La Mañana con Vos
La Mañana con Vos

“Apenas puse un pie en el auto”: el calvario de una pasajera en un taxi de Tucumán

Cuando un paro de colectivos ya no es noticia, lo que pasa en los taxis comienza a serlo. Es lo que le ha sucedido a una pasajera tucumana, acostumbrada a levantar la mano para parar un auto cuando un ómnibus no viene o no está de servicio. ¿Qué pasa en algunos móviles?

taxis tucumanos
Taxis tucumanos en la mira. Foto ilustrativa.

Cuando un paro de colectivos ya no es noticia, lo que pasa en los taxi comienza a serlo. Al menos es lo que le ha sucedido a una pasajera tucumana, acostumbrada a levantar la mano a un coche cuando un colectivo no viene o directamente no está de servicio. Sucedió esta semana y el mal trago ocurrió cuando abrió la puerta o, como dice ella: “Apenas puse un pie en el auto”.

“Subí al taxi porque necesitaba llegar rápido a mi casa ya que a las dos horas tenía que volver al trabajo. No terminé de poner un pie en el auto y ya había prendido el reloj. Casi siempre viajo en taxi y sé lo que pago siempre: más de $180 no”, relata la pasajera en diálogo con el tucumano.

“Empezó a marcar el reloj y le consulté al taxista si él llevaba Tarifa 2 porque marcaba cada media cuadra. Y el taxista se exaltó y me dijo. ‘Eso no hago yo’. Seguí callada y me preguntó cuánto pago mayormente hasta el destino y le dije lo que anteriormente te comenté: 180 pesos”.

Las sospechas de la mujer crecieron mientras el viaje continuaba y las cuadras parecían hacerse cada vez más lentas: “El taxista ponía la mano sobre el asiento del acompañante para que yo no le mire el reloj.  Y cuando bajé me cobró $ 220. Ahí le digo: ‘Usted me está estafando porque yo no pago esto. Tal vez le sirva para remedios. Pero quédese tranquilo…’. Y ahí fue que me empezó a decir: ‘Andá, gorda, a comprarte una bicicleta’”.

“En realidad, eso no me afectó. Sino me molestó la actitud de él porque hoy me tocó a mí, pero  habrá otro día que una persona vuelva a toparse con este hombre y le cobre más de lo de siempre. ¿Y qué pasa sin ese momento no tienen? No me sentí mal porque supe defenderme de lo que me decía, pero habrá alguien que no”. ¿Qué pasa con algunos taxistas tucumanos?

Te puede interesar:  LA POLICÍA PROVINCIAL ACTÚA, PERO LA JUSTICIA LIBERA…