Entrega de ambulancias
Inicio Política Nacional

El jefe de Gabinete porteño aseguró que la Ciudad mantendrá las vallas el tiempo que sea necesario y Nación salió al cruce: “Es un provocador”

Los militantes kirchneristas cancelaron los actos que habían organizado en distintas plaza para dirigirse al barrio de Recoleta, donde se instaló un operativo policial. Desde el Frente de Todos redoblaron la apuesta: “Nos vamos a quedar el tiempo que sea necesario”

gabriela cerruti, portavoz presidencial, y felipe miguel, jefe de gabinete porteño
Gabriela Cerruti, portavoz presidencial, y Felipe Miguel, jefe de Gabinete porteño
Trasplante de medula osea

El jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, y la portavoz presidencial, Gabriela Cerruti, se cruzaron este sábado en medio de la movilización que se gestó en la puerta de la casa de la vicepresidenta Cristina Kirchner, luego de que las autoridades de la ciudad de Buenos Aires instalaran un vallado y operativo policial en el barrio porteño de Recoleta, donde los militantes se congregan desde el pasado lunes.

“Vamos a ser firmes para que el barrio pueda recuperar su tranquilidad”, había señalado Felipe Miguel esta mañana en declaraciones al canal TN sobre la decisión de instalar vallas en las periferias al domicilio de la vicepresidenta. ¿Hasta cuándo van a mantener la postura?, le preguntaron al funcionario. “El vallado va a estar el tiempo que sea necesario”, afirmó Miguel.

La instalación de vallas en las inmediaciones de Juncal y Uruguay provocó que los militantes kirchneristas cancelaran las actividades que habían planeado en distintas plazas para apoyar a Fernández de Kirchner, para movilizarse a la casa de la vicepresidenta. Cerruti fue consultada por las declaraciones del jefe de Gobierno porteño durante un móvil de C5N: “Es un provocador”.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

“La verdad es que Felipe Miguel es un provocador como la derecha que lo que busca es que haya violencia y le vamos a responder con militancia pero con amor y tranquilidad”, agregó Cerruti.

image 204
Gabriela Cerruti, portavoz presidencial

Además, consideró que si “Felipe Miguel y Horacio Rodríguez Larreta creen que esto se resuelve provocando y lo que están buscando es que se genere una situación que no tenga retorno, que se provoque una situación de violencia, no va a suceder porque nosotros estamos muy acostumbrados a resistir pacíficamente, en paz, con tranquilidad. Pero tampoco vamos a dejar que se salgan con la suya de sitiar el lugar donde vive la vicepresidenta. Por lo tanto vamos a estar acá el tiempo que sea necesario”.

Bajo las consignas “A Cristina la defiende el pueblo” y “Si vienen por ella, vienen por tus derechos”, el kirchnerismo duro se alineó para congregarse hoy en distintos puntos del país y manifestar su apoyo a Cristina Kirchner, quien aguarda el fallo del Tribunal Oral Federal (TOF) N°2, presidido por el juez Rodrigo Giménez Uriburu, sobre el pedido de 12 años de prisión y la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos que presentó el fiscal Diego Luciani el pasado lunes, en el marco de la causa Vialidad. Una de las principales manifestaciones iba a ser la organizada por el Frente de Todos (FDT) porteño, en el Parque Lezama del barrio porteño de San Telmo.

Sin embargo, el operativo de limpieza y seguridad dispuesto desde anoche por la administración de Horacio Rodríguez Larreta en la zona para evitar que los militantes que realizaron una vigilia de cinco días frente a la casa de la ex presidenta se instalen de nuevo, al parecer exacerbó los ánimos de la agrupación kirchnerista y el foco finalmente se centró en el barrio de Recoleta.

De acuerdo con lo que pudo averiguar este medio, la masiva y extensa manifestación en apoyo a la vicepresidenta después de que el fiscal Luciani solicitara una condena a 12 años de prisión e inhabilitación para ejercer cargos públicos generó un enojo en los vecinos, pero también dentro del Gobierno de la Ciudad, quienes consideraron inaceptable tener el barrio cercado durante cinco días, con la imposibilidad de que los propietarios e inquilinos de la zona pudieran acceder a sus domicilios libremente. Además, la vigilia -dicen- perjudicó en gran manera a los comerciantes del barrio.

Dejanos tu Comentario