Cárcel Benjamín Paz
Inicio Economía

El Gobierno admite demoras en la implementación de la quita de subsidios

La secretaría de Energía, Flavia Royón, sostuvo que el proceso se puede demorar hasta el “1, el 3, el 5” de este mes. Los entes reguladores deben informar a las empresas sobre padrones y cuadros tarifarios.

flavia royón
Flavia Royón, secretaria de Energía.
Procrear

La segmentación de tarifas de luz y gas, con la quita de subsidios para ciertos segmentos, viene más lenta de lo anunciado. La secretaría de Energía, Flavia Royón, admitió que las actualizaciones de cuadros tarifarios -que permiten aplicar nuevos importes en las boletas- puede que se hagan “el 1 (de septiembre), el 3, o el 5”. De esta forma, confirmó que el proceso todavía no puede ser implementado, ya que faltan varias etapas.

Las empresas distribuidoras de gas ya fueron notificadas sobre los nuevos cuadros tarifarios. Son los que les cobrarán a los clientes nivel 1, es decir los que perderán subsidios. Sin embargo, el padrón de esos usuarios -que no tendrán subvenciones- todavía no fue entregado a las compañías.

Metrogas y Naturgy, que operan en Buenos Aires, ya saben que les aumentarán las boletas a los clientes nivel 1 (“altos ingresos) en más de un 100% entre septiembre y febrero. Sin embargo, aún no pueden identificar a esos clientes, porque no cuentan con el padrón que les indica de quiénes se tratan.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Los clientes nivel 2 (ingresos bajos) preservarán los subsidios. En cambio, los clientes del denominado nivel 3 (ingresos medios) irán perdiendo descuentos. Pero los nuevos importes que deberán desembolsar aún no fueron informados.

La situación es aún más lenta en las tarifas de electricidad. Energía les avisó a las empresas que tendrán que pagar más por ese suministro cuando se lo brinden a los clientes sin subsidios. Para poder hacer eso, las compañías necesitan que les impartan la orden de aplicar un nuevo cuadro tarifario.

El ente regulador de Edenor y Edesur es el Enre. Walter Martello será el interventor allí. Pero su designación aún no se oficializó. De esta forma, no posee firma. Enre no puede emitir cuadros tarifarios sin la autorización de la máxima autoridad.

Energía hizo circular un bosquejo de los posibles aumentos en las boletas de luz para los distintos tipos de clientes. Pero solo se encargó de ponerle número a los incrementos del bimestre septiembre-octubre. En estos dos meses, se avanzará con la quita del 20% de los subsidios al costo eléctrico.

El Gobierno aún se resiste a oficializar qué pasará con las tarifas cuando se quite el otro 80% del subsidio, entre noviembre de 2022 y febrero de 2023. Tres técnicos consultados suponen que las boletas de luz aumentarán hasta un 200%, para los usuarios sin subsidios.

Además de no difundir los nuevos cuadros tarifarios, los entes reguladores tampoco le entregaron a las distribuidoras los padrones en los que consta quiénes son los clientes que perderán subsidios.

El Poder Ejecutivo si avanzó en relación a los usuarios nivel 2 (de menores ingresos) en electricidad. Pagarán la tarifa social (que ya tiene un 30% del padrón). De la misma forma, quienes ya cuentan con este beneficio, pasarán a engrosar esa categoría -nivel 2- aunque no se hayan inscripto en el padrón.

Energía todavía no aclaró qué pasará con los usuarios que mantendrán algunos subsidios, pero perderán una parte. Son los llamados “nivel 3”. El borrador que circuló muestra menos incrementos que a los clientes que no se anotaron en el registro de subsidios o lo hicieron pero poseen ingresos de más de $ 250.000 mensuales.

El Gobierno nacional dice que toda la información -tanto de cuadros tarifarios, como de padrones sobre quienes no tendrán subsidios, los que mantienen y los que resignan algo- ya fue girada a los entes reguladores (provinciales en electricidad, salvo en el AMBA, y Enargas en las concesiones de gas).

Varios gobernadores consultados dijeron que esos datos no estaban en sus manos. Que los padrones no están en manos de los reguladores de sus distritos.

Las distribuidoras deberán pagar un 20% por la energía eléctrica que consumen. En Buenos Aires, las empresas -Edesur y Edenor- lo traspasarán a los clientes.

Los responsables de las definiciones eléctricas esquivan definiciones porque “el precio monómico actual (sobre el que se calculan las tarifas de luz puede variar”. “Hoy es de $ 13.500 por MwH. Pero ese importe puede caer en $ 9,000 hacia el verano, por lo cual no habría que hacer la corrección que están marcando los técnicos y el aumento sería menor”, repiten.

Entre los factores que ayudarían a bajar el precio monómico actual estaría un mayor aporte de la hidroelectricidad (energía de las represas) “El (precio) monómico está muy dolarizado, y por eso puede hacer variaciones. Pero no queremos hacer proyecciones más allá de las que corresponden a este bimestre”, observaron.