Inicio Política Nacional

Argentina se encuentra ante la cercanía de la tragedia

La administración de ambos Fernández más que un gobierno se asemeja, por lo inoperante, desarticulado y desatinado, a lo que el Juan Domingo Perón definiría con benevolencia e ironía como una trágica “chirinada”.

alberto fernández y cristina kirchner 1
Alberto Fernández y Cristina Kirchner (Archivo)

Todo está fuera de control, todo se precipita, todo se derrumba, el extravío de ideas, proyectos y realidades soliviantan la paz y paciencia social, esto nos colocó en las puertas de la implosión del actual statu quo. ¿Cuál es la génesis de esta situación? La ausencia de ética, y moral sumada a la desatención a la justicia y la educación, esto derivó en corrupción, la corrupción generó dos clases.

Viviendas Belgrano

Los privilegiados que gobiernan a su antojo y conveniencia para ello se les paga y los marginados que son quienes trabajan y pagan impuestos para ser sometidos. Pero todo tiene fin y pareciera que este está próximo. El viernes 18 de marzo dejamos atrás la paz, para entrar en guerra, la guerra del cruzado Alberto Fernández que sale a combatir la inflación donde entiende que subyace la avaricia de los especuladores.

Sin embargo, Cristina, su hada madrina, el oráculo que todo lo ve y todo lo sabe, insiste que el enemigo es el FMI, ese monstruo que todo lo devora. Por favor dejémonos de pavadas, está en juego el país y el futuro de quienes nos suceden en la vida. Tenemos un ambiguo Presidente reducido a la servidumbre por su vicepresidenta. Abrumado, trata de complacerla y tomar distancia simultáneamente, su incapacidad le impide acertar caminos y solo suma errores.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  La sociedad se hartó. Video: "¿Cómo estás chorro?"...

Ahora, habiendo cerrado el acuerdo con el FMI gracias al voto de la oposición (acuerdo que es inviable), saldrá a la calle a combatir a los especuladores con sus aburguesados y pudientes legionarios ya no tan jóvenes de La Cámpora. Otro conflicto en puerta. Para sumar problemas, el Gobierno, en su desesperado escape a la realidad y en la búsqueda del enemigo a quien culpar por sus errores, encuentra nuevamente en el campo su chivo expiatorio.

Triste ironía porque es quien con su trabajo y esfuerzo lo provee de las divisas que le permiten su subsistencia. El Gobierno se agrieta en su estructura interna por especulaciones electorales y luchas de poder, sin desestimar las subyacentes posiciones ideológicas que son motivo de mayor desconfianza e incertidumbre. Este escenario es inviable si se tiene en cuenta que aún hay por delante dos años más de mandato.

A no dudar a esta situación se le debe poner límites y control con los medios que la Constitución establece, es decir a través de los otros dos poderes que de ella emanan, el Parlamento y la Justicia. En el seno de la coalición gobernante se advierte la gravedad de lo que acontece, sin embargo, no hay reacción coherente, no llega a entenderse: si es abulia, es ceguera o es inmoralidad, cualquiera de las tres alternativas resulta adversas y destructivas.

Te puede interesar:  Para los fiscales, Lázaro Báez consiguió los contratos sin cumplir con los requisitos: “Tenía que ganar”

Pero desafortunadamente son las tres, sin embargo, los evidentes síntomas de descomposición social deben alertarnos para evitar su inevitable implosión, porque expectante a que esto se produzca se encuentra quien juega a dos puntas y espera ser la única beneficiaria, la sucesora constitucional la vicepresidenta. La administración de ambos Fernández más que un gobierno se asemeja, por lo inoperante, desarticulado y desatinado, a lo que el Juan Perón definiría con benevolencia e ironía como una trágica “chirinada”, por sinónimo de fracasado, de poca monta.

Artículo anteriorNueva encuesta y tres fuertes alertas para el Gobierno por la economía: expectativas, inflación y FMI
Artículo siguienteAprehendieron al padre de una de las víctimas del accidente mortal de la avenida Perón