Nuevas viviendas Villa Carmela y Manantial Sur
Inicio Actualidad

EL PRESIDENTE ESTARÍA PRESIONANDO A LA JUSTICIA

Alberto Fernández embiste contra la Corte Suprema para marcarle la cancha

Fernández Corte Suprema
Los jubilados ya viajan gratis

Luego de que anunciáramos desde este medio que la Justicia estaba dispuesta a ir contra Cristina Kirchner, el presidente Alberto Fernández embistió contra la Corte Suprema de Justicia. Ni lerdo ni perezoso, el mandatario nacional parece haber recibido órdenes de la vicepresidenta para apuntar contra el máximo tribunal, que hace las veces de último resguardo de la institucionalidad de la Argentina.

Pero, además, es el único garante de que la ex presidente no consagrará su impunidad luego de intentar ir por todo una vez más. En ese sentido, el presidente Fernández sienta un precedente peligroso cuando critica a la Corte Suprema,  justamente cuando su accionar no ha hecho más que ajustarse a derecho. La defensa de las instituciones debería ser una de las prioridades de alguien que ocupa el sillón de Rivadavia.

Sin embargo, el mal ejemplo dado por el presidente no hace más que habilitar hacia abajo cualquier tipo de ataque a los jueces que integran el máximo tribunal, incluso, podría generar que militantes y fanáticos consideran las palabras de Alberto Fernández una luz verde para ir con todo en contra de los magistrados que integran el máximo tribunal argentino. ¿Acaso siguió órdenes expresas de Cristina Kirchner?

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Y es que incluso llegó a decir que sólo en caso de encontrar a la vicepresidenta inocente es que la Justicia estaría funcionando bien. ¿Quiere decir que estaría dispuesto a realizar una intervención en el Poder Judicial sólo por el hecho de que falle en contra de las pretensiones del kirchnerismo? Sería una avanzada sólo vista el Estados fallidos, tal como es el caso de Venezuela con una justicia adicta.

Fernández se ataja declarando que sus dichos se tratan de críticas y no de ataques, lo cual no hace más que poner en evidencia su hipocresía al respecto. Y es que las críticas en boca de un presidente configuran un intento por lesionar la legitimidad del Poder Judicial. Pero, además, dejan en claro que no tienen nada de inocentes, teniendo en cuenta que sobre la vicepresidenta pesan muchas causas.

Sobre todo, en lo que hace a la corrupción, en causas que están demasiado avanzadas como para volver atrás sin pagar un alto costo político ante la sociedad. Es imposible que la Justicia se haga la desatendida luego de que avanzar tanto costó muchas presiones de todo tipo, incluso, la muerte por cáncer del fallecido Juez Claudio Bonadío. Además, la corrupción mata, como en el caso de la tragedia de Once.

¿Acaso cree el presidente Fernández que la sociedad aceptaría o toleraría una intervención en la Justicia sólo para salvar a Cristina Kirchner? O aun peor, ¿Cree que el presidente que una intervención en el Poder Judicial como castigo ante las eventuales condenas a la vicepresidenta pasará desapercibida? Los próximos días serán determinantes para saber hasta dónde está dispuesto a llegar el kirchnerismo.