Inicio Actualidad

Germán Alfaro, como es su costumbre, mira para otro lado

La ignorancia sobre este tema, sumada a la inoperancia que lo caracteriza, le impide ver que ahora estamos ante un riesgo epidemiológico. Pero el problema es que Alfaro nunca está a la altura de las circunstancias

alfaro gamboa
Germán Alfaro - Eugenio Agüero Gamboa

A partir de este lunes entra en vigencia el decreto de la Municipalidad de Yerba Buena, que suspende las autorizaciones de eventos masivos hasta el 2 de enero próximo. Por otra parte, el Ministerio de Seguridad coordinó con la Policía de Tucumán un plan de acción en el marco del Operativo Felices Fiestas para supervisar el control del Pase Sanitario en los locales gastronómicos.

Viviendas Belgrano

Ahora bien, ¿Estas acciones fueron casualidad? ¿Se produjeron de la noche a la mañana por una sorpresiva preocupación de las autoridades? La realidad es que tanto el ministro como el intendente comenzaron a moverse a partir de la publicación de este medio acerca de la manifiesta inacción de parte del COE y de la totalidad de dirigentes políticos de nuestra provincia. Está claro que antes de la publicación del pasado sábado, ninguno se había hecho eco.

En este marco, la situación sanitaria comienza a hacerse apremiante, pero sólo después de que Tucumán Despierta hiciera mención a esta realidad es que algunos decidieron tomar cartas en el asunto. Sin ir más lejos, la policía por orden del ministro Gamboa es que desde el sábado a la noche se empezó a mover y tratar de hacer cumplir el decreto del gobernador. Pero antes, brillaba por su ausencia.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Y es que hasta el momento no había hecho nada más que puro marketing con el pase sanitario. Lo mismo le cabe al intendente Mariano Campero, cuyos bares, boliches y restaurantes desbordaban noche a noche de gente sin el más mínimo control. Hasta que apareció la publicación de Tucumán Despierta y no tuvo más que pasar de la desidia a la acción. Sin embargo, hay alguien que todavía no hizo absolutamente nada al respecto.

Violencia de género
Violencia de género
Te puede interesar:  Potenciar Trabajo: la causa que investiga maniobras irregulares en el Polo Obrero podría salpicar a otras organizaciones
mariano campero
Intendente de Yerba Buena, Mariano Campero

En ese sentido, Germán Alfaro sigue mostrándose indolente ante la situación que atraviesa la provincia. A pesar de gobernar el distrito que se lleva la mitad de los contagios diarios, el intendente de San Miguel de Tucumán no hace nada por controlar a los bares nocturnos y a toda actividad nocturna con gran concurrencia que tiene la capital. De esta manera, continúa lavándose las manos como siempre.

Tal vez, Alfaro se sienta herido en su ego a sabiendas de que Campero le ganó de mano. Y es que Yerba Buena anunció esta normativa en medio de los brindis y cenas de fin de año de empresas privadas u organizaciones públicas, y de casamientos, entre otras actividades. Mientras que en la capital nadie sabe qué hacer justo en la semana previa a lo que será la navidad.

Al tiempo que empezaron a trabajar algunos, Alfaro mientras tanto no tomó ninguna medida. La ignorancia e inoperancia del mandatario capitalino le impide ver que ahora estamos ante un riesgo epidemiológico y tendrá que entender que es más que necesario tomar algunas iniciativas para evitar un brote y tener que tener otras medidas más estrictas. Pero el problema es que Alfaro nunca está a la altura de las circunstancias.

Es por ello que cabe preguntarse: ¿Controlará Germán Alfaro el cumplimiento del decreto ratificado mediante ley en el distrito capitalino? ¿Buscará el cumplimiento efectivo y hacerles saber que habrá sanciones a los propietarios que no hagan control del cumplimiento del pase sanitario para el ingreso al local? Y es que no sólo le falta compromiso y eficacia a la gestión alfarista. Además, carece de lo necesario para estar a la altura de las circunstancias. Siempre.

Artículo anterior¿Cómo hará el gobierno de los Fernández para llegar al final de su mandato?
Artículo siguienteLas promesas de Gabriel Boric en su primer discurso como presidente electo de Chile