Inicio Mundo

Crónica de una masacre: los rusos se repliegan y dejan montañas de evidencias de crímenes de guerra en Ucrania

Un veterano periodista de guerra de la BBC se internó en zonas recién abandonadas por los rusos. Esto encontró.

rescatistas ucranianos
Rescatistas ucranianos cargan a una anciana bajo un puente destruido en Irpin, cerca de Kiev. Foto: AP

Las pruebas de crímenes de guerra de las fuerzas rusas en Ucrania se acumulan. No solo son los ciudadanos de las ciudades ucranianas arrasadas, que metódicamente filman con sus teléfonos las pruebas para enviarlas a la Corte Internacional de Justicia.

Viviendas Belgrano

Esta vez fue el experimentado periodista de la BBC, Jeremy Bowen, con muchas guerras en Medio Oriente y Afganistán en su espalda, quien descubrió las atrocidades cometidas por soldados rusos cerca de Kiev.

Las documentó en una ruta ucraniana, tras la partida por la mañana de los rusos, en la autopista E40, cercana a Kiev, con la ayuda de los miliares ucranianos, que la habían capturado 10 horas antes. Al menos descubrieron 13 cadáveres de personas acribilladas y abandonadas. Dos eran civiles y los otros no han sido identificados aun.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

A quemarropa y con las manos en alto

Ocurrió a 50 kilómetros de Kiev. Fuente: Kyiv Operative.

Las imágenes de las tropas rusas disparando a un hombre con las manos en alto, en una carretera en las afueras de Kiev, a principios de marzo, se compartieron en todo el mundo. Ahora los rusos han sido expulsados ​​del área. Jeremy Bowen, el enviado y corresponsal de guerra de la BBC, ha visto las sombrías consecuencias de su ocupación de corta duración.

Contaron 13 cuerpos en un tramo de carretera de pesadilla de no más de 200 metros de largo, entre Mria y Myla, “pueblos cuyos nombres ucranianos se traducen como Dream (sueño) y Sweetheart (querida)”.

Se confirmó que “dos de los muertos son civiles ucranianos asesinados por los rusos. Los otros aún no han sido identificados, yacen donde fueron asesinados, pero solo dos visten uniformes militares ucranianos reconocibles”.

El equipo de la BBC pudo llegar al área, en la carretera principal E-40 cuando se acerca a Kiev, porque las fuerzas ucranianas habían capturado el sector solo 10 horas antes. Los rusos ya habían emprendido la retirada.

Una mujer junto a las tumbas de su madre y su hijo, muertos durante el bombardeo ruso en Irpin. Foto: AP
Una mujer junto a las tumbas de su madre y su hijo, muertos durante el bombardeo ruso en Irpin. Foto: AP

Las marcas de la batalla y de los fuertes bombardeos estaban por todas partes. “Las estaciones de servicio y un hotel conocido por su spa y restaurante estaban en ruinas. Los agujeros de los proyectiles y los cráteres marcaron ambas calzadas”, describió Bowen.

Muertes de civiles a lo largo de la ruta

“Las tropas ucranianas, que cambiaron una rueda en las ruinas de un garaje al borde de la carretera, dijeron que los rusos estaban a unos 4 km de distancia. Habían retirado a sus hombres y armas restantes después de una dura pelea, que duró varios días, en las primeras horas de la mañana” contó el periodista de la BBC. .

Soldados ucranianos cargan el cadáver de un civil, muerto por los rusos en un puente destruido en Irpin. Foto: AP
Soldados ucranianos cargan el cadáver de un civil, muerto por los rusos en un puente destruido en Irpin. Foto: AP

En la ruta “estaban los muertos civiles, dentro de los automóviles, acribillados al lado o en la ruta, abandonados por muchos días, sin identificación cierta”.

Una imagen brutal en la ruta

“Una pareja, que fue asesinada por los rusos el 7 de marzo. Su coche oxidado y acribillado de metralla yace en la carretera junto a una de las gasolineras, reducido por el fuego. Junto al auto están los restos quemados y retorcidos de un cuerpo, que es casi reconocible como los restos de un hombre. Un anillo de bodas todavía está en el dedo del cadáver. Estirado dentro del automóvil está lo que queda del cuerpo incinerado de una mujer, la boca abierta en lo que parece un grito”, describió.

