavela, cuestionó el planteo del gobierno provincial. “La ausencia de un programa integral nos lleva a pensar que la propuesta se asemeja más a un parche que una posible solución. ¿El Gobernador Axel Kicillof pretende encubrir el problema de la deserción?”, expresó.

Tavela fue secretaria de Políticas Universitarias en la gestión anterior y evaluó que “esta medida no mejora la calidad de los aprendizajes y tampoco es más inclusiva. El nivel secundario está atravesado por preocupantes deficiencias y en esta decisión no están planteadas las alternativas para revertirlas”.

El fin de la repitencia en otras provincias

La reformulación avanza en otras jurisdicciones. Desde el ciclo lectivo 2023, Santa Fe eliminaría la posibilidad de repetir en secundario. Es un paso más en la flexibilización que se registró después de la pandemia y el gobierno santafecino busca eliminar la repitencia escolar de forma definitiva.

La ministra de Educación, Adriana Cantero, anunció que se impondría un esquema de “avance continuo” en la secundaria para asegurar que los chicos pasen de año más allá de la cantidad de materias pendientes que tengan.

“Debe haber una secundaria con exigencia, nosotros creemos en el esfuerzo, creemos también en el mérito. No en una construcción meritocrática que sería otra discusión más larga. Con exigencia, con mérito, con esfuerzo, me parece que la repitencia debiera repensarse”, concluyó Sileoni.

MG

FuenteClarín
Artículo anteriorEl Gobierno anunció un acuerdo con la petrolera malaya Petronas para invertir en exportación de gas GNL
Artículo siguienteEl ex chofer de Milagro Sala aportó más detalles sobre la ruta del dinero de la Tupac Amaru: dónde iba la plata y cómo cambiaban dólares