Cárcel Benjamín Paz
Inicio Política Nacional

El desencuentro del populismo kirchnerista con la eficacia de otros momentos

Está más que clara la incapacidad que mostró el cristinismo para tonificar su potencialidad política y electoral.

cristina kirchner saluda desde la hvegwjbp7 930x525 1
Cristina Kirchner
Procrear

El kirchnerismo, que supo extraer de situaciones adversas y conflictos los insumos para renacer, parece vivir un nuevo destino signado por el amargo desencuentro con la eficacia de otros tiempos. El impactante atentado contra Cristina Kirchner, que por milagro no terminó en un atroz magnicidio televisado en directo, no logró cambiar ese derrotero.

Sino que más bien lo agravó. A 12 días del hecho, las encuestas confirman la sensación térmica que hay en la sociedad y en los factores de poder: el ataque organizado con sospechosa precariedad por una pareja de vendedores ambulantes de copitos de azúcar no cambió la dinámica política.

Al mismo tiempo, tampoco modificó de manera sensible los niveles de adhesión de ambos polos de la grieta, como así tampoco desplazó ninguna de las preocupaciones terrenales que tienen los votantes. Es decir, preocupaciones tales como los precios altos, los salarios bajos y la inseguridad.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Acuerdo con EEUU: "vamos a buscar a los que eludieron” , dijo Massa sobre el intercambio de información

En los últimos sondeos registran que se fideliza el voto más duro y se recupera muy poco del voto blando que había votado al kirchnerismo en 2019 en rechazo a la experiencia macrista. En definitiva, está más que clara la incapacidad que mostró el cristinismo para tonificar su potencialidad política y electoral.

Para colmo, la mencionada incapacidad lo deja más dependiente de la gestión del ministro de Economía, Sergio Massa, en su viaje a Estados Unidos. La dependencia del ex intendente de la localidad de Tigre se profundizó al ritmo en que el gobierno no logró tender puentes de diálogo con la oposición.

Además, encuentra márgenes cada vez más estrechos para activar iniciativas que involucren a la oposición. La misa de Luján es quizás el último de una larga lista de errores no forzados que cometió el oficialismo y que terminaron, en vez de fortaleciendo la posición política del Frente de Todos, acrecentando su debilidad.

Artículo anteriorSan Martín venció 1 a 0 a Belgrano y es escolta
Artículo siguienteAlerta: El llamado dólar soja elevaría el nivel de la inflación