Entrega de ambulancias
Inicio Policiales

Empleada pública santiagueña lideraba una banda que falsificaba y vendía en Facebook certificados para la AUH

Además de la cabecilla, fueron apresadas otra mujer y su hija, sin que se descarte la necesidad de sumar otros eslabones a la lista.

37202 certificados anses auh
Trasplante de medula osea

La Justicia santiagueña indagará este lunes a tres mujeres del Bº Villa del Carmen, en la capital provincial, apresadas por presunta defraudación en perjuicio de la Anses y los investigadores sospechan que habría más implicados en el escandaloso caso, configurando una asociación ilícita.

El proceso está en manos de la fiscal Celia Mussi y expertos del Departamento de Ciberseguridad. Todo se precipitó por la denuncia de una médica al descubrir que las sospechosas ofrecían por Facebook, a $ 600 fichas médicas (con firma y sellos falsos) para beneficiarias de la Asignación Universal por Hijos (AUH).

En semanas, la jueza de Control y Garantías, María Pía Danielsen, refrendó allanamientos y las detenciones de tres sospechosas, pero ahora se cree que habría más “eslabones” libres en la larga cadena de favores, para lamento de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses).

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Están presas desde el viernes, María Rita Álvarez, de 40 años; su hija, Ivana Florencia Guzmán (23) y Lucrecia Soledad Palavecino, 41, (apodada “Luky”), empleada del Boletín Oficial de Santiago del Estero, con residencia en manzana 5, lote 17, del citado complejo habitacional.

El cerebro sería “Luky”, alojada en la Comisaría del Menor y la Mujer Nº 5. Su situación se agrava porque le habrían sido incautados sellos y otras pruebas clave de la operatoria denunciada. Deducen que la supuesta “banda” estaba bien aceitada: “Lucky” aportaba logística y la falsificación de los formularios; madre e hija operaban en las calles, captando clientes/as.

¿Por qué son importantes los informes médicos para la AUH? Básicamente, el médico le da rigor formal a la obligación del beneficiario de acreditar que sus hijos reciben asistencia en salud, ya sea con el calendario de vacunas y otros requisitos.

Para cobrar la Asignación Universal por Hijo (AUH), la Anses fijó como requisito fundamental presentar el Formulario Libreta Salud, Educación y Declaración Jurada (formulario PS 1.47) ante el organismo, desde el primer día hábil de enero a diciembre de cada año.
La fiscal Celia Mussi libraría -desde el lunes- oficios vitales a la Anses, para que le informen si han ingresado formularios refrendados por la médica denunciante, cuyo sello, y firma, falsificados, son peritados por los profesionales. En caso afirmativo, es decir que la Anses ya recibió formularios truchos, nadie descarta que la causa termine siendo remitida al Juzgado Federal, con una parcial declinatoria de competencia.

La Fiscalía también recibirá esta semana la declaración testimonial de la médica, quien trabaja en una UPA del Bº Autonomía. Después, habrá pericias caligráficas. Mussi y compañía meditan cada paso y la cantidad de los formularios falsificados hacen ruido en la cabeza con una idea fuerte: podría tratarse de una asociación ilícita.

El escenario penal se perfila en ese lineamiento. Tres presas y creen que habría al menos tres sospechosas más, por ahora sueltas, que se habrían unido para estafar a la médica y a la Anses. Sospechan que habría cientos de formularios apócrifos en la calle. 

Dejanos tu Comentario