Inicio Justicia

Cristina Kirchner está acorralada por la Justicia

El operativo impunidad y venganza está agonizando y la vicepresidente lo sabe

cristina kirchner enojada
Cristina Kirchner

La peor derrota que sufrió Cristina Kirchner es en el plano de la Justicia. Naufraga su proyecto de impunidad y de limpiar su prontuario para quedar como una reina honesta. Hay varios datos que lo confirman. El más importante, es la designación de Horacio Rosatti y Carlos Rosenkrantz, como presidente y vice de la Corte Suprema de Justicia. Ninguno tiene una mancha respecto de su transparencia y honradez.

Viviendas Belgrano
rosenkratz rosatti
Carlos Rosenkrantz y Horacio Rosatti

Cristina Kirchner quiere voltear esta cúpula de la Corte Suprema porque sabe que no están dispuestos a apoyarla en su plan de impunidad. Por eso ordenó a todos sus talibanes que salieran a castigar a los miembros del máximo tribunal. La Corte es clave porque Cristina Kirchner presentó allí, por lo menos, 17 recursos extraordinarios y todavía no se trató ninguno. Pero hay malas señales.

Porque los cortesanos rechazaron una presentación muy similar de Julio de Vido y ratificaron las condenas de Milagro Sala, Amado Boudou y Luis D’Elía que son las caras del cristinismo más radicalizado, violento y corrupto. Pero las malas noticias para Cristina no solamente son en la cima de la justicia. Ya pasaron 22 meses y no se cerró ninguna causa contra la vicepresidenta. Lo único que quería Cristina Kirchner era eso.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Es decir, que sus causas se fueran cayendo, que los expedientes se fueran enterrando y que aflorara su prontuario limpio como si ella no hubiera sido la jefa de la corrupción que fue. Pero eso no está ocurriendo. Los jueces y los fiscales fueron apretados, insultados, humillados y se la fueron bancando en silencio. Ahora que ven la debilidad política de Cristina Kirchner, los papeles se empiezan a mover. Sin prisa, pero sin pausa.

Te puede interesar:  Juicio contra Yapura Astorga: "Nuevamente ganan el poder, la injusticia y la corrupción en Tucumán”

Cristina Kirchner siente que la Justicia la está acorralando pese a todos los ataques que hizo. Sabe que, si cae en desgracia política, peligra su libertad y puede ir a parar a la cárcel y que su hijo Máximo puede seguir el mismo camino al calabozo. Cristina Kirchner tiene siete expedientes por corrupción en etapa de juicio oral, pero solamente en este se la acusa de ser jefa de la asociación ilícita que direccionó las obras para hacer ultra millonario a Lázaro Báez.

Hay varias causas inquietantes y muy avanzadas que acechan a Cristina Kirchner. Ella está procesada por encubrimiento agravado del atentado terrorista a la AMIA. En la causa Los Sauces está procesada por lavado de dinero junto a sus hijos. En los cuadernos de las coimas K, está acusada de ser la jefa de una asociación ilícita destinada a recaudar fondos ilegales. Y en la Ruta del dinero K, ya Lázaro fue condenado a 12 años por lavado.

Cristina Kirchner hizo hasta lo imposible por poner de rodillas a la justicia. Les gritó en la cara que a ella ya la había absuelto la historia y que ellos eran los que iban a tener que responder preguntas. Que ella va a tener que recorrer los tribunales y explicar lo inexplicable, sentada en el banquillo de los acusados. Los votos pueden mover montañas y cambiar escenarios. El operativo impunidad y venganza está agonizando. Y Cristina Kirchner lo sabe.

Artículo anteriorTucumán registra este sábado DOS muertes y 71 nuevos contagios por Covid-19
Artículo siguienteCamión remolcador se desbarrancó en Tafí del Valle y murieron dos hombres