La Mañana con Vos

Boudou dará un taller en la UBA sobre desinformación y lawfare: usará como caso de estudio su propia condena

Fue invitado a un seminario optativo de la carrera de Comunicación que se llama “El periodismo argentino en su laberinto”.

El exministro de Economía y ex vicepresidente Amado Boudou, que cumple arresto domiciliario tras ser condenado a 5 años y 10 meses de prisión por cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública, dará un taller sobre “noticias falsas” en la carrera de Comunicación de la Universidad de Buenos Aires (UBA).

Viviendas Belgrano
Amado Boudou, durante el juicio por Ciccone Calcográfica (Foto: NA – Juan Vargas).

Se trata de un seminario optativo que la carrera organizó en el marco del programa “El periodismo argentino en su laberinto,” en el primer cuatrimestre de este año. El taller, titulado “Casos emblemáticos de noticias falsas y guerra jurídica: el caso Boudou”, se dará el 3 de mayo próximo.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir

La invitación girada por la UBA al ex vicepresidente de Cristina Kirchner se conoce al mismo tiempo que un llamado del juez federal Ricardo Basílico, que lo citó a una audiencia para el próximo 14 de abril a las 9:30 horas.

CEF Medical
CEF Medical

En la reunión se discutirá si el exministro debe seguir en prisión domiciliaria o volver a cárcel para completar su condena por el caso Ciccone. Tras la audiencia, el magistrado tendrá tiene cinco días hábiles para resolver sobre la situación de Boudou.

CEF Medical
Este es su Pollo

El exministro fue condenado en agosto de 2018 a cinco años y 10 meses de prisión y el fallo fue confirmada por el tribunal de Casación en julio de 2019. En agosto de 2020, el juez Daniel Obligado, le otorgó la prisión domiciliaria.

Te puede interesar:  El Intendente Germán Alfaro será Candidato a Senador Nacional

Cómo será el taller de la UBA

El seminario organizado por la carrera de Comunicación de la Universidad de Buenos Aires estará a cargo de Gustavo Bulla y Daniel Rosso y tendrá una carga horaria de 45 horas, con 15 clases de tres horas cada una.

En los fundamentos de la convocatoria, se afirmó que “hace poco más de una década que el ejercicio periodístico en nuestro país y en buena parte de la Región, ha abandonado su tradicional impostura de independencia y objetividad”.

Y añadió: “La actividad de los periodistas, especialmente en los medios de comunicación con posición dominante, cada vez se asemeja más a una actividad abiertamente político partidaria que a una profesional destinada a informar a los públicos, como durante décadas los propios involucrados se encargaron de proclamar como autopercepción”.

Cuáles son los fundamentos

El seminario, según se explicó, parte “de la hipótesis de que, descartada la vía del golpe armado, por el excepcional antagonismo que aún generan los regímenes que aplicaron el terrorismo de Estado, la aplicación de políticas neoliberales necesitan de un apoyo más explícito de los principales medios de comunicación”.

“Los gobiernos populistas surgidos en la Región casi a la par del presente siglo, son visualizados como el principal obstáculo para la profundización de esas políticas. A tal punto que no sólo fueron ferozmente combatidos mientras ejercieron los períodos gubernamentales, sino que sus principales dirigentes han sufrido el hostigamiento y hasta la persecución judicial en su estadía en la oposición”, se lee en la convocatoria.

Te puede interesar:  Tras 40 días sin Guadalupe, las Fuerzas Armadas se suman con un robot submarino a la búsqueda

Además, se advirtió que “en el marco de la persecución judicial a líderes opositores, los medios dominantes y algunos notorios periodistas vienen desarrollando un papel crucial. Los medios ejercen de piedra angular que articula a sectores identificables del Poder Judicial y de los servicios de inteligencia, todo bajo la custodia de poderes extranjeros que diseñaron y operativizan la llamada “guerra jurídica” o Lawfare”.

El taller tiene como objetivo, siempre según los fundamentos de la convocatoria, “reflexionar sobre estas cuestiones” que “inevitablemente nos conduce a pensar en el futuro del periodismo. No ya sobre la viabilidad de los formatos o sus vías de financiamiento. Ni si seguiremos o no teniendo en nuestras manos ejemplares impresos de periódicos. Sino, sobre cuál va a ser la ocupación principal de los periodistas: informar y opinar en una búsqueda ciclópea e inútil de la objetividad o se borrará definitivamente la línea siempre difusa entre información y propaganda e incluirá acciones políticas, jurídicas y de inteligencia”.

FuenteTN
Artículo anteriorLa máquina de generar pobres
Artículo siguienteEl Gobierno prepara una suba del salario mínimo