La Mañana con Vos
La Mañana con Vos

EN YERBA BUENA le dicen “NO” a las nuevas restricciones

Los propietarios de jardines maternales y salones de fiestas de la ciudad jardín, se manifestaron en contra de las posibles nuevas medidas, que los obligarían a cerrar nuevamente sus actividades

cámara de comercio yb

En el marco de las crecientes posibilidades de que desde el gobierno se implementen una serie de nuevas restricciones ante la llegada de la segunda ola de coronavirus, desde Tucumán Despierta entrevistamos a emprendedores de Yerba Buena que ven amenazadas sus fuentes de ingresos y de trabajo. Entre ellos, hubo una coincidencia acerca de que ninguno acatará el cierre que las autoridades puedan disponer para así defender su actividad.

Mariela, del jardín maternal Girasoles en Yerba Buena, dijo que la situación de los jardines maternales es que apenas llevan trabajando cinco meses, cumpliendo a rajatabla el protocolo para evitar el contagio de COVID-19. Sin embargo, las nuevas restricciones amenazan la fuente de ingresos y de trabajo que estos imprescindibles establecimientos representan.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir
no cerramos

Particularmente, se sintió molesta a causa de que son otros espacios los que incumplen con las medidas sanitarias pertinentes, al tiempo que se acusa de manera injusta a los niños como transmisores del virus. Sin embargo, desde fiestas clandestinas, hasta viajes y cenas de egresados son los eventos en los que el COVID-19 se propaga, pero las autoridades planean hacer pagar a justos por pecadores.

CEF Medical
CEF Medical

Teniendo en cuenta que un nuevo cierre a causa de restricciones implicaría la quiebra de los jardines maternales, la unión de quienes trabajan en estos establecimientos llevó a Mariela a asegurar que no permitirán que su actividad vuelva a cerrar. Y es que son muchas las personas que corren el riesgo de que se pierdan puestos de trabajo, razón por la cual la situación les indigna ya que los jardines maternales fueron los últimos en abrir y ahora los primeros en cerrar.

Te puede interesar:  Si las escuelas no son foco de contagios, ¿por qué estuvieron un año cerradas?

Por su parte, Héctor Coronel manifestó que, en el caso de los salones de fiestas infantiles, están siendo englobados en la misma bolsa que los espacios más grandes, los cuales, muchas veces son los que incumplen los protocolos. La afectación sería grande debido a que por la poca cantidad de niños que les está permitido albergar, los ingresos apenas alcanzan para hacerle frente a las deudas.

En ese sentido, resaltó que el sector no podrá aguantar un segundo cierre como el del año pasado, cuando la responsabilidad de controlar es de parte del mismo gobierno que ahora pretende cerrar todo de nuevo. El miedo que cunde ya entre la gente llevó a que muchas reservas se estén perdiendo, razón por la cual, Coronel aseguró que tampoco cerrará las puertas ya que están cumpliendo con todo lo exigido.

Juan Carlos Lupo propietario de salón de fiestas en Yerba Buena, manifestó que en el caso de los salones, tanto infantil como un salón de eventos sociales, recién se están acomodando y si lo obligan a cerrar, directamente se funde. También hizo hincapié en lo injusto de que sean estos establecimientos los que deban pagar por los errores gubernamentales. Por esta razón, también afirmó que su postura es la de no cerrar ya que trabajan tal y como lo pidió el gobierno, concluyó.