Sus muertes fueron filmadas por un dron ucraniano el 7 de marzo, operado por la unidad Bugatti de Defensa Territorial. La unidad publicó el video, que fue republicado por organizaciones de noticias de todo el mundo. Causó indignación porque mostró el asesinato a sangre fría de un hombre, que había levantado los brazos para demostrar que era inofensivo, en el clásico gesto de rendición.

Los civiles asesinados

Los cuerpos, descubiertos por la BBC en una investigación este mes, son los de Maksim Iowenko y su esposa Ksjena. Formaban parte de un convoy de 10 vehículos civiles que intentaban escapar de los rusos y llegar a Kiev.

Ksjena y Maksim Iowenko “deberían haber sido protegidos”.

Mientras conducían por la carretera, vieron un tanque ruso en posición, enterrado en el borde de la hierba. El video del dron muestra que estaba claramente marcado con la letra V, uno de los identificadores utilizados por las fuerzas armadas rusas. Los otros autos dieron vueltas en U rápidamente y se alejaron a gran velocidad. Pero el auto de Maksim se detuvo, muy probablemente porque fue atacado.

Los restos de un tanque ruso, cerca de Kiev. Foto: AP
Los restos de un tanque ruso, cerca de Kiev. Foto: AP

Tan pronto como el auto se detuvo, Maksim saltó hacia afuera y levantó las manos. En cuestión de segundos fue asesinado a tiros. Su esposa murió en el auto. En el automóvil también viajaban su hijo de seis años y la anciana madre de uno de los amigos de Maksim. Ambos sobrevivieron y finalmente fueron liberados por los soldados rusos. Los dejaron caminar por la ruta.

“Los encontraron caminando de regreso por la carretera. La mujer le dijo a su familia que Maksim estaba gritando que había un niño en el automóvil cuando lo mataron. Ambos sobrevivientes, según la unidad de drones de Bugatti, ahora están a salvo pero profundamente traumatizados”, según Jeremy Bowen.

El automóvil ahora está quemado, pero no estaba en llamas después del ataque. Una hipótesis debe ser que los cuerpos y el automóvil fueron incendiados por los rusos para destruir las pruebas de lo que habían hecho.

La Unidad Bugatti ha presentado su video de drones a las autoridades ucranianas y a la Policía Metropolitana de Londres.

Imágenes perturbadoras

“Más autos quemados y cadáveres se alineaban en el camino durante los próximos cientos de metros. No ha surgido ningún video que muestre lo que sucedió. Una suposición de trabajo creíble para cualquier investigación debe ser que las otras personas muertas fueron asesinadas por la tripulación del tanque u otros soldados rusos”, supuso Jeremy Bowen.

Un rescatistas asiste a civiles rescatados de zonas ocupadas por los rusos. Foto: AFP
Un rescatistas asiste a civiles rescatados de zonas ocupadas por los rusos. Foto: AFP

La BBC consideró demasiados” perturbadoras” las imágenes de los muertos para publicarlas. Prefirió evitarlas. Se ve a un hombre muerto, cubierto por neumáticos de goma. Un soldado ucraniano señaló conjuntos de restos humanos carbonizados junto a un vehículo incendiado.

Se han hecho intentos para destruir los otros cuerpos. Algunos se pudren donde los mataron. Pero otros cadáveres han sido amontonados y rodeados de neumáticos.

La ropa carbonizada ”indica que se hicieron intentos de prender fuego a su alrededor. Los neumáticos son inflamables y deben haber sido colocados allí como acelerador”, según Jeremy Bowen.

El emplazamiento donde se enterró el tanque tiene un claro arco de fuego, en el área donde yacen los 13 cuerpos. El tanque se ha ido. Pero su tripulación dejó basura, incluidas las raciones de campo del ejército ruso. En el bosque cercano hay al menos otro tanque, destruido tras ser alcanzado por un misil ucraniano.

El campamento ruso

“Un soldado ucraniano sacó una billetera que había encontrado en el tanque. Vació los documentos de identidad rusos, los billetes de banco en moneda rusa, el rublo y el pequeño cambio en cobres bielorrusos. El principal avance hacia el noroeste de Kiev provino de los invasores que habían cruzado la frontera desde Bielorrusia, el aliado de Moscú”, según Bowen. .

