Inicio Política Nacional

Explosivas acusaciones en medio de la interna por un proyecto que involucra millones

En medio de la pelea entre cristinistas y albertistas, Juan Grabois y Matías Kulfas se cruzaron por el impacto en los precios de la importación de “basura norteamericana” y por una polémica iniciativa que había impulsado Máximo Kirchner

jvthqgpvrbh7pkl25tw6he56xy
El referente del Movimiento de Trabajadores Excluidos, Juan Grabois, criticó al ministro de Producción, Matías Kulfas, por una medida contra cartoneros

Juan Grabois, uno de los líderes de la UTEP y hombre cercano a Cristina y Máximo Kirchner, atacó duramente a Matías Kulfas, ministro de Desarrollo Productivo y funcionario de Alberto Fernández, por “boicotear una ley” y por supuestamente habilitar la importación de “basura norteamericana”.

Viviendas Belgrano

El economista le contestó hoy públicamente, y dijo que el líder de los movimientos sociales tiene un “diagnóstico equivocado y datos erróneos”. La pelea de fondo es por un proyecto que abre la posibilidad de crear un nuevo impuesto al sector privado para -critican algunos- la creación de una caja millonaria.

El Frente de Todos impulsó a fines del año pasado un proyecto de Ley de Envases que incluía una Tasa de Responsabilidad Extendida del Productor (Tarep) que se cobraría a los precios mayoristas de todos los productos envasados (sería de hasta un 3%). En algunos sectores del propio Gobierno lo habían calificado como una caja “para la Orga”. Desde entonces, la relación entre Kulfas y Grabois se agrietó. A eso se sumó, cuestionó ayer el líder de la UTEP la supuesta apertura a la importación de basura dispuesta por Kulfas.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

El primer golpe lo dio Grabois en su Facebook. “Estoy intentandococano echar leña al fuego”, dijo el dirigente social en medio de la interna que erosiona a la Casa Rosada. “Fuimos prudentes, no agredimos a nadie, queremos que al Gobierno le vaya bien. Hay algunas buenas políticas, lo del bono fue bueno, la idea de captar renta extraordinaria es buena aunque todavía no vimos la ley”, señaló Grabois.

Violencia de género
Violencia de género

“Pero después, aparecen cosas que expresan una mentalidad… no sé cómo decirlo… jodida, clasista y liviana, con su componente de crueldad. Hay algunas líneas que se van cruzando y nuestra base nos está reclamando con absoluta razón, acción y resultados, no palabras, proyectos de leyes que nunca salen y promesas que no se concretan. Nos piden, al menos, que no vayamos para atrás”, agregó.

Grabois afirmo que “en el marco de un conflicto entre los cartoneros y el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires” hay un conflicto en el que se está reclamando, “porque muchos compañeros cartoneros cooperativizados no cobraron la parte de su salario que le corresponde por los servicios ambientales”.

Te puede interesar:  Jaldo se reunió con Manzur y proyectaron avances en la obra pública

Agregó: “La asamblea reclamó a la dirección del Movimiento que redoblemos la lucha por el tema de los precios de los materiales, en particular, los del cartón corrugado reciclado porque constituye el 60% de los ingresos de los cartoneros cooperativizados y el 90% de los independientes que son los más vulnerados. Entonces, doble conflicto: con la Ciudad que debe garantizar la retribución por el servicio y con el sector productivo que paga por el producto. ¿Qué es lo que está pasando que bajó tanto cuando los precios de todo lo demás suben?”, se preguntó con un tiro de elevación también a Horacio Rodríguez Larreta.

“El genio de Kulfas habilitó la importación de basura norteamericana y ahora de bobinas; le habíamos advertido con claridad los efectos devastadores en lo social, además de lo ambiental, que esto produce. Se lo dije personalmente, se lo dijo la Federación de Cartoneros. Además de dólares que se van a cambio de basura, los industriales-amigos aprovechan la sobreoferta para voltearle los precios a los cartoneros que perdieron el 20,7% de sus ingresos reales en la última semana”, criticó Grabois.

“En fin… Todos los precios suben, menos el de los materiales que le dan de comer a 300.000 familias argentinas… porque el señorito abre las importaciones. Es joda”, cuestionó Grabois.

Y completó: “Entonces, Kulfas y amigos, además de boicotear la Ley de Envases que él mismo firmó con una mano, pero enterró con la otra junto a la American Chamber y la Coca Cola (SIC), principal contaminante del mundo, castiga a los cartoneros con esta política de apertura neo-menemista y absolutamente estúpida. Por favor, a resolver este tema porque la gente no se la va a bancar, son muchas familias viviendo de esto, dispersas por todo el país; los organizados van a poder resistir, pero los desorganizados se quedan sin lo único que el sistema dejó para ellos… hoy se lo pedimos al Sr. Presidente a quien para el bien de los argentinos deseamos lo mejor. Señor Presidente: tierra, techo, trabajo, respeto a los de abajo. Ley de Envases, Ley de Humedales, Salario Universal, Tierra para quienes necesitan vivir y cosechar”, enumeró Grabois.

