El ambiente se calentó en los ocho minutos de debate libre

Los candidatos cruzaron acusaciones en "Panorama Tucumano" y hablaron de "aprietes" a empleados municipales

Después de las respuestas estructuradas sobre seguridad, obras públicas y espacios verdes, los cuatro candidatos a intendente de Yerba Buena tuvieron ocho minutos de debate libre en Panorama Tucumano. En ese segmento, las discusiones se recalentaron. 

“Primero decirles a los taxistas que esa fantasía de Uber, no la comparto. Después, hablarles a los empleados municipales de Yerba Buena: nadie los va a despedir. No es que si no están con Racedo se van a quedar sin trabajo. El empleado municipal es una persona jeráquica. Además tenemos un plan para crear 5.000 puestos de trabajo”, dijo Bernardo Racedo Aragón.

Mientras hablaba el ex titular de Turismo, intervino el actual intendente de Yerba Buena, Mariano Campero, que busca la reelección. “La Argentina, con el tipo de empleo que usted quiere implementar, se funde”, dijo.

Racedo salió al cruce y fue el primero en levantar la voz en el debate: “el 80% de la gente que trabaja en Yerba Buena no es de Yerba Buena. Eso lo pueden preguntar ustedes, preguntando de qué zona de Yerba Buena son. Eso es por falta de gestión”, dijo.

“Es un irrespetuoso, acá no se trata de el que más grite. Nadie ha recibido apercibimientos, no existe el apriete en Yerba Buena, no sea iluso. Si a usted lo siguen apretando, es otra cosa”, disparó Campero.

Te puede interesar:  Tras el “pornozoom”, Juan Ameri renunció a su banca en Diputados