La Mañana con Vos

El Gobierno implementará cupos a la exportación de carne

La secretaria de Comercio, Paula Español, impuso su plan que mantiene las restricciones a la exportación de carne. Advierten por despidos en frigoríficos.

paula espanol
Paula Español

En las últimas semanas se generaron fuertes internas en el Gobierno nacional por la elaboración del nuevo esquema de exportaciones de carne vacuna que regirá a partir de esta semana y que marcará, en definitiva, un giro respecto a la política implementada por el macrismo. Finalmente se impuso la idea de la secretaria de Comercio Interior, Paula Español, respaldada por el gobernador Axel Kicillof.

Viviendas Belgrano

El plan será presentado este martes y fue negociado únicamente con las autoridades del Consorcio ABC que nuclea a los grandes frigoríficos. “Trabajamos en un acuerdo lejos de los flashes mediáticos”, dijo el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, en un intento de justificar el cierre de exportaciones de carne por 30 días, tal como estableció la resolución publicada el 20 de mayo pasado en el Boletín Oficial.

En mayo la carne aumentó más de un 6% a pesar del cierre de exportaciones Lo cierto es que los ministros Matías Kulfas y Luis Basterra no lograron imponer su idea de mantener sin restricciones los envíos al exterior y sólo aumentar el volumen de carne a “precios accesibles”. Mucho menos Martín Guzmán, que se mantuvo al margen de las negociaciones.

CEF Medical
CEF Medical

Es que el plan de Español y Kicillof, aprobado por Alberto Fernández, contempla una reducción de entre un 35 y 50% en las exportaciones. Es decir, la Argentina pasaría a exportar entre 500.000 y 650.000 toneladas de carne por año que se administrarían mediante un sistema de cupos.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
Te puede interesar:  Video. Nuevo ataque mapuche: destruyeron el club más emblemático de El Bolsón

Los ministros Kulfas y Basterra no lograron imponer su idea de mantener sin restricciones los envíos al exterior. Mucho menos Martín Guzmán, que se mantuvo al margen de las negociaciones.

Esto es, básicamente, un esquema similar al que rigió en el periodo 2011/2015 cuando la Argentina exportaba apenas 200.000 toneladas de carne por año. En esos años Argentina desapareció del “Top Ten” de exportadores mundiales siendo superado, incluso, por Uruguay y Paraguay.

El sistema de cupos es rechazado de plano por los directivos de la Mesa de Enlace y el Consejo Agroindustrial que nuclea a la mayoría de las entidades del sector. Por eso, la Casa Rosada se limitó a negociar con el Consorcio ABC que conduce el histórico dirigente cárnico, Mario Ravettino.

El propio Ravettino se mostró decepcionado con el Gobierno. “Ya nada volverá a ser como antes”, anticipó ante las consultas de los frigoríficos, visiblemente preocupados por la caída de negocios y rentabilidad que provocó el cierre de exportaciones de carne.

El sistema de cupos, cabe aclarar, favorece la concentración del sector cárnico. Algunos frigoríficos exportadores anticiparon que este esquema terminará afectando a los trabajadores. “Serán las primeras víctimas de estas pésimas medidas”, advirtió el analista Víctor Tonelli.

Advierten que el cierre de las exportaciones de carne promueve la sojización del campo La Argentina venía exportando casi 1 millón de toneladas de carne por año convirtiéndose en el quinto exportador del mundo (detrás de Brasil, Australia, India y Estados Unidos).

Te puede interesar:  El Gobierno habilitó la Tarjeta Alimentar para comprar cualquier tipo de producto y se incorpora a la AUH

El volumen enviado al exterior representa una suma cercana a los 3.126 millones de dólares. En otras palabras, el nuevo plan exportador de Español implicará una reducción del negocio a 1.500/1.800 millones de dólares. La cadena de la carne perderá en su conjunto unos 1.000 millones de dólares que se repartirán principalmente entre exportadores y productores.

La Argentina venía exportando casi 1 millón de toneladas de carne por año convirtiéndose en el quinto exportador del mundo, por unos los 3.126 millones de dólares.

Un informe elaborado por la Fundación FADA indica que la cadena de la carne vacuna emplea actualmente a unas 400.000 personas en todo el país. De ese total, alrededor de 100.000 trabajadores están vinculados directamente al circuito de exportación.

Los que conocen de cerca al sector advierten que el plan exportador causará, inevitablemente, un escenario de conflicto entre productores y trabajadores con la Casa Rosada. Esto porque la pérdida de rentabilidad en el sector producirá despidos por parte de los frigoríficos.

El Gobierno apuesta a que con la reducción de las exportaciones se logre una baja sustancial en los precios internos de la carne y de esta manera aumente el consumo interno que ronda actualmente los 48 kilos por habitante por año (el más bajo de la última década).

Te puede interesar:  Fuerte rechazo empresarial a los controles de precios por la fuerza impuestos por el Gobierno

Los especialistas explican que la irrupción de China cambió la dinámica del mercado mundial. En 2006 cuando Néstor Kirchner decidió cerrar las exportaciones los precios se desplomaron. Hoy eso no ocurre ya que los cortes congelados enviados al gigante asiático no se consumen en la Argentina.

FuenteLos Primeros
Artículo anteriorUnos 9.000 tucumanos aún esperan la llegada de la segunda dosis de Sputnik V
Artículo siguienteSe define si Argentina sigue siendo un mercado emergente o cae de categoría: qué implica ser una economía de frontera