Inicio Política Nacional

En JxC temen un posible pacto espurio entre Gerardo Morales y Sergio Massa

Morales y Vidal no arriesgan la unidad de la alianza opositora, pero distraen del objetivo primordial de coordinar a la propia tropa legislativa. ¿Existirá una posible traición cruzada, pergeñada por el gobernador de Jujuy y el presidente de la Cámara baja del Congreso?

morales massa
Gerardo Morales - Sergio Massa

Decisivos dirigentes de Juntos por el Cambio se las arreglaron, una vez más, para que la opinión pública desviara la atención del ministro Martín “Sarasa” Guzmán y su cuento de la buena pipa sobre el acuerdo eternamente pendiente con el FMI y advirtiera, ofuscada, nuevos pasos en falso de importantes miembros de la principal coalición opositora. El primero fue el gobernador Gerardo Morales, al afirmar: “Esta deuda la contrajimos nosotros”. Lo que puso al Gobierno en estado de éxtasis, en tanto chisporroteaban innumerables cortocircuitos en el seno de JxC.

Viviendas Belgrano

La segunda fue la exgobernadora bonaerense y flamante diputada porteña, María Eugenia Vidal, que tras diez días de silencio explicó que estaba en la costa y que tuvo angina, se refirió al escandaloso video en el que en torno de una mesa varias personas imaginan cómo detener al Pata Medina y uno de sus ministros se apena por no contar con un organismo persecutorio y letal como la Gestapo, del régimen nazi.

Te puede interesar:  Otra usurpación mapuche: ahora ocuparon una casa lindera al predio donde estaba la casilla de Gendarmería

Curioso fenómeno el de la alianza que está en el llano: se mantuvo compacta y serena durante los dos primeros años que bajó del poder, y así alejó el peligro de la diáspora. Pero desde que los resultados le fueron tan favorables en las últimas elecciones, JxC no para de cometer errores y de irritar a su propio electorado. Los más maliciosos empiezan a suponer que tanto Morales como su amigo y, de a ratos, socio electoral Sergio Massa especulan.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
camara de diputados argentina reuters

¿Con qué sería? Justamente, con la implosión de las respectivas coaliciones que los cobijan y que entonces ellos asomarán juntos en 2023 conformando el binomio presidencial que nos salve a los argentinos de todos los males que padecemos. En JxC ni se mosquean: aseguran que Gerardo Morales solo podría sumar voluntades en el norte del país y que eso no alcanza ni para empezar a hablar.

Te puede interesar:  El Gobierno les dará a los empleados estatales un bono de 30 mil pesos a fin de año

En cuanto a Massa, antes de cruzar ese Rubicón todavía tiene la chance de solicitar jugar en las próximas PASO presidenciales del Frente de Todos, el año próximo. La entente con Morales (u otro) sería una posible vía de escape si al presidente de la Cámara de Diputados se le denegara la opción bajo el paraguas de “todos unidos triunfaremos”. Es muy temprano aún para decisiones tan drásticas.

Mientras tanto cada uno representa papeles bien diferenciados: a Morales, insolentarse con sus socios le garantiza vidriera periodística sin mayores costos; a Massa, la cautela en sus movimientos lo preserva de desgastarse prematuramente para llegar entero y competitivo a 2023. La blandura no garpa y el batacazo que se suponía que aseguraba Vidal con su regreso al territorio porteño no fue tal, y el porcentaje conseguido no resultó aún más lánguido gracias a la presencia de Ricardo López Murphy, que evitó una mayor fuga de votos hacia Javier Milei.

Te puede interesar:  El kirchnerismo es cómplice de la violencia mapuche

En JxC nadie visualiza cismo alguno por episodios como los de Morales y Vidal, pero sí preocupa la horizontalidad en el mando que produce desconcierto, contradicciones y hasta derrotas autoinfligidas en el lugar que más se nota y con mayores consecuencias para el país: el Congreso. Saben que la paciencia de su electorado tiene un límite y que de seguir pegándose tiros en los pies tontamente redirigirá su voto desencantado hacia posturas más extremas.

Artículo anteriorDurante el fin de semana tuvieron lugar en Tucumán una serie de insólitos operativos policiales
Artículo siguienteEl Gobierno nacional se apresta a confiscar bienes por medio del impuesto a la herencia