La Mañana con Vos

El día de la votación habrá más de 15.000 nuevos pobres en Argentina

El kirchnerismo le tiene pánico al día después de las PASO del próximo domingo

elecciones nuevos pobres

Los argentinos votaremos en exactos seis días. Ahí daremos una primera idea de lo que pensamos del presente, del pasado reciente y no tanto, y lo que queremos para el futuro. Pero la cúpula del poder económico local, el famoso círculo rojo o los factores permanentes de influencia ya dieron su veredicto. Para ellos el Gobierno nacional está más cerca de llevarse un susto en estas elecciones que de ganar.

Viviendas Belgrano

Lo manifiestan en una incipiente euforia en el mercado, lo potencian con el consumo de encuestas cruzadas y lo ratifican mostrándose como un bloque uniforme y sin fisuras. Como con la asistencia perfecta de la semana pasada en el festejo del día de la Industria convocado por la UIA en el que se lo vio en primera fila hasta al propio Paolo Rocca. La hipótesis con la que trabaja el establishment no se circunscribe a las urnas.

Están convencidos que, entre el resultado electoral y la necesidad de un acuerdo con el Fondo Monetario, el Gobierno se encamina inexorablemente, por necesidad más que por convicción, hacia una moderación de facto. Sin embargo, cabe destacar que todo el armado intelectual que sostiene hoy las presunciones del establishment es antagónico a la historia y el presente del Frente de Todos.

CEF Medical
CEF Medical

Si bien es cierto que los discursos más duros dieron lugar a la flexibilidad de la campaña, el Gobierno se encamina hacia una profundización de las políticas de contención de los sectores más vulnerables de la sociedad y, por ende, a una política de expansión del gasto público. Y el rumbo está definido más allá del resultado electoral. Los memoriosos recuerdan que fue con la derrota del 2009 que el kirchnerismo profundizó sus políticas expansivas.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
Te puede interesar:  Denunciaron a la esposa de Sergio Berni, por bajar de un helicóptero en una cancha de fútbol

Pero sin ir tan atrás en la historia, está claro que el movimiento que se va generando para la post elección no tiene nada de tibio. “Si se invisibiliza a la gente no hay destino” es la frase de cabecera hoy en el Instituto Patria y La Cámpora, los sectores más activos e ideológicos del Frente de Todos. Nadie que hable con ellos por estos días imagina un futuro sin profundización de políticas de crecimiento del mercado interno y políticas de contención social.

Tampoco hay que ser un iluminado para percibirlo. Cualquiera que haya seguido los discursos de Máximo Kirchner en el escenario, entiende que la moderación no es su horizonte ni su estilo. Mientras tanto, la peor campaña de la historia argentina nos tortura a diario contrabandeando la realidad, algunos datos duros, hemos superado los 112.500 muertos, los contagiados reales vaya uno a saber.

Pero, además, la inflación no cesa. El valor de nuestra moneda es cada vez menor. Mientras se estima que para el domingo que viene tendremos entre quince y veinte mil pobres más que el domingo pasado, el kirchnerismo está ocupado en los avatares electorales, discutiendo sandeces que nada tienen que ver con el futuro mejor que nunca llega. Nos prometen todo para no cumplir nada.

Artículo anteriorRodríguez: “Alfaro es un sinvergüenza y un desagradecido”
Artículo siguienteVenden más de 35.000 celulares con 35% de descuento y cuotas sin interés