Cerca del tanque destruido “se encuentran los restos de un campamento caótico, sillas y una mesa larga llena de restos de comida y bebida. Todos están rodeados de grandes montones de basura, comida podrida y botellas vacías de alcohol. Los soldados ucranianos dijeron que las tiendas de las estaciones de servicio fueron saqueadas”.

“Junto a la mesa había un gran par de tijeras. Las pilas de basura sin enterrar, esparcidas en una posición adelantada, suelen ser un signo de soldados indisciplinados”, describió Bowen.

“Decidimos conducir dos o tres kilómetros más adelante, después de que los soldados ucranianos dijeran que se habían destruido más vehículos blindados rusos”,relató Bowen. .

“En un pequeño pueblo, un tanque ruso y dos vehículos blindados de transporte de personal fueron destruidos y quemados. Algunos de los restos aún humeaban. La fuerza del arma que destruyó el tanque voló la torreta y el cañón principal, que yacían boca abajo y medio enterrados en un cráter a unos 15 metros de distancia”, describió.

Y siguió: “En los bosques de pinos, a ambos lados de la carretera, los soldados ucranianos estaban cavando trincheras con palas. Otros estaban patrullando. Era demasiado pronto para decir si los rusos se habían ido para siempre o si regresarían”.

Sin embargo, lo que está claro es que las fuerzas rusas, bajo la presión continua de los soldados ucranianos, se han visto obligadas a ceder territorio estratégico alrededor de Kiev. Cada vez que regresan, la capital ucraniana y su gente se vuelven un poco más seguras.

“A medida que los rusos se vayan, es probable que surjan más pruebas de la muerte de civiles. Lo que respalda las muchas historias que han surgido de tales incidentes”, escribió Jeremy Bowen en su historia exclusiva y espeluznante.

“Las espantosas escenas en el camino eran más que simplemente las terribles muertes de seres humanos que se habían convertido en víctimas de la decisión de invasión del presidente Putin. También es una escena del crimen, con evidencia que debe recolectarse y preservarse para una investigación cuando termine esta guerra”, escribió en la BBC.

Bajo las leyes de la guerra, los civiles están protegidos, y cuando son asesinados desafiando esas leyes, “sus muertes constituyen crímenes de guerra”.

Quién es Jeremy Bowen

Jeremy Bowen es posiblemente uno de los más experimentados periodistas de guerra del mundo. Tiene 62 años. Comenzó su carrera en El Salvador en 1989 para luego reportear desde las Balcanes, Medio Oriente y más de 70 países. En uno de los momentos más dramáticos de su vida, su colega y amigo murió en un ataque en mayo del 2000 en Líbano, cuando cubría el retiro de los israelíes del Líbano.

El automóvil de Jeremy quedó bajo fuego del tanque del ejército israelí y su chofer y “fixer” murieron en el acto. Bowen y su camarógrafo se salvaron.

Bowen sufrió stress postraumático y por varios años fue presentador de la BBC En el 2008 volvió al terreno. En un incidente similar salvó su vida y siguió cubriendo guerras.

Crímenes de guerra

La Corte Penal Internacional (CPI) y la Corte Internacional de Justicia (CIJ) tienen funciones que defienden las reglas de la guerra.

La Corte Internacional de Justicia dictamina sobre disputas entre estados, pero no puede enjuiciar a individuos. Ucrania ha iniciado un caso contra Rusia.

Si la CIJ fallara en contra de Rusia, el Consejo de Seguridad de la ONU sería responsable de hacer cumplir eso. Pero Rusia, uno de los cinco miembros permanentes del consejo, podría vetar cualquier propuesta para sancionarlo.

La Corte Penal Internacional investiga y enjuicia a criminales de guerra individuales, que no están ante los tribunales de estados individuales. Es el sucesor moderno permanente de Nuremberg, que procesó a líderes nazis clave en 1945.

El ex primer ministro laborista británico Gordon Brown y el ex premier conservador John Major propusieron un tribunal especial para investigar los crímenes de guerra en Ucrania.

París, corresponsal

ap​

FuenteClarín
Artículo anteriorLa Mesa de Enlace reclamó una solución inmediata al problema del faltante de gasoil
Artículo siguienteUn candidato a concejal de Morón, acusado de mandar a pegar los afiches contra Cristina Kirchner