Inicio Policiales

Aprehenden a un joven por balear a un árbitro de Las Cañas

La principal hipótesis apunta a que los hijos de una ex pareja del referí habrían encargado el ataque. Secuestraron celulares

970x602 949518 202206250006130000001
EL REFERÍ. Oscar Pérez es asistido en el lugar del hecho.

Después de una ardua y lenta investigación, la Policía ya detuvo a dos de los tres acusados de haber disparado a un árbitro de fútbol mientras dirigía un encuentro del campeonato de Las Cañas, en Yerba Buena. La hipótesis más fuerte es que los sospechosos habían sido contratados para acabar con la vida de la víctima.

Viviendas Belgrano

El 30 de abril, el juez Oscar Pérez descansaba durante el entretiempo de un encuentro. Un hombre se arrimó a la tela metálica y le preguntó su nombre. Cuando este le contestó, el desconocido sacó un arma. El árbitro intentó correr, pero el atacante realizó al menos dos disparos. Uno de los balazos impactó en la espalda de la víctima que salvó su vida, pero no volvió a caminar.

Con el correr de las horas comenzaron a surgir indicios sobre lo que podría haber pasado, pero sus palabras reafirmaron la hipótesis. Personal de la Brigada de Yerba Buena, al mando de los comisarios Daniel Cuellar y Jorge Dib, y dirigido por el fiscal Pedro Gallo, descubrió que Pérez convivía con una mujer en el barrio Policial III, de Tafí Viejo. Pero meses atrás decidió poner punto final a la relación. A partir de ese momento comenzó a recibir todo tipo de presiones para que volviera con ella. La ex pareja del árbitro, de acuerdo a la versión que dieron a conocer varios testigos, habría sufrido una severa crisis que la llevó a una profunda depresión.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Rescataron a una mujer en el cerro de La Cruz

Por esa razón, los hijos de la mujer habrían intentado a toda costa convencer al referí para que volvieran a estar juntos. Él no aceptó y la situación comenzó a agravarse. Los jóvenes después le habrían ofrecido dinero para que regresara con su madre. Como rechazó la propuesta, lo habían amenazado. En la última comunicación, le habrían anunciado que enviarían a alguien para matarlo si no regresaba con su progenitora. Los investigadores secuestraron dos celulares de los sospechosos, que están siendo analizados por los peritos del Equipo Científico de Investigaciones Fiscales.

Paralelamente tratan de identificar a los autores del ataque. Hasta aquí se sabe que dos jóvenes, a bordo de una motocicleta, recorrieron la mayoría de las canchas que están en el complejo buscando información sobre dónde se encontraba el árbitro. Luego de haber conseguido el dato, se dirigieron hasta el lugar donde el referí se encontraba dirigiendo un encuentro. Allí lo atacaron.

La pesquisa

Con las imágenes conseguidas, los policías identificaron el dominio de la moto. Descubrieron quién era el dueño, pero no contaban con su dirección, ya que en los registros sólo aparecía que el titular vivía en Santa Rosa de Leales. Luego de tres días de búsqueda, encontraron al propietario, quien les informó que al rodado lo había vendido a una persona del barrio Manantial Sur, pero que no tenía mayores datos porque no había realizado la transferencia.

Te puede interesar:  Retienen 74 bultos de mercadería extranjera sin documentación

Los hombres de la Brigada de Yerba Buena recorrieron ese sector de la ciudad hasta que, después de varias jornadas, dieron con el comprador. Sin embargo, este les informó que la moto la había vendido a un joven de Las Talitas, pero que no sabía donde vivía porque tampoco había realizado el trámite de transferir el título del dominio. Después de semanas de trabajo, ubicaron al sospechoso y Gallo consiguió que se realizara un allanamiento.

El 11 de junio, los policías se presentaron en el domicilio del señalado y encontraron la moto que se había utilizado en el ataque. El propietario no estaba en su casa cuando se realizó el allanamiento, por lo que no pudieron aprehender.

El desenlace

A los días, se presentó ante el fiscal Gallo un tal “Juancho”, el dueño de la moto. Habría declarado que él había estado en ese lugar en compañía de sus amigos “El Porteño” y “Cabudo”, por lo que surgió la participación de una tercera persona en el hecho.

También dijo que el “Cabudo”, autor de los disparos, le había pedido que lo acompañara porque tenía que cobrar una deuda. Después de varios días de hacer tareas de inteligencia, los efectivos lograron identificar a “El Porteño” que fue aprehendido ayer. Este, a los gritos, según relataron los vecinos que presenciaron el operativo, había dicho que él había sido convocado por “Juancho” y que “Cabudo”, que se encuentra prófugo, habría sido el responsable del ataque.

FuenteLa Gaceta
Artículo anteriorLa guerra del panchuque
Artículo siguienteAcuerdo con China para potenciar la producción de litio