Penitenciaría Benjamín Paz
Inicio Política Nacional Cristina Kirchner se mete en la campaña porque Sergio Massa sigue sin...

Cristina Kirchner se mete en la campaña porque Sergio Massa sigue sin despegar

Ya compartió tres actos y se sumará las veces que sea necesario para intentar fidelizar el voto kirchnerista.

cristina kirchner captura de video
Cristina Kirchner
Monóxido

La frecuente presencia de Cristina en la campaña, no prevista al comienzo, respondería a una razón que, en apariencia, Máximo presumió. La candidatura de Massa no consigue todavía fidelizar ni siquiera al estimado núcleo duro del voto cristinista. La mayor alarma se escucha en Buenos Aires. Axel Kicillof sigue teniendo una intención de voto (entre 27% y 30%) por encima de la que exhibe el ministro-candidato.

Es decir, el aspirante a la reelección en Buenos Aires debería impulsar al postulante a la presidencia. Una verdadera anomalía. Dificultad para que el kirchnerismo pueda transformar en su refugio, ante una eventual derrota nacional, al principal distrito electoral. El oficialismo se encuentra en una trampa. Nominó a su ministro de Economía como candidato. Pero está impedido de referirse, justamente, a la economía.

Asistencia Pública

Nada para resaltar en el año que Massa se hizo cargo del timón, tras la renuncia de Martín Guzmán. Ahora está en tránsito la posibilidad de un acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI). Podría tener una particularidad: se haría un puente hasta después de las PASO. Recién entonces se retomarían las conversaciones definitivas. Sucede que la campaña parece un escollo para cualquier intención de progreso.

Prórroga

Sobre todo, cuando el kirchnerismo, incluido Massa, utiliza al organismo de crédito para cargarle todos los males que aquejan a la Argentina. En aquel acto de Ezeiza la vicepresidenta y su elegido tuvieron coincidencia. Ella dijo que este gobierno “no trajo al FMI”. El ministro-candidato repitió que al FMI “hay que pagarle” para que se vaya y no vuelva más. Las dificultades de la campaña de Massa están a la vista.

Maratón Independencia

Al margen de sus apariciones con Cristina, se lo pudo detectar en la inauguración de un paso bajo nivel en La Matanza. O en un complejo de canchas de fútbol reducido en el sur bonaerense, acompañado por la intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza. La misma que prestó escenario para que Juan Grabois inaugurara su campaña en el distrito. Tal vez esa pobreza de oferta electoral haya inducido a Massa a montarse en una vieja reivindicación kirchnerista.

Planta Asfáltica

La reestatización de Aerolíneas Argentina de la cual se cumplieron 15 años. Se trata de una prenda de valor sentimental para los seguidores de Cristina. En los aviones descubrirían la soberanía y la patria. Tampoco ha sido una casualidad que por el aniversario y la campaña la empresa de aviación esté desarrollando un oneroso plan publicitario. Los elogios de Massa parecieron apuntar, además, a fortalecer sus lazos con La Cámpora.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

La organización de Máximo se hizo cargo de Aerolíneas tras la reestatización luego de un interinato de Julio Alak. Caja importante para sus actividades que, entre varios, supieron controlar Mariano Recalde y el ministro del Interior, Eduardo De Pedro. En el 2015 el ahora ministro-candidato se había pronunciado por “una empresa de bandera fuerte” pero “sin los ñoquis de La Cámpora”. Los tiempos han cambiado.

El ministro de Economía, en esa acrobacia, tuvo en cuenta otro detalle. La idea de la Aerolínea de bandera, con un déficit anual superior a los U$S 500 millones, permea también en otros sectores sociales. De hecho, ni siquiera en Juntos por el Cambio se habla de una nueva privatización. Patricia Bullrich, la más audaz, asegura que habrá que reducir su déficit a cero en un año, si fuera posible. De lo contrario, habría que pensar en otra alternativa. Nunca dijo cuál.

Dejanos tu Comentario