La Mañana con Vos

El mensaje de Paula Pareto desde Tokio: “Espero que hayan disfrutado, esta fue mi última competencia”

La Peque perdió y no podrá luchar por una medalla pero supo construir una historia de leyenda. Su rol como portadora de la bandera olímpica en la ceremonia de apertura marca su más alto rango.

1 398 1t95jf1627118822214 1627119222
El mensaje de Paula Pareto tras su eliminación en Tokio (COA).

La campeona olímpica en Río 2016 Paula Pareto, cerró en Tokio su historia olímpica de ensueño, pero mucho más de propósito. Nada fue casualidad sino producto de una entrega absoluta hacia su pasión por el deporte, un plato principal cuya guarnición fue su espíritu argentino por doquier.

Viviendas Belgrano
Viviendas Belgrano Expo

La Peque, de 35 años, campeona olímpica en Río 2016 y campeona mundial 2015 en la categoría de hasta 48 kilos, le puso palabras al final de su carrera como atleta del más alto nivel y ahora se dedicará por completo a la profesión de traumatóloga que ya desempeña en el Hospital de San Isidro.

“Quiero agradecer a toda la gente que me apoyó tanto hoy como en todas las semanas previas y como todo este año de pandemia entrenando en casa, sintiendo el apoyo de argentinos y otros que no, y pedir disculpas a ellos que estuvieron alentando”, destacó Pareto, nacida en el barrio bonaerense de San Fernando.

CEF Medical
CEF Medical
Pareto se refirió a la situación del judo (Foto: EFE).

Desde Tokio, La Peque subrayó: “Saben que di lo mejor pero hasta acá llegué, la realidad es que yo siempre dije que doy hasta la ultima gota y hasta acá di todo, todo (repitió), me ganaron en buena ley pero ya está, estoy contenta con donde llegué, no pensaba llegar a estos Juegos, pero llegué y gané un diploma olímpico que no es para nada despreciable”, dijo en referencia a los distintos obstáculos que debió superar, fundamentalmente algunas lesiones.

Este es su Pollo
Este es su Pollo

El adiós. “Estoy, feliz y espero que ustedes también lo hayan disfrutado todos estos años porque esta fue mi última competencia a nivel internacional, nacional y en la vida”.

La judoca argentina anunció su retiro en Tokio 2020 (TN Pic).

Honor

Pareto se refirió además a su designación por parte del Comité Olímpico Internacional como portadora de la bandera olímpica en la ceremonia inaugural y en representación del continente americano. “Fue una sorpresa que me hayan elegido a mí entre tantos deportistas olímpicos. Ser la representante de América, si bien fue en el contexto del Covid y por eso eligieron a gente relacionada con el ámbito médico, para mí fue un gran honor poder llevar esa bandera. Creo que los anillos olímpicos son lo más lindo que tiene el deporte, con todos los valores que eso representa, así que feliz de haber podido representar a mi país como a toda América con esa bandera”.

La atleta argentina anunció su retiro (REUTERS/Hannah Mckay).Por: REUTERS

Legendaria

Mejor judoca nacida en estas tierras y una de las expresiones más luminosas del deporte argentino del siglo en curso, la bonaerense Paula Belén ParetoLa Peque, cerró este sábado su historia olímpica con un digno diploma en los Juegos Tokio 2020, los cuartos en su brillante carrera.

Te puede interesar:  Juntos por el Cambio impulsa un arsenal de medidas para controlar los votos y frenar el clientelismo político

En el Centro Nippon Budokan de la capital japonesa pisó por última vez el tatami, al menos en lo que refiere a la máxima cita del deporte mundial, quien fuera la primera mujer argentina en consagrarse campeona olímpica hace cinco años en Río de Janeiro, ciudad en la que se convirtió definitivamente en leyenda.

Pareto fue también medalla de bronce en Beijing 2008 y campeona mundial de su categoría (-48 kilos) en Astaná, Kazajistán, un año antes del mayor logro de su trayectoria en Brasil.

A esos excepcionales resultados, la Peque le sumó una colección de medallas en el circuito internacional de judo, lo que redondeó una producción de 21 oros, 12 platas y 17 bronces en toda su campaña.

Competidora incansable y dueña de una fortaleza mental asombrosa, Pareto se ganó el reconocimiento de todo su país y también de la comunidad deportiva extranjera, algo demostrado con su elección como una de las atletas portadoras de la bandera del Comité Olímpico Internacional (COI) en la ceremonia de apertura de Tokio 2020.

Construyó su impresionante carrera en paralelo a sus estudios de médica traumatóloga, profesión que comenzó a ejercer de manera efectiva cuando ya era una gloria del deporte nacional.

Por todo eso se ganó la admiración de una sociedad que reconoció en ella los valores del trabajo, la perseverancia, el coraje, la convicción y también una fuerza arrolladora.

Te puede interesar:  Manzur va perdiendo el “poder" en Tucumán

La originaria de San Fernando, que en los tiempos de los Juegos de Londres 2012 se entrenaba en el gimnasio de Estudiantes de La Plata, pasó tres lustros en la élite del deporte internacional con una amplia cosecha que incluye también haber sido medallista en tres Juegos Panamericanos (bronce en Río de Janeiro 2007, oro en Guadalajara 2011 y plata en Toronto 2015).

Del mismo modo, fueron tres las preseas que recaudó en Campeonatos Mundiales: plata en Cheliabinsk (Rusia) 2014, oro en Astaná 2015 y bronce en Bakú (Azerbaiyán) 2018.

La consagración como campeona del mundo en Kazajistán frente a la japonesa Haruna Asani redundó en el premio máximo reservado cada año para el deportista argentino de mayor relevancia: el Olimpia de Oro.

Con la misma tenacidad mostrada en el tatami, luchó los últimos años contra una hernia cervical que la sacó de competencia en los Panamericanos Lima 2019 y que la condicionó en el posterior Mundial de Japón, donde se clasificó séptima.

En octubre de ese mismo año pasó por el quirófano y desde entonces inició su preparación para estos Juegos, sin saber que una pandemia aplazaría un año su despedida olímpica.

La Peque desarrolló un intenso adiestramiento para Tokio 2020 bajo la supervisión de la entrenadora Laura Matinel y la kinesióloga María José Domínguez, además de la exigente vara de su sparring Camila Marcellet.

Te puede interesar:  Fuerte cruce entre José Luis Espert y Juan Grabois: “Sos un miserable”

Sus dos primeras victorias por ippon en Tokio 2020, ante la sudafricana Geronay Whitebooi y la eslovena Marusa Stangar ilusionaron con un camino hacia su segundo oro olímpico pero el sueño quedó trunco con la derrota ante la japonesa Funa Tonaki en los cuartos de final y la caída en el repechaje ante la portuguesa Catarina Costa.

En Tokio 2020 clausuró su carrera olímpica luego de ser tercera en Beijing 2008, quinta con diploma en Londres 2012 y campeona en Río 2016.

De no mediar sorpresas, la competencia de hoy habrá marcado también el absoluto final de su historia como judoca, según admitió días atrás: “Es mi último Juego Olímpico y mi última competencia casi seguro”.

Sea o no, esta guerrera criolla de menos de 48 kilos, camino a los 36 años, ya goza para siempre de la reputación de auténtica leyenda para el deporte argentino.

FuenteTN
Artículo anteriorFacturas truchas: la cooperativa Patria al Hombro recibió millones del Estado para una obra que abandonó
Artículo siguienteBussi: “Tucumán se merecía la unidad”