La Mañana con Vos

Axel Kicillof se metió en la fuerte interna entre Martín Guzmán y Federico Basualdo

El gobernador bonaerense calificó como “un excelente funcionario” al subsecretario de Energía, al que el ministro de Economía le pidió la renuncia, pero resiste en el cargo apoyado por Cristina Kirchner.

axel kicillof martín guzmán federico basualdo
El gobernador bonaerense Kicillof, el ministro de Economía Guzmán y el subsecretario de Energía Basualdo (Foto: NA, AFP y Prensa Energía).

Se escribe un nuevo capítulo en la novela en el Ministerio de Economía por las fuertes internas por el subsecretario de Energía Federico Basualdo, al que le pidieron la renuncia, pero sigue “atornillado” en el cargo. En la disputa se metió el gobernador bonaerense Axel Kicillof, que calificó a Basualdo como “un excelente funcionario”. El subsecretario de Energía tiene el respaldo de la vicepresidenta Cristina Kirchner, aunque pese a ese fuerte apoyo desde el Gobierno afirmaron que el alejamiento es una decisión tomada y que se espera que el funcionario abandone el cargo en los próximos días.

Viviendas Belgrano

Detrás del pedido de alejamiento hay una fuerte interna por la suba de tarifas de electricidad. El funcionario tiene el respaldo de la vicepresidenta Cristina Kirchner y es conocido como uno de los referentes en materia energética del ala más dura de este espacio. Basualdo dejó en claro que apoya las alzas progresivas y evidenció las internas con Guzmán, al afirmar que las boletas “pueden aumentar 7%, 9% o nada”.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir

Kicillof dijo que sigue “por los diarios” el enfrentamiento entre Guzmán y Basualdo aunque sostuvo que lo conoce y que en consideración de él es “un excelente funcionario”. Además planteó que “regular un incremento inferior a dos dígitos es una forma de salir de este problema” en relación a la suba de tarifas de luz.

CEF Medical
CEF Medical
Te puede interesar:  Kicillof dijo que no tiene dudas de que su proyecto de comprar vacunas lo aprobará la Legislatura

Con críticas al gobierno de Mauricio Macri Kicillof manifestó que en esa época “hubo un incremento cercano al 3000% en algunos casos, desproporcionado, que generó ganancia extraordinaria en una parte de la cadena energética, en la distribución, con tarifas inmensas y ganancias muy altas”. Advirtió que no se tradujeron en “una alta inversión en calidad de servicio”.

En relación al aumento del 7% del servicio en la provincia de Buenos Aires a partir de abril dijo que “aceptaron” esta suba “para lograr inversiones y que haya menos cortes en invierno”. Consideró que se trata de un porcentaje razonable “comparado con los movimientos de salarios e inflación”, en declaraciones a El Destape Radio.

El pedido de alejamiento a Basualdo

La decisión de pedirle la renuncia a Basualdo se tomó después de una reunión entre el titular del Palacio de Hacienda, el Presidente y el jefe de Gabinete Santiago Cafiero. El funcionario adeudaba la presentación de trabajos que le habían pedido en diciembre por la segmentación de las tarifas.

Pese a la resistencia del subsecretario de Energía a dejar el cargo y del respaldo de la vicepresidenta y La Cámpora, desde el Gobierno aseguran que el presidente Alberto Fernández mantiene la decisión de que Basualdo renuncie. Afirman que está decidido que se aleje en los próximos días. Mientras que desde el entorno de la vicepresidenta plantean que es “un tema terminado”, consigna Clarín.

El congelamiento de tarifas y el impacto de los subsidios en las arcas públicas

El Gobierno anunció que la primera suba para el servicio de este año será del 9%, y así empezarán a descongelarse después de más de un año sin cambios. Habrá dos alzas de luz en el año que estarán cerca de 18%, por debajo de la meta de inflación de 29% que estableció Guzmán en el Presupuesto. Justamente ese es el porcentaje en que el ministro quería que aumentaran, preocupado por el gasto en subsidios.

Te puede interesar:  El Papa Francisco recibió a Alberto Fernández: para el Gobierno fue "excelente"

Las tarifas de electricidad no aumentaban desde abril de 2019. En diciembre de ese año se mantuvo el congelamiento que había dispuesto Mauricio Macri, con la sanción de la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva.

La última prórroga del congelamiento se dispuso en diciembre de 2020. Esta decisión repercute en el Presupuesto, y solo en el primer trimestre del año el Estado destinó $185.000 millones en subsidios principalmente al sector de la energía eléctrica.

La reducción de subsidios a los servicios públicos (electricidad, gas, agua y transporte público) es uno de los puntos centrales del Presupuesto para tratar de cerrar el 2021 con un déficit primario en torno al 4,5%.