Entrega de ambulancias
Inicio Política Nacional

El kirchnerismo redobla la presión sobre el Presidente para que se eliminen las PASO

El ministro del Interior, Wado de Pedro, le advirtió a Alberto Fernández que los gobernadores y los intendentes del PJ no quieren las internas abiertas en 2023; por qué necesitan su firma

cristina kirchner y wado de pedro
Cristina Kirchner y "Wado" De Pedro Ministerio del Interior
Trasplante de medula osea

El kirchnerismo se movió rápido. Pocas horas después de que cuatro diputados aliados del oficialismo presentaron un proyecto de ley para derogar las PASO, los alfiles de Cristina Kirchner salieron a ejercer presión sobre el presidente Alberto Fernández para que acepte discutir el asunto en la mesa chica del Frente de Todos. La jugada esconde una doble motivación: fortalecer la figura de la vicepresidenta como máxima decisora de la coalición oficialista; y al mismo tiempo acicatear la fragmentación de Juntos por el Cambio.

El instrumento del pressing kirchnerista sobre Fernández fue su propio ministro del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro, quien corporizó la avanzada interna en los gobernadores del PJ, una forma diplomática de evitar la confrontación directa con el Presidente. “Son ellos los que lo quieren convencer”, dijo el funcionario y también invocó a los intendentes oficialistas, que a su criterio no quieren que el año próximo se realicen “cuatro elecciones” en sus territorios.

De Pedro fue contundente en sus declaraciones: “El 100 por ciento de los gobernadoras y las gobernadores del Frente de Todos se manifestaron a favor de que no haya cuatro elecciones en el año”, aseguró a la radio El Destape. El posicionamiento del ministro del Interior no es casual: antes había sido Máximo Kirchner, jefe del PJ bonaerense y mano derecha de su madre la vicepresidenta, quien sostuvo que hay que “acordar entre todos el mejor sistema” para elegir los candidatos de cara a 2023.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Wado de Pedro, en el “Encuentro nacional con el agua”, junto a Gabriel Katopodis y Malena Galmarini

Según pudo saber LA NACION, lo mismo que Máximo piensa Axel Kicillof, uno de los gobernadores citados por “Wado” de Pedro como parte de los interesados en avanzar con la suspensión o derogación de las PASO de cara a las elecciones de 2023. Pero en la provincia de Buenos Aires existe una dificultad extra: el distrito está enganchado por ley al calendario electoral nacional y debe ser la Legislatura -donde hay fuerte presencia de JxC- la que convalide una decisión de esa naturaleza.

“Las discusiones internas se tienen que dar dentro de cada fuerza política, eso revitaliza la discusión interna, eso es lo que plantea la mayoría del Frente de Todos, que son los gobernadores y los intendentes”, remarcó De Pedro. Aunque la avanzada contra las PASO registra una paradoja, porque el kirchnerismo suele utilizar al interior del peronismo la advertencia de que si no se resuelven las candidaturas con la lapicera de Cristina, entonces hay que apelar a los votos en forma directa, con la seguridad de contar con el “as de espadas”.

De Pedro, que tiene sus propias ambiciones presidenciales y cuenta con el aval de Cristina, dijo que Fernández es quien “toma las decisiones” al tratarse de un país que tiene un “sistema presidencialista”. Y ya se sabe que el mandatario es partidario de mantener las PASO porque de esa forma puede mantener viva la llama de competir por la reelección. Por eso, el ministro del Interior admitió que las distintas posturas “generan tensiones” al interior de la coalición de gobierno.

Fernández hizo hoy un pronunciamiento ante la Celac -el foro regional que preside- que estuvo dirigido al ballotage que se hará el domingo en Brasil, pero que también podría ser interpretado en clave argentina: “No quiero que en ningún lado no se respete la democracia ni el veredicto popular, ni se tergiversen los procesos electorales en marcha”, aseguró. Para la mayor parte de la oposición, e incluso para sectores del oficialismo, la eliminación de las PASO tergiversaría la elección de 2023.

El presidente Alberto Fernández encabezó una sesión plenaria de la CELAC-UE
captura de video

Pero en las provincias, los gobernadores -tal como sostuvo De Pedro- parecen tener otra opinión. De hecho en Salta, San Juan, Chubut, Catamarca y La Rioja ya se registraron modificaciones o intentos de cancelar las PASO para 2023, en la mayoría de los casos con argumentos económicos -el costo de un comicio en el que la mayoría de los partidos no selecciona a sus candidatos- o con el objetivo liso y llano de complicarle la vida a la oposición, que se queda sin un instrumento para dirimir las diferencias y pone en riesgo su unidad.

La oposición a nivel nacional tiene conciencia de esa situación. “Ni un día pasó de la media sanción del presupuesto y ya promueven la derogación de las PASO. Buscan manipular las herramientas institucionales para no perder el poder. Siempre tratan de buscar alguna ventaja, confundir al electorado y perjudicar a la oposición”, dijo Julia Pomares, jefa de asesores del gobierno de la ciudad de Buenos Aires, enrolada en los preparativos para la candidatura presidencial del alcalde Horacio Rodríguez Larreta.

El hecho de que el proyecto para derogar las PASO lo hayan firmado cuatro diputados aliados del oficialismo -los rionegrinos Luis Di Giacomo y Agustín Domingo, y los misioneros Diego Sartori y Carlos Fernández– genera desconfianza en JxC. “Si Juntos por el Cambio quiere una interna abierta, que la financie con sus propios fondos”, replicó en declaraciones radiales el propio Di Giacomo, el autor intelectual de la iniciativa, que despegó de los intereses electorales del kirchnerismo.

No obstante, en la Cámara de Diputados aseguran que el tratamiento del proyecto se hará con “ninguna rapidez”. En ese contexto es que De Pedro le pidió públicamente al Presidente que apoye la eliminación de las PASO. La traducción política de ese reclamo es que el kirchnerismo necesita que el mandatario incluya el tema en la lista para las sesiones extraordinarias del Congreso, que se conforma a fin de año con su firma al pie. Pero eso ya es parte de la interna del Frente de Todos.

Dejanos tu Comentario