Inicio Política Nacional

Eduardo de Pedro habló sobre la disputa entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner: “Todas las coaliciones tienen problemas y no pasa nada”

El ministro del Interior comparó las internas en el Gobierno con la crisis en la coalición que gobierna Israel

wado de pedro
Wado de Pedro encabeza una comitiva argentina en Israel

TEL AVIV.- Luego de varios días de esquivar, cual ágil boxeador haciendo juegos de cintura, la pregunta más incómoda, el ministro del Interior Eduardo “Wado” de Pedro se refirió sin que nadie le pregunte a las feroces internas entre albertistas y cristinistas en el Gobierno“Ven, todas las coaliciones de gobierno del mundo están teniendo ruidos, y no pasa nada”, dijo el ministro en rueda de prensa y luego de sucesivas reuniones con distintos funcionarios del gobierno de Israel, hoy jaqueado por el abandono de los diputados árabes al gobierno de unidad actualmente en el poder.

Viviendas Belgrano

En dos días, De Pedro y la comitiva que lo acompaña fue recibida por el canciller Yair Lapid, primer ministro alterno y figura central del gobierno. También se reunió con su par israelí, Ayelet Shaked, una “halcón” de la política hebrea, y por la noche del lunes llegó al hotel donde se aloja la delegación oficial Gideon Saar, viceprimer ministro, ministro de Justicia y orador en el reciente acto de recordación del atentado a la embajada de Israel en Buenos Aires, en marzo pasado.

Te puede interesar:  Beraldi pidió la absolución de Cristina Kirchner y contestó la frase final del fiscal Diego Luciani

Entre esas reuniones, y las vinculadas a los recursos hídricos, ni De Pedro ni ninguno de los gobernadores y funcionarios quisieron hablar públicamente de los problemas de convivencia entre el presidente Alberto Fernández y su vice, Cristina Kirchner. “¿Qué vamos a decir, si está todo mal?”, se sinceró uno de los funcionarios que integran la comitiva. Cerca de los gobernadores peronistas y de funcionarios deslizaron cierta “desilusión” por la demora del Presidente en implementar cambios en su gabinete, aunque evitaron hacerlo público. “Acá estamos buscando soluciones para la gente”, repitió De Pedro en discursos y conversaciones de pasillo.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Visita de Wado de Pedro, Jorge Neme y gobernadores a la planta de filtración de agua de “Eshkol” de Mekorot

“Hay una expectativa de mejoramiento de las relaciones, de incremento del comercio, quedamos muy conformes”, contó De Pedro en relación a la reunión con Lapid, en la que además se acordó impulsar una nueva edición en Buenos Aires del concurso Israel Innovation Awards, con la organización de la Cámara de Comercio Argentino-Israelí. “Argentina tiene que aprender de Israel, y viceversa. Los vínculos son buenos, no quiere decir que sean perfectos, pero pueden mejorar”, sostuvo la embajadora de Israel en el país, Galit Ronen, que también participó de las reuniones.

Te puede interesar:  Roberto Sánchez: “la ampliación de la Corte Suprema debe frenarse en Diputados”

Con Shaked, única laica en un gobierno mayoritariamente religioso, De Pedro conversó sobre innovaciones tecnológicas en los DNI y la posibilidad de autorizar “nómades digitales”, empleados de high tech que puedan vivir en Argentina y “gasten sus dólares en el país”, según ironizó De Pedro.

El ministro del Interior, Eduardo de Pedro, con la embajadora de Israel en Buenos Aires, Galit Ronen

Con Saar, hijo de argentinos, hubo reunión protocolar y espacio para las bromas: haciendo gala de su simpatía por Boca Juniors, el viceprimer ministro bromeó con el senador santiagueño Emilio Neder, hombre de confianza del gobernador Gerardo Zamora, por el reciente triunfo boquense por sobre Central Córdoba de esa provincia. “Fue un gran gesto venir hasta el hotel, le contamos los proyectos en los que se está trabajando, se puso a disposición”, contó De Pedro luego del encuentro.

Te puede interesar:  Cristina Kirchner choca contra sus límites y sospecha una traición

De ninguno de los dos sectores se informó si la demorada investigación de los atentados a la embajada de Israel y la AMIA, ambos atribuidos a Irán y Hezbollah, o el asesinato del fiscal Alberto Nisman formaron parte siquiera de algún comentario en esos diálogos bilaterales.

FuenteLa Nacion
Artículo anteriorLa UIA se reunió con Alberto Fernández: Funes de Rioja pidió que no se creen nuevos impuestos
Artículo siguienteEl Gobierno trata de utilizar a la pandemia y a la guerra como flotador