Inicio Policiales Caso Dominé: testigos que hablan y se esfuman, versiones cruzadas y la...

Caso Dominé: testigos que hablan y se esfuman, versiones cruzadas y la sombra de los vínculos con la política

DETENIDOS. Uno a uno los siete miembros de la banda acusada de asesinar a Ana Dominé fueron cayendo. Ahora se busca consolidar la acusación en su contra.

El avance de la investigación por el crimen de Ana Dominé permitió conocer detalles sobre la forma en la que operaba la banda a la que se le atribuye la ejecución del sangriento asalto, siete de cuyos miembros están detenidos.

Seis de los aprehendidos tienen antecedentes policiales, algunos con causas pendientes en otras provincias. El único que no registra causas abiertas en la justicia es Raúl Antonio “Tonio” Greco, quien al momento de su detención alquilaba un taxi con licencia de San Miguel de Tucumán.

El resto de la banda, integrada por Sebastián “Hormiga” Quiroga, Federico “El Loco Fede” Sánchez, Braian “El Hijo de Zenón” Leguizamón, Ezequiel “Charatín” Tous, Raúl “Pety” Godoy, y Edgard “El Negro” Visuara, tienen cuentas judiciales pendientes.

Y podrían sumar otras, ya que varias víctimas de casos que nunca se resolvieron, comenzaron a identificar a los miembros de la banda como los autores en la medida en que comenzaron a trascender sus rostros y sus voces, principalmente gracias a las redes sociales.

Claro que esto también obró en contra del avance de la pesquisa por el caso Dominé. Sucede que la cuñada de “Hormiga”, quien reveló un chat con uno de los miembros del grupo, y un informante que pasó datos sobre los movimientos del grupo delictivo a los familiares de la víctima por Facebook, desaparecieron cuando se viralizaron sus aportes.

Te puede interesar:  Atención conductores: hay cortes y protestas en dos rutas tucumanas

El caso de la cuñada del primer detenido es sumamente revelador. Este es el cruce de mensajes por WhatsApp cuya captura de pantalla le envió a una sobrina de la comerciantes asesinada:

Tous: Eu… Y “Hormiga” qué onda. Dónde mierda está. La “gorra” (la Policía) anda todo mal por esa vieja.

– Testigo: No sé loco. “Hormiga” no es mi marido para andar controlando dónde está. ¿Y qué pensaron, boludo, que la Policía no iba andar? Hicieron una muerte.

– Tous: Qué tarada que sos. Preguntale al otro boludo si sabe dónde andan “Hormiga” y “Zenón” (por Braian Leguizamón, conocido como “El Hijo de Zenón”, otro de los imputados).

– Testigo: ¿Por qué la mataron si ya le habían quitado el bolso con la plata? ¿No pensaron en el dolor de esa familia? Mente seca. No me jodan…

– Tous: Uuuuh… Saltó la defensora del pueblo (agrega un emoji de risas). ¿A poco ya sabe quién disparó?

– Testigo: ¿Adivino? ¡Vos de seguro! Cuando es un robo no te tiembla el pulso.

– Tous: Papá te deja con la duda. Chau mi amor está cada vez más hermosa. ¿Cuándo le ponemos los cuernos al tuyo? ¿Sabés lo que te haría?

– Testigo: ¡Matate!

Te puede interesar:  En Santiago preocupa el alto nivel de contagios de Covid que presenta Tucumán

También desapareció de los radares de búsqueda de pruebas un tercer informante, quien le dijo a la familia Dominé que sabía que el dinero manchado con la sangre de Ana se había repartido en la casa de “Hormiga” y que tenía un video que lo probaba, pero nunca más se volvió a comunicar.

Pero la contradicción entre los dos últimos supuestos informantes, surgida cuando el primero intentó despegar a Sebastián Quiroga del crimen, generó dudas en los investigadores, quienes sospechan que podrían ser datos orientados a obstruir la pesquisa.

Ante estas desapariciones, los únicos testimonios con los que cuentan los encargados de acumular pruebas contra los detenidos son de los pocos vecinos y allegados que se animaron a hablar. Además de la cuñada que dio a conocer el chat, la abuela de uno de ellos también reveló datos importantes.

¿Por qué se dio esta serie de delaciones entre los familiares”, Pedro Barros, un vecino, asegura que “estamos cansados de esos giles que se hacen los hampones y son un perejil. No respetan nada. Desde hace mucho tiempo que andaban moquéandose y, como tienen banca de sus familiares, nadie les podía decir nada. Ahora, que el lío es grande, nadie los salvó, sino que los entregaron atados”.

Al parecer la sensación de impunidad con la que se movían hizo que la banda dejara de lado ciertos códigos. Robaron en la zona donde viven y se pavonearon con las ganancias logradas, algo que sus parientes, también “del palo” pero más discretos, no estaban dispuestos a dejar pasar.

Te puede interesar:  El papa Francisco respaldó la unión civil entre personas del mismo sexo

El “caso testigo” es el de “El Hijo de Zenón”, quien tras presentarse como humilde vendedor ambulante, admitió tener un auto valuado en $ 1 millón y haber pagado una fastuosa fiesta para celebrar sus 18 años.

Y por si fuera poca la confusión, aparecieron indicios de vínculos con la política. Visuara declaró que el año pasado colaboró en la campaña de Christian Rodríguez, quien hoy es el titular del Ente de Infraestructura Comunitaria.

A renglón seguido aseguró que fue en esos días cuando conoció a Godoy, porque lo vio en una sede de Armando Cortalezzi.

La aparición de la pata política en el caso incomodó a los abogados de uno y otro lado, quienes temen que el eje de la investigación se desvíe y termine complicando el avance de la causa.