Inicio Actualidad

Así lucirá el nuevo Registro Civil, obra a licitarse en un mes

El edificio de 24 de Septiembre 871 será remodelado y, detrás, se elevará una torre de siete pisos, con un presupuesto que rondará los $1.000 millones

registro civil
RENOVADO. El edificio histórico, que data del siglo XIX, será preservado, reparado y refuncionalizado para beneficio de empleados y ciudadanos.

Una torre de siete pisos, un subsuelo, una plaza seca y la remodelación del sector histórico del edificio de 24 de Septiembre 871. Todo eso incluirán las obras de la nueva casa central del Registro Civil de Tucumán. Son casi 6.200 metros cuadrados de trabajos valuados en unos $1.000 millones (incluye imprevistos y adicionales) y que serán financiados por la Nación, a través del Plan Federal de Obras de Arquitectura.

Viviendas Belgrano

La iniciativa fue anunciada días atrás por el gobernador interino Osvaldo Jaldo, luego de recibir “luz verde” de parte del Ministerio de Obras Públicas que encabeza Gabriel Katopodis con la confirmación de la no objeción técnica. Ahora sólo resta hacer ajustes técnicos para preparar la licitación, la cual se llevaría a cabo en unos 30 días. De contar con viento a favor, se estima que los trabajos podrían comenzar en unos 90 días. El plazo de obra es de 24 meses, según la documentación ministerial.

El proyecto fue impulsado por la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, y diseñado por personal de la Dirección de Arquitectura y Urbanismo (DAU) que encabeza Alfredo Quinteros. Para ello se siguieron los requerimientos y necesidades planteados por la directora del Registro Civil, Carolina Bidegorry. De esta forma se busca centralizar en un solo lugar todas las oficinas de la dependencia, según explicaron los protagonistas en una entrevista con LA GACETA.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  La década perdida: en 10 años el sector público superó al privado en la creación de empleo registrado

“La idea que hemos tenido con la ministra y el ingeniero Quinteros es que esté todo centralizado. Queremos que el ciudadano no sea cadete del Estado, sino que nosotros mismos, en lo interno, podamos resolver el trámite. Esto ha sido pensado de esta manera”, sintetizó Bidegorry. Agregó que, de ese modo, también habrá un ahorro para el Estado dado que se dejará de pagar alquiler de otros inmuebles.

Violencia de género
Violencia de género

En la primera parte del edificio, el sector histórico, funcionaban caballerizas en el siglo XIX. Ese sector, de 480 metros cuadrados, será remodelado y refuncionalizado. La sección media será demolida en su totalidad y allí se levantará la torre de siete pisos y un subsuelo que tendrá una superficie de 5.236 metros cuadrados. Las últimas tres plantas, sin embargo, no tienen por el momento una finalidad definida. La tercera parte, en la zona posterior al edificio y a continuación de la nueva sala de matrimonio, se proyectó una plaza seca con una superficie de 480 metros cuadrados.

Los funcionarios indicaron que crearon e impulsaron la iniciativa con la Nación tras la llegada de Juan Manzur a la Jefatura de Gabinete, en septiembre de 2021. Añadieron que se pensó un espacio amplio dado el volumen de trámites que se realizan (unos 163.000 anuales) y de personas que circulan por el Registro Civil (al menos cuatro por matrimonio o unión civil y al menos dos por otros trámites). Es una oficina de paso obligado desde el nacimiento hasta el fallecimiento de las personas.

Te puede interesar:  El Gobierno promulgó la Ley de Bicicletas: ciclovías, bicirutas y estacionamientos gratuitos

El inmueble fue proyectado con tres ascensores, pero la mayoría de los trámites se realizará en la planta baja para garantizar la accesibilidad de las personas. En el subsuelo, en tanto, irá toda la documentación respaldatoria debido al volumen y al peso de los tomos del Registro Civil, creado en 1890. De todos modos, está avanzado un proyecto para la digitalización de toda la documentación de las personas.

Tareas de digitalización: un ambicioso proyecto en marcha

El nuevo edificio del Registro Civil también contempla una oficina de digitalización de los miles de tomos con documentación de tucumanas y tucumanos desde 1890 a la fecha. La directora de la institución, Carolina Bidegorry, afirmó que ya se hizo la conversión de formato de documentos de 1968 a la fecha. Señaló que, hacia atrás, el proceso se llevará a cabo de en dos etapas dado que será más dificultoso porque eran otros los criterios para registrar las identidades de las personas. Se busca con esto facilitar y agilizar los trámites en la dependencia y que los libros sólo quedan como respaldo legal.

FuenteLa Gaceta
Artículo anteriorParo de transportistas: Habría tregua con citrícolas e ingenios
Artículo siguienteCristina Kirchner apunta a que los planes sociales sean manejados por La Cámpora