La Mañana con Vos

El kirchnerismo “hace historia”

Cifras que son la radiografía del peor gobierno de la historia democrática Argentina

Pobreza En Argentina

“A dos semanas de las elecciones, estamos convencidos de lo que hicimos y de lo que nos queda por hacer. No fue casualidad cuidar a nuestra gente ni preservar el trabajo, la producción y la educación pública. Tampoco lo fue ampliar derechos ni garantizar un Estado presente”, posteó durante el transcurso de la actual semana en su cuenta de Twitter el presidente Alberto Fernández.

Viviendas Belgrano

El presidente apela a reivindicar tres aspectos de su gestión donde objetivamente no hay lugar para una mirada satisfecha, culpa de la pandemia, pero también en gran parte a la pésima gestión de gobierno para enfrentarla, y tampoco se pronuncia sobre el cuestionado talante moral de su gestión, expuesto negativamente en reiteradas ocasiones durante uno de los momentos más difíciles que vivió el país en su historia.

Los tres aspectos a los que se refirió Alberto Fernández fueron el cuidado de la gente, la producción y el trabajo, y la educación pública. Si cuando habla del cuidado exitoso de la gente, Fernández se refiere a las 112 mil muertes acontecidas por el Covid-19, una cifra que ubica a la Argentina entre los países con mayor promedio de muertes por cantidad de habitantes, el Presidente exhibe un problema delicado en la comprensión de la realidad.

CEF Medical
CEF Medical

El Presidente se jactó de haber cuidado la producción y el trabajo, en un país donde la economía cayó a niveles históricos, con un impacto casi letal para el empleo informal, que generó, entre otros problemas, un crecimiento de la desocupación que alcanza los 10 puntos, la desaparición de casi 100 mil comercios y 50 mil Pymes y la salida del país de 19 empresas internacionales, mientras que otras 6 achicaron sus operaciones.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
LOCALES-CERRADOS-1

Todo en un contexto inflacionario que no hace más que generar mayor pobreza. La Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censo (Indec) indicó en mayo que en 2020 la pobreza alcanzó el 42%, pero la Universidad Católica Argentina (UCA) la estimaba en un nivel de 45,2% ya en diciembre pasado. Hay otros informes técnicos que son más preocupantes.

Te puede interesar:  Fábricas de motos podrían parar la producción

Es el caso del Instituto Estadístico de los Trabajadores (IET), dependiente de la Universidad Metropolitana de los Trabajadores (UMET), que señala que sobre ese 45% de pobres, hay casi un 20% más de personas al borde de caer en esa situación. A la evolución de la pobreza hay que agregar un dato más inquietante: casi dos tercios de los niños y adolescentes son hijos de familias pobres en los grandes centros urbanos que rodean la Capital Federal, Córdoba y Rosario.

El peor tiro en los pies que se pegó el gobierno fue cuando Alberto Fernández dijo que “prefería tener 10% más de pobreza y no 100 mil muertos”. Gol en contra. Iba afuera ese tiro envenenado y Alberto la metió adentro del arco. Porque si hablamos de pobreza y economía, han logrado una tormenta perfecta. Una verdadera hecatombe social y económica. Para muestra, basta un botón.

alberto fernandez cck pandemia 2jpeg

3.200.000 nuevos pobres, 1.200.000 nuevos indigentes, 700.000 nuevos desocupados, 20.000 pequeñas empresas se fundieron, 1.500.000 chicos abandonaron la escuela, 25 multinacionales huyeron, 50% de inflación. Y a todas estas cifras que son la radiografía del peor gobierno de la historia democrática, no reflejan situaciones desesperantes que no se pueden explicar en números. Son implosiones silenciosas que suelen ocurrir en el ámbito privado.

El desencanto de la gente con la dirigencia política es muy grande. En esta competencia populista que se transformó la democracia, la decadencia aparece como imparable. Justamente, la eterna cuarentena que estableció el gobierno, fundiendo a pequeños comercios y dejando sin trabajo a miles de personas mientras ellos festejaban sus cumpleaños en plena restricción y además tuvieron el vacunatorio VIP, produce en la población un estado de desprecio y hartazgo.

Artículo anteriorIncidentes en el Sanatorio Parque tras la muerte de Marisol Frías
Artículo siguienteAlberto Fernández es un presidente a la deriva