Te puede interesar:  "En ese supermercado lo están estafando, no hay aumentos del 20%": Cerruti se cruzó con un periodista

LA NACION consultó a AmCham por los dichos de Grabois, pero allí prefirieron no opinar del tema. También se comunicó con Coca-Cola, donde prefirieron no opinar del tema.

A Ud. Kulfas, que ya nos dijo despectivamente que éramos un sindicato de pobres -sin pensar que en el modelo productivo que usted plantea hay lugar solo para la mitad de los argentinos y que incluso la mitad de los trabajadores del sector privado con recibo de sueldo y aguinaldo están bajo la línea de pobreza- le pedimos Kulfas que se guarde sus frases socarronas y nos deje seguir siendo al menos un sindicato de pobres porque si Ud. sigue en esa senda a ser un sindicato de indigentes”, criticó.

“Es sorprendente cómo tanta gente que tuvo tanto poder tiene el tupé de echarle la culpa a las organizaciones sociales de la pobreza sin que su accionar haga otra cosa que aumentarla. Nosotros no vamos a ser la contención social de sus tropelías”, cerró Grabois.

La respuesta de Kulfas

“No es la primera vez que Grabois agrede sin fundamento recurriendo a información completamente distorsionada, y probablemente no sea la última”, respondió hoy vía Facebook el ministro de Desarrollo Productivo. “Sin ánimo de iniciar una controversia pública, voy a realizar una serie de comentarios con el único fin de que se conozcan datos precisos sobre los temas a los que alude”, agregó y luego enumeró.

“Las importaciones de residuos no son administradas por el Ministerio de Desarrollo Productivo, sino por el Ministerio de Ambiente. No tengo conocimiento de que dicho Ministerio haya aprobado la importación de ‘basura norteamericana’, ni creo que la política del Ministerio que conduce Juan Cabandié haya sido la que Grabois señala, ni se entiende bien a qué se refiere cuándo realiza tal afirmación”, señaló.

El ministro de Desarrollo Productivo, que es cuestionado por el cristinismo, dijo que el país importa determinadas especificaciones de papel y cartón (bienes finales, no residuos) que no se producen en el país y son necesarias para las industrias. Luego especificó: “Dichas importaciones se vienen reduciendo y cayeron 29% en la última década. Las que provienen de EE.UU. han venido mostrando una clara tendencia declinante: se importaron US$62 millones en 2015, US$41 millones en 2016, US$39 millones en 2017, US$32 millones en 2018, US$27 millones en 2019, US$23 millones en 2020 y US$23 millones en 2021″.

Te puede interesar:  Un presidente atrincherado, mientras muchos arman a Massa
Sesión especial en Diputados. Máximo KirchnerSilvana Colombo

“Efectivamente, participé –junto a un equipo del Ministerio de Desarrollo Productivo- en la elaboración del proyecto de Ley de Envases y sigo pensando que es una buena herramienta para favorecer la economía circular, la industrialización y promover la formalización de las cooperativas de reciclaje y el bienestar de sus trabajadores y trabajadoras. También dije, y sigo pensando, que es un proyecto muy importante que debe ser debatido con los sectores productivos y del trabajo”, estimó el ministro.

“Tratándose de un proyecto tan importante, de cuya buena implementación depende un cambio estructural para nuestro país a partir del reciclaje efectivo de los residuos, no tengo dudas de que debatirlo de manera abierta traerá beneficios. Muchas de las críticas que se vertieron sobre el proyecto de Ley de Envases fueron fruto de interpretaciones incorrectas que se revertirán a partir del adecuado debate público”.

Kulfas señaló que la volatilidad en el precio de los residuos tiene que ver con la inexistencia de precios de referencia en el mercado. “Es un tema que venimos trabajando con el Ministerio de Ambiente y en el que pronto introduciremos nueva normativa que permitirá afrontar este problema de manera efectiva. Para ello, se creará un registro que permita seguir con mayor claridad la disponibilidad de residuos para reciclaje, administrar importaciones en función de esa disponibilidad y generar precios de referencia”, dijo.

Luego cerró la disputa: “La inexistencia de estos precios de referencia lleva a que algunos segmentos especulativos del mercado puedan falsear tendencias a la baja en detrimento de las cooperativas de reciclaje, aspecto que probablemente sea el que Grabois alude, aunque con un diagnóstico equivocado y datos completamente erróneos”.

FuenteLa Nación
Artículo anteriorANSES se encuentra con una concurrencia masiva ante las dificultades para acceder al IFE 4
Artículo siguienteLas jubilaciones y la AUH subirían cerca de 15% en junio