Cárcel Benjamín Paz
Inicio Policiales

Horror en Córdoba: Encontraron los cuerpos de las dos hermanas que estaban desaparecidas

El domingo, dos jóvenes, que serían hermanos, confesaron haber asesinado y descuartizado a la presunta mamá de ambos y quien sería su tía. Los cuerpos fueron hallados en un pozo ubicado en la casa de las víctimas

hermanas desaparecidas
Procrear

La Policía y bomberos de Córdoba encontraron los cuerpos de las dos hermanas desaparecidas, Esther Castro (41) y Sara Castro (39), en el interior de un pozo que había en el fondo de la casa de las víctimas, en el barrio Autódromo, en la zona norte de la ciudad de Córdoba.

Pasadas las 10.45, los peritos de la Policía encabezados por los bomberos del Departamento Unidades de Alto Riesgo (Duar), hallaron los dos cadáveres en el pozo, que se calcula que tiene 60 metros de profundidad.

Dos jóvenes, que serían hermanos, confesaron el domingo pasado haber asesinado y descuartizado a quienes serían la mamá de ambos y su tía en su casa, donde los investigadores encontraron en un aljibe el cuerpo de una las víctimas.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Los dos hermanos están detenidos e imputados por homicidio calificado y homicidio en concurso real. Además, hay una chica de 17 años demorada que también habría colaborado en el hecho.

De acuerdo a las versiones de los vecinos, en la casa vivían más de diez personas, entre adultos, adolescentes, niños y bebés. En la madrugada del pasado jueves vieron cuando los acusados prendieron una enorme fogata en el patio y aseguraron que el olor era nauseabundo.

Desde hacía varias noches, las personas que viven por la zona escuchaban rezos extraños y alabanzas. A su vez, revelaron que en esa casa se practicaban rituales satánicos y que en las ventanas se observaban imágenes de crucifijos no convencionales.

En el interior del domicilio, los investigadores encontraron palas, machetes, hachas y una maza que tendría manchas de sangre. En tanto, no descartan que los cuerpos hayan sido desmembrados para luego ser arrojados al pozo.

Según indicaron los vecinos, los acusados viven hace más de 10 años en esa vivienda. Asimismo, contaron que el padre de las mujeres desaparecidas murió hace siete meses y desde ese momento la situación se habría descontrolado aún más.

En barrio Autódromo circula la versión de que el hombre abusó de sus hijas y producto de la violación habrían quedado embarazadas. Lo mismo habría sucedido con sus nietos, que serían sus hijos.

Los vecinos nunca se animaron a denunciar lo que ocurría en el interior de la vivienda porque “estaban amenazados”.