Inicio Política Nacional

El peronismo busca “jubilar” a Cristina Kirchner

La capacidad de la vicepresidenta de hacer daño terminó cansando a los barones del conurbano

cristina kirchner (4)
Cristina Kirchner

El Presidente, sus ministros de más peso, los gobernadores del peronismo, la mayoría de los dirigentes de la CGT y buena parte de los intendentes de la provincia que pertenecen al Partido Justicialista y aspiran a la reelección tienen un diagnóstico parecido sobre cómo quedó Cristina Kirchner después de la derrota del 14 de noviembre. Lo único que la vice parece mantener intacto, sostienen, palabras más, palabras menos, es su capacidad de daño.

Viviendas Belgrano

Daño al propio gobierno en general y al jefe del Estado en particular, como lo demostró, afirman, horas después de las PASO, al enviar su “carta bomba” acompañada del amago de renuncia de los ministros que le responden, como el del Interior, Eduardo “Wado” de Pedro. Alcanza con recordar que más del 70% de los argentinos la perciben egoísta, despreocupada por el destino del país y obsesionada, siempre, por sus intereses particulares.

Te puede interesar:  Cristina Kirchner cree hay un “autor intelectual” del atentado detrás de la “banda de los copitos”

De sus causas judiciales a las dos jubilaciones de privilegio a las que bien podría haber elegido renunciar. También, repasan estos peronistas no cristinistas, fracasaron la mayoría de las candidatas y los candidatos que ella bendijo, al tope de las listas y en los lugares más expectantes. Como si esto fuera poco, indican, fracasó la apuesta de ella y su hijo, Máximo Kirchner.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
93336 biocombustibles maximokirchner proyecto 650x404
Máximo Kirchner

Y es que ambos apuntaban a impedir a los llamados “barones del conurbano” y también a Sergio Berni abrir las listas y habilitar unas PASO para lograr más volumen político y, eventualmente, más votos, como sí consiguió Juntos por el Cambio. Y va de suyo que la opción original de Cristina de empoderar a Máximo o al gobernador Axel Kicillof para reemplazar a Alberto Fernández ha quedado, después de estos resultados, herida de muerte.

axel kicillof
Axel Kicillof

Y es que no son pocos los que entienden el resultado electoral como una oportunidad para enfrentar al kirchnerismo en la provincia, porque el mito de que Cristina era invencible y Máximo se contagiaba de su fuerza parece cada vez más lejos de la realidad. La perspectiva es compartida entre los que todavía tienen la esperanza de que el Presidente se le plante a la vice, agarre la lapicera, la tinta, el papel y firme todo lo que tiene que firmar.

Te puede interesar:  La economía rechina por la carencia de dólares

Aunque eso signifique profundizar la enorme grieta que existe entre los compañeros de la fórmula contra natura. Todos los que hablan en contra de Cristina, a quienes la expresidenta califica como “los machos del off”, opinan que cayeron muy mal su no comparecencia en el comando electoral que se montó en Chacarita y su silencio frente a lo que consideran una “remontada” en la provincia y en algunos distritos que se daban por perdidos.

No la tratan como si fuese una opositora, pero no les disgusta la lectura que sostiene que a la mayoría de la sociedad le molesta que “desaparezca” en los momentos difíciles o trágicos, como las derrotas electorales, la tragedia/masacre de Once o la pandemia de Covid. Sí le reconocen su capacidad, ahora un tanto limitada, para hacer daño. En definitiva, ya son muchos los peronistas que creen de verdad que Cristina un día se va a levantar distinta y vaya a renunciar a la política para dedicar más tiempo a sus nietos.

Artículo anterior“Leiva organizó la patota contra los autoconvocados de la salud”
Artículo siguienteEl kirchnerismo generó un diciembre de incertidumbre