Vacunación Gripe 2

El Gobierno nacional busca transmitir el mensaje de que estamos mal pero vamos bien

Tras soportar uno de los momentos políticos más delicados de su corta gestión, a partir de la derrota parlamentaria que sufrió su proyecto de ley ómnibus, el gobierno nacional pudo comunicar dos buenas noticias.

Antony Blinken salió al balcón de la Casa Rosada junto a Javier Milei y el Gabinete
El presidente saluda desde el balcón de la Casa Rosada
Acceso a la Justicia

Transcurrían los primeros meses desde la llegada de Carlos Saúl Menem a la Casa Rosada en julio de 1989 y la hiperinflación no cedía. Sin embargo, el caudillo riojano sorprendería a todos con una de sus frases más recordadas: “Estamos mal, pero vamos bien”. Casi 35 años después, Javier Milei no se anima aún a repetir esas palabras, pero ellas forman parte del mensaje que, en los últimos días, se ha preocupado por transmitir su gobierno. Incluso su ministro de Economía, Luis Caputo, se arriesgó a afirmar que espera una inflación de un dígito mensual para antes de julio próximo.

Tras soportar uno de los momentos políticos más delicados de su corta gestión, a partir de la derrota parlamentaria que sufrió su proyecto de ley ómnibus, el gobierno nacional pudo comunicar dos buenas noticias. La primera fue que, en enero, el sector público nacional registró el primer superávit fiscal financiero en más de 11 años; la última vez que se alcanzó fue en agosto de 2012. La segunda novedad fue que, al cierre de ayer en los mercados, el riesgo país de la Argentina descendió hasta su valor más bajo desde abril de 2022 y se ubicó en 1710 puntos.

Asistencia Pública

Podrá parecer poca cosa para quienes sufren los efectos de una inflación que, según el Observatorio de la Deuda Social de la Universidad Católica Argentina (UCA), está dejando a casi seis de cada diez argentinos por debajo de la línea de pobreza, y de una fuerte recomposición tarifaria, junto a caída en el consumo en no pocos segmentos de la economía. También podría resultar poco significativo si se advierte que el país continúa estando entre los más riesgosos del mundo según el ranking de J. P. Morgan.

Maratón Independencia

Sin embargo, no puede dejar de advertirse que antes de que Milei se consagrara presidente en las elecciones del 19 de noviembre, el riesgo argentino era de 2416 puntos -706 puntos por encima de hoy- y solo era superado en la región por Venezuela. Actualmente, además de Venezuela, también Bolivia se encuentra peor que la Argentina en ese ranking. La estrategia comunicacional del Gobierno destaca el acortamiento de la brecha cambiaria entre las cotizaciones del dólar oficial y el blue como otro dato positivo.

Planta Asfáltica

Al igual que la capacidad del Banco Central para acumular casi 8000 millones de dólares de reservas desde que Milei asumió la presidencia de la Nación. Como vocero de esa estrategia, Caputo no deja de subrayar los avances logrados en las conversaciones con el FMI, al tiempo que no se descarta la posibilidad de levantar antes de lo previsto el cepo cambiario, una medida que podría verse facilitada si el organismo financiero internacional contribuye con un desembolso de unos 10 mil millones de dólares que serviría para fortalecer las reservas del Banco Central.

Gita Gopinath FMI
El presidente Javier Milei recibió en Casa Rosada a la subdirectora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Gita Gopinath

Una pregunta que se hacen los operadores económicos y que también se preocupó por formular la número dos del FMI, Gita Gopinath, durante su reciente paso por Buenos Aires, es si el Gobierno podrá ampliar en el corto plazo su base de apoyo político para avanzar con reformas estructurales que se consideran indispensables para que la economía despegue; entre ellas las vinculadas con las políticas tributaria, laboral y previsional, además de las privatizaciones de empresas públicas.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Tal inquietud fue planteada elípticamente por la funcionaria del Fondo Monetario cuando reconoció que “las medidas iniciales están empezando a dar frutos, aunque el camino por recorrer sigue siendo difícil” y enfatizó que “será necesaria una política monetaria y cambiaria coherente y bien comunicada para seguir reduciendo la inflación de forma duradera, reconstituir las reservas y reforzar la credibilidad”. Otro interrogante es el grado de paciencia que exhibirá la sociedad argentina frente a las dificultades socioeconómicas presentes y la profundización de la caída del poder adquisitivo de vastos sectores de la población.

La contundencia de la frase presidencial “no hay plata” puede haber ayudado al Gobierno a comprar algo de paciencia y comprensión, al menos entre el 56% de ciudadanos que votó a Milei en noviembre, aunque no haya tenido el mismo efecto en la mayoría de los gobernadores provinciales. Pero lo cierto es que el apoyo de la sociedad a la gestión gubernamental podría desplomarse poco a poco si no se advierte que, como prometió el líder de La Libertad Avanza durante la campaña electoral, el ajuste lo hará la casta política y no la gente.

Dejanos tu Comentario