La Mañana con Vos

Decían que volvían mejores…

El peor gobierno desde la recuperación de la democracia

alberto y cristina
Presidente Alberto Fernández - Vicepresidenta Cristina Kirchner

Resulta una curiosidad del destino observar cómo los que vinieron para ser mejores se convirtieron en el peor gobierno desde la recuperación de la democracia. Es lo que indica el resultado de las urnas, en un dato objetivo que ningún relato por más imaginativo que sea puede superar. La señal que dio Cristina a todos fue que si no funciona se “duplica la dosis”, redobla la apuesta y va por más.

Viviendas Belgrano

Pero nada dice de la difícil situación que están atravesando los millones de argentinos que, a consecuencia de los desaciertos de quienes nos gobiernan, viven en la pobreza. Es llamativo su silencio respecto de las consecuencias que “arrastra” el fracaso de su tercer gobierno. El cristinismo pareciera haber terminado de lamer sus heridas. Ahora el objetivo central pasa por defender, hasta donde se pueda, las bancas en cada una de las cámaras del Congreso.

aumento 40% salarios pobreza infantil

Lamentablemente en medio de todas estas peleas y disputas por el poder, siete de cada diez chicos son pobres, su educación es nula en una gran mayoría y en el resto es deficiente. Su futuro está sellado por la impericia de nuestros gobernantes. Muy triste para el pueblo de Sarmiento, donde la violencia y el narco han ganado la calle y ahora deberemos aprender a “convivir” con ellos.

CEF Medical
CEF Medical
narcotrafico rosario min
Narcotráfico en Santa Fe

Y es que el “Gobierno que no gobierna” no dice nada sobre qué piensa hacer para atacar ese flagelo. Pareciera que “de eso no se habla”, la pregunta es por qué. Los “sectores populares” han sido reacios en apoyar al Frente de Todos con su voto. Para quienes viven en los barrios populares, las villas del conurbano bonaerense y del resto del país, el miedo es una constante. Salir para hacer las compras resulta una aventura donde se juegan la vida.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
Te puede interesar:  Afirman que el papa Francisco pone reparos para reunirse con Alberto Fernández antes de las elecciones

La inseguridad es una de las cinco pandemias que azotan a nuestro pueblo, sobre la cual no se pone el énfasis necesario. Las bandas de narcos se muestran armadas a plena luz del día. Se hacen ver para que quede bien en claro quién es el que manda en ese feudo. La violencia aumenta día a día, como agua hirviendo en una olla a presión. El problema es demasiado grave para posponerlo, el gobierno que no gobierna debería ocuparse urgentemente.

Si bien no paga electoralmente, lo hace a largo plazo. Se ve que no les interesa demasiado. Los habitantes abandonados de la periferia social ya aprendieron que en el momento de votar les prometen todo, para luego no cumplir nada. Se cansaron de recibir migajas, de vivir con miedo de salir a la calle, de convivir con el narcotráfico que cada vez cobra mayor presencia, a la vez que las fuerzas del Estado se repliegan, como si fuera un juego de acelerador y embrague.

Lo que reciben como “asistencia” no les alcanza, salen a cartonear, a cirujear, a ganarse el sustento día a día como pueden. Fue en los sectores populares donde el ausentismo electoral tuvo más efecto. Pocos se sintieron con ganas de ir a las urnas, la respuesta general fue “¿Para qué? Son todos iguales”. Qué Cristina Kirchner, en un torpe intento de arrimarse a este sector de la población, haya mencionado a L-Gante no fue casual. Hasta eso le jugó en contra.

l gante y la vicepresidenta cristina kirchner
L-Gante – Cristina Kirchner

El papel pintado que hoy tenemos como moneda nacional será el arma principal con la cuál piensan calmar a los indignados sociales, los pobres y por supuesto, a los movimientos populares que son hoy importantes maquinarias políticas con una impresionante capacidad de movilización. Hasta el 14 de noviembre viviremos una Gran Kermesse Nacional y Popular donde los regalos por votos serán cotidianos, como si la dignidad de los votantes estuviera en venta.

Te puede interesar:  El lunes traerán a Rejas y lo alojarán en Villa Urquiza: pagarán los $ 2.000.000 a la persona que dio el dato para atraparlo

Las PASO fueron en sí mismas un plebiscito de la gestión del gobierno. Y lo perdieron estrepitosamente. Pero como ya nos tienen acostumbrados desde el centro de mando de la dueña del poder, retroceder no es una opción, rendirse jamás, solo se permite seguir peleando y redoblar la apuesta duplicando la dosis. Si Alberto Fernández perdió las PASO es porque fue blando, es el ADN cultural que se evidencia con el “Cristina Gate”, ahora van por más.

Artículo anterior“Muchos perdedores entraron a Casa de Gobierno como si hubieran ganado”
Artículo siguienteHoy se define si acusarán ante el jurado de enjuiciamiento al ministro Lichtmajer