Nuevas viviendas Villa Carmela y Manantial Sur
Inicio Policiales

Corrupción policial: comisario bonaerense se suicidó frente a todos cuando estaban allanando su oficina

Se trata de Mauricio Dadín, que cumplía funciones como jefe de la Policía Local de Berazategui; la semana pasada habían sido apresados dos de sus subalternos en el marco de una investigación del secuestro de un ciudadano peruano al que le exigieron 800.000 pesos a cambio de no armarle una causa

56833 policia b
Los jubilados ya viajan gratis

Cuando el personal de la Policía Federal Argentina (PFA) y funcionarios de la Auditoría General de Asuntos Internos (AGAI) del Ministerio de Seguridad bonaerense irrumpieron en su oficina con la orden de detención, el comisario Mauricio Dadín los miró y les apuntó con su arma reglamentaria. Después, apoyó la pistola calibre nueve milímetros en su cabeza y disparó. Murió casi en el acto.

Dadín, de 47 años, era el jefe de la Unidad de Policía de Prevención Local (UPPL) de Berazategui. Su detención había sido ordenada por la jueza federal María Eugenia Capuchetti, tras un pedido del fiscal Eduardo Taiano, en el marco de una causa donde se investiga la extorsión que sufrió un ciudadano peruano al que tuvieron cautivo en una dependencia de la policía bonaerense hasta que su familia pagó 800.000 pesos.

Te puede interesar:  Una mujer trató de ingresar al penal con casi 200 pastillas ocultas en su ropa

La semana pasada habían sido detenidos dos subalternos de Dadín por su presunta responsabilidad en el secuestro del ciudadano peruano, que tenía antecedentes por narcomenudeo, según informaron fuentes judiciales. Antes había sido apresado un cabo de la Gendarmería Nacional.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

“A partir de la información que surgió de las declaraciones indagatorias de los dos oficiales que trabajaban bajo el mando de Dadín y de otras pruebas incorporadas en el expediente, se determinó que el jefe de la UPPL de Berazategui no podía desconocer que la víctima estuvo secuestrada en la dependencia a su cargo”, explicó un detective del caso.

La causa que puso bajo sospecha a uniformados de la policía bonaerense comenzó enero de 2021, cuando la víctima se presentó en el Departamento Antisecuestros de la PFA.

Te puede interesar:  Delincuentes asesinaron de un tiro a un joven de 30 años en Larrea al 200

El hombre, que vivía en el barrio porteño de Monserrat, declaró que había sido privado de la libertad en dos oportunidades por personas que se identificaban como policías e ingresaban a su domicilio con supuestas órdenes de allanamiento por infracción a la ley de drogas, para sustraerle distintos elementos, según informó en su momento la agencia de noticias Télam.

La segunda vez, lo llevaron cautivo a una dependencia de la policía bonaerense situada en Berazategui. Los sospechosos se comunicaron con la familia de la víctima y le exigieron 800.000 pesos para liberarlo.

El pago del rescate se habría hecho cerca de una iglesia del barrio de Nueva Pompeya. Tras la denuncia de la víctima, tomó intervención el fiscal Taiano. A la investigación se sumó la Unidad Fiscal Especializada en Secuestros Extorsivos (Ufese), a cargo del fiscal federal Santiago Marquevich.

Te puede interesar:  Detienen a un delincuente y secuestran un auto relacionado a un robo

“La víctima quedó con tanto miedo que después de hacer la denuncia decidió volverse a Perú”, dijo una fuente judicial.

FuenteContexto
Artículo anteriorTucumán se encuentra bajo alerta amarilla por fuertes vientos
Artículo siguienteEn medio de cruces, se va un funcionario clave de Desarrollo Social