Inicio Economía

El Dólar imparable y el peso “sin valor”

Desde el retorno del kirchnerismo el precio del billete estadounidense aumentó más del doble que la inflación

arton61029

En lo que va de la presidencia de Alberto Fernández, el dólar blue avanzó más del 200%: pasó de $66 a $205. En ese mismo período, la inflación acumulada fue del 99,6%, según un relevamiento de la Fundación Libertad y Progreso. Con estos números, la inflación en los primeros 23 meses de la gestión del Frente de Todos supera al registro del mismo período de Cambiemos, con el 72,6%, y de la segunda gestión de Cristina Kirchner, cuando el índice sumó 54%.

Viviendas Belgrano

En esa línea, a pocos días de asumir en 2019, Alberto Fernández instauró el impuesto PAIS, que fijó un recargo del 30% para el dólar ahorro y lo llevó de $66 a $85. Y en septiembre de 2020 le añadió el recargo a cuenta de Ganancias del 35%. Además, aplicó restricciones que dejaron fuera del mercado a uno de cada cinco compradores. Así la cantidad de personas que accedían al dólar ahorro bajó de 5 millones a menos de 1 millón.

En el medio, el Banco Central fue fijando nuevas restricciones para operar con los dólares financieros, el MEP y el contado con liqui, las variantes legales que habían encontrado los inversores para sortear el tope de compra de USD 200 al mes. Los distintos cepos ​lograron encauzar el tipo de cambio oficial y trasmitir la presión al segmento informal, lo que a su vez se hizo sentir sobre los precios.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  El Presidente no vendrá al encuentro de gobernadores

Si el Gobierno dice que lo que importa es un dólar oficial que vale $100 pero la gente está dispuesta a pagar $214, imaginen a quién le presta más atención “la calle”. Tampoco sirve que el ministro de Economía, el Jefe de Gabinete, el ministro de Seguridad o la vocera presidencial digan que no hay que mirar al mercado ínfimo e insignificante del dólar blue. Los funcionarios no dicen nada de lo que pasa en el mercado Contado Con Liquidación.

multimedia.normal.bac9503cd59641a6.62696c6c6574657320313030207065736f735f6e6f726d616c2e6a7067

Y es que allí la gente con más conocimientos en cuestiones financieras que la media está dispuesta a pagar $214 por un dólar depositado en el exterior. Es decir, más caro que el blue. En ese mercado del contado con liqui sí están los ojos del Banco Central y también las manos: en las planillas del informe cambiario del Banco Central se puede observar que por “compra-venta de títulos valores, el Central llevaría vendidos unos USD 2.450 millones en lo que va del año.

Ahora que todo el mundo habla de devaluación, se infiere que ocurrirá, no está tan claro cuándo, hay que prestar atención a un número impactante: si el BCRA devalúa y lleva el cambio oficial de $100 a $120 antes de Navidad, gana 2 billones de pesos por sus reservas y pierde $60 mil millones por sus ventas de contratos de dólar futuro. La ganancia es porque cada dólar de las reservas pasa a valer $20 más.

Te puede interesar:  Shell subió los precios de los combustibles en Tucumán

Y la pérdida es porque tienen que poner $20 por cada dólar a futuro vendido en contratos que vencen después del día de la devaluación del dólar oficial. Hoy se calcula que el BCRA tiene vendidos contratos por el equivalente a USD 3.200 millones. Vale recordar que, por esa ganancia ficticia, el Central queda habilitado a girar más pesos al Tesoro, único accionista del BCRA. Y como son ganancias, el Tesoro no debe devolverlas. Más emisión. Más inflación.

Lo dicho hasta ahora alcanza de sobra para afirmar lo que la gente tiene bien claro. Estamos ante un escenario de “autodefensa” de los ahorros de cada uno, no ante una “cuestión cultural” como les gusta decir a los funcionarios. El Gobierno redujo su plan económico a controlar el tipo de cambio en un año electoral. Los resultados están a la vista. Llega a la elección crucial del próximo domingo con el dólar no solo en alza.

Sino también en todos los noticieros de TV y radio, en los zócalos de las pantallas y en la tapa de los diarios. El peor escenario para un oficialismo al momento de que la sociedad exprese sus opiniones en las urnas. Por lo hecho hasta ahora por el Gobierno y por la tremenda incertidumbre por lo que se viene después a partir del lunes 15 de noviembre, la sociedad está al borde de un ataque de nervios.

Artículo anteriorJorge Capitanich pidió “convertir” a los “pecadores” que no lo votaron
Artículo siguienteEn diciembre aumentarán los precios de los combustibles