Entrega de ambulancias
Inicio Actualidad

Casi 3000 argentinos se convierten en pobres cada día en Argentina

Las estimaciones privadas muestran datos sociales escalofriantes, y señalan que ya ni siquiera teniendo trabajo, formal o informal, se está a salvo de ser pobre.

pobreza desempleo buenos aires argentina efe
Trasplante de medula osea

Con una inflación desbocada que golpea especialmente en los precios de los alimentos básicos, ya hay estimaciones privadas que anticipan que entre enero y junio de este año cerca de medio millón de argentinos se caerán a la pobreza. El promedio del semestre, incluso a pesar de las ayudas económicas brindadas, dejará un aumento de la pobreza alrededor del 39%, solo impedida de aumentar gracias a los sistemas de asistencia social vía transferencia de ingresos.

De acuerdo con datos del Indec, el segundo semestre del 2021 la pobreza fue del 37%, es decir alcanzó a 10,8 millones de personas; con una suba al 39% habría 500 mil pobres más en este primer semestre del año. Esto quiere decir que 2.800 personas a diario engordan las filas de la pobreza o, lo que es lo mismo, que hay 83 mil al mes que dejan de pertenecer a la clase media que históricamente representó el ascenso social en Argentina.

Esto se da en un marco en que la Argentina no logra contener una inflación anual de dos dígitos desde hace varios años. Este año se lleva acumulado 21,3%, se espera un piso del 5% para mayo que dará a conocer el Indec la semana que viene y se estima un 70% para el 2022. La situación actual marcaría un nuevo incremento de los niveles de pobreza como consecuencia del impacto de la inflación sobre los ingresos de los hogares.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Esto no solamente hace que probablemente haya más hogares bajo la línea de la pobreza, sino que empeora también las condiciones de los que ya se encontraban en situación de pobreza. En los primeros tres meses del año la línea de pobreza subió un 16,9% y la indigencia un 19,7% pero la evolución del índice de salarios total, que realiza el Indec, acumuló hasta marzo un incremento del 14,3%, mientras que la inflación fue del 15,3% en el mismo período.

Si bien aún no se difundieron datos oficiales de salarios hasta abril, la situación no es favorable para el primer cuatrimestre del año. En los primeros cuatro meses del 2022 la Canasta básica aumentó 23,1% y la CBA 26,4%. Por su parte el IPC general registró un acumulado del 21,3 y el rubro alimentos y bebidas 25,5 puntos. De este modo, el dato alentador sobre la reducción de la pobreza el año pasado debido a una recuperación económica del 10,3% ahora se pulverizaría.

Para lo que queda del año el panorama no es muy alentador. Nadie tiene una proyección que hable por debajo de setenta puntos de inflación para el 2022. Muchos nos preguntamos que una vez que se mueva el dólar y una vez que aumenten las tarifas no vamos a estar en una dinámica más cercana a una inflación del cien que del setenta. Esto tiene una repercusión directa sobre la pobreza.

Y es que aumenta el costo de vida de la población y los salarios tanto formales como informales vienen perdiendo contra esa inflación. Por otro lado, tenemos que los salarios informales vienen con una brecha cada vez más grande con los formales. Con ese 70% de todas maneras la pobreza estará cercana al 40 por ciento, solo impedida de aumentar o de llegar a esos valores gracias a los sistemas de asistencia social.

En el balance final es probable que tengamos una nueva caída en el salario real con baja creación de empleo pleno, porque buena parte de este empleo ya se generó y la economía se está desacelerando. Las asistencias sociales tendrán que mantenerse para poder mantener el equilibrio político institucional, porque puede haber desbordes sociales. Hay altos niveles de consumo, pero con altos niveles de inflación.

Lo que hará que el consumo se concentre fundamentalmente en las clases medias. Los cuentapropistas e informales están corriendo por detrás a la inflación por lo tanto es de esperar un aumento de la desigualdad en materia socioeconómica. A su vez, se estima que con estos niveles de inflación y actividad económica se llegará con una pobreza cercana a 50% a la elección de 2023.

Dejanos tu Comentario