Boleto Gratuito

Iniciaron un sumario al inspector de Tránsito y acusarán de cohecho a un infractor

El hecho ocurrió en el microcentro y la Municipalidad abrió una investigación administrativa.

Descacharreo

Las cámaras instaladas en la ciudad no sólo captan accidentes o eventuales hechos policiales, sino también infracciones de tránsito. El centro de monitoreo de San Miguel de Tucumán captó una escena de un vehículo mal estacionado en el microcentro y la acción en ese hecho de un inspector municipal está siendo investigada administrativamente. Sucedió esta semana y esa infracción no está confirmada en un acta, pese a la actuación del varita para apercibir al conductor del vehículo, según trascendió. El hecho fue confirmado a LA GACETA por el director de Tránsito, Fabián Salvatore, que dio intervención a la Asesoría Legal y a la Fiscalía Municipal para que se investigue la conducta del empleado, como así también del infractor que conducía el vehículo. La Dirección de Tránsito de la Municipalidad de la capital resolvió iniciar un proceso sumario al empleado implicado que, de comprobarse fehacientemente, podría desencadenar en su baja definitiva.

“La intendente (RossanaChahla ha sido muy clara respecto de la labor de cada uno de los agentes municipales. No se tolerará ningún hecho reñido de la ley. Por eso se actuó en consecuencia para que se indague si hubo una conducta impropia en el accionar municipal”, indicó el funcionario. Salvatore afirmó que el Centro de Monitoreo informó a la repartición a su cargo de forma inmediata acerca de una situación considerada irregular y que merecía una investigación por parte de las autoridades. “Más allá de que se compruebe o no que no hubo un buen accionar por parte del inspector, la ciudadanía debe tener en claro que no debe ofrecer nada al empleado, sino exigir que se confeccione la multa y, de ser el caso, denunciar si algún agente de tránsito le pide algo”, puntualizó el comisario general retirado.

En la actualidad, la Dirección de Tránsito cuenta con una dotación de alrededor de 270 empleados (entre motoristas, agentes callejeros y personal de grúa) que trabajan en cuatro turnos. En los últimos 10 días, se labraron más de 3.500 actas de infracción. Salvatore, asimismo, detalló que se enviaron cerca de 40 vehículos al corralón, cuyos conductores no pasaron el test de alcoholemia, mientras que también se retuvieron 200 motocicletas porque sus conductores no contaban con carnet, seguro, el casco reglamentario, entre otros requisitos.  También en ese mismo período se registraron infracciones de una treintena de camiones en horario no permitido para la carga y descarga de mercadería. “Hubo un período en el que se hizo un sistema de concientización ciudadana para evitar llegar a las infracciones. Sin embargo, observamos que la inconducta de los choferes de autos, camiones y motocicletas se repite y, por ende, se actúa en consecuencia. Esta gestión está intentando mantener un ordenamiento en el tránsito, pero al mismo tiempo que se respeten las leyes vigentes y que, por ejemplo, no se estacione en doble y hasta triple fila en las calles, que no se estaciones motos en las peatonales y que se respeten los semáforos”, puntualizó Salvatore.

Dejanos tu Comentario