Cárcel Benjamín Paz
Inicio Economía

Invertir en tiempos de cepo: las alternativas para los ahorristas que no pueden acceder al dólar solidario

Según analistas, quienes no pueden comprar divisas en el mercado oficial pueden acudir a otros instrumentos, algunos tal vez sofisticados, pero efectivos.

pu7vevbsrjdepdcqj2dtoeaif4
Qué alternativas de inversión hay para los ahorristas que no pueden acceder al dólar solidario ni a los financieros. (Foto: Adobe Stock)
Procrear

Acciones de empresas energéticas y de la construcción, y títulos públicos como letras y bonos lucen, a los ojos de los especialistas en finanzas, como opciones de inversión que permiten resguardar ahorros en pesos en un contexto de altísima inflación y ante la imposibilidad, cada vez mayor, de acceder al dólar solidario por las restricciones impuestas por el Gobierno.

El Banco Central dispuso que las personas que se reciban el subsidio en las tarifas de servicios públicos no podrán, mientras mantengan ese beneficio, realizar compras de moneda extranjera. El directorio de la autoridad monetaria estableció que esta decisión involucra las compras del dólar solidario o ahorro, contado con liquidación (CCLy Bolsa o MEP.

En este panorama, el recurso más “a mano” de los ahorristas sigue siendo el dólar blue, pero los analistas aconsejan otras opciones. Para el economista Aldo Abram, quienes no tienen acceso al dólar MEP o al contado con liquidación son ahorristas “medianos para abajo”. “Claramente, los están perjudicando, aunque se vayan a quedar con los subsidios”, consideró.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
El recurso más “a mano” de los ahorristas sigue siendo el dólar blue. (Foto: Ilustrativa Adobe Stock)
El recurso más “a mano” de los ahorristas sigue siendo el dólar blue. (Foto: Ilustrativa Adobe Stock)

En consecuencia, estimó que esas personas podrían seguir comprando dólares, pero en el mercado paralelo, porque eso “les va a permitir acceder a un instrumento que no pierde valor como las inversiones en pesos”.

“El blue no es una inversión sofisticada y otorga liquidez porque en general la gente que accede a esa cotización puede tener necesidad de disponer de esos ahorros y no podría colocarlos, por ejemplo, en plazos fijos CER, porque quedan inmovilizados tres meses”, puntualizó Abram.

Además, acusó de “incapacidad” al Banco Central por “hablar del mercado blue como si fuera un lugar de delincuentes, pero después obligan a la gente a ir a ese mercado negro porque nadie se quiere quedar en pesos”.

Abram comentó que “lo que más se parece a un ahorro en dólares es comprar en la Bolsa acciones que cotizan acá, pero son de Estados Unidos”.Sin embargo, aclaró que existe un problema: la cotización de las acciones y los bonos de ese país va a bajar en los próximos meses porque la política monetaria de los países desarrollados “va a seguir siendo contractiva y eso va a impactar en los activos financieros”.

Alternativas en títulos públicos y acciones para mantener el valor de los ahorros

Lucas Buscaglia, analista de renta fija y macroeconomía en Invertir On Line(IOL)señaló que, dado el contexto macroeconómico de la Argentina, entender cómo invertir en instrumentos en pesos “es clave a la hora de poder buscar alternativas para mantener el valor de los ahorros”.

Para ahorristas un tanto más sofisticados, el especialista propuso privilegiar instrumentos de renta fija que ajusten su capital por inflación (Letras y bonos CER) y bonos que paguen cupones que se ajustan a la tasa de interés Badlar para plazos fijos mayores a un millón pesos, que tiene una Tasa Nominal Anual (TNA) menor que la tasa de interés de referencia, pero sigue a la par los aumentos.

En lo que tiene que ver contra cobertura de variaciones del tipo de cambio oficial, Buscaglia explicó que existen instrumentos dollar-linked que ajustan el capital a las variaciones de este tipo de cambio.

Pero aclaró: “Hoy no son instrumentos para posicionarse dada su cotización elevada (que afecta rendimientos) y el hecho de que le asignamos menor probabilidad a un escenario de devaluación abrupta en los próximos meses”. Por ende, como estrategia, sugirió invertir en instrumentos que devenguen tasa y permitan cobertura contra la inflación.

Como ejemplo, indicó que para aquellos que busquen posicionarse en un plazo menor a seis meses, una alternativa es la Letra del Tesoro, que ajusta su capital por CER (Lecer) X17F3, con vencimiento en febrero de 2023, cuyo rendimiento anual es de CER-1,7%, y con un retorno a vencimiento (TIR) del 101%.

Para plazos de seis a nueve meses, el bono CER TX23 es, para los analistas de IOL, una opción interesante: su vencimiento es en marzo de 2023 y es uno de los títulos públicos en pesos con mayor liquidez, cuyo rendimiento a la fecha es de CER-1,5% y la TIR esperada se sitúa en 104%.

En plazos mayores a nueve meses, la propuesta pasa por dos bonos distintos dado los perfiles de inversores: para aquellos que se consideren inversores moderados (busquen retorno con riesgo acotado), está el bono Badlar sub-soberano de la Provincia de Buenos Aires con vencimiento en 2025, el PBA25, que paga cupones de manera trimestral a una tasa de interés anual Badlar+3,25%, generando así una renta elevada con una TIR del 105%.

Para aquellos que estén dispuestos a tomar mayor riesgo por mayor retorno (perfil agresivo), el bono CER del Gobierno Nacional con vencimiento en 2024, el T2X4, ofrece un rendimiento de CER+7,5%, siendo de los bonos CER con mayor retorno sobre la inflación, pero con un plazo más largo, que genera un riesgo mayor.

También, considerando plazos más largos de inversión, Buscaglia dijo que una buena alternativa es tomar posiciones en empresas sólidas de los sectores de materiales y energéticas de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires, principalmente Aluar e YPF.

“Invertir en uno mismo”, la sugerencia de un especialista en finanzas

Daniel Adler, especialista en educación financiera y emprendurismo, dio una visión muy distinta y particular: cree que para toda persona, lo mejor es “invertir en uno mismo” para “pensar en una estrategia de crecimiento patrimonial”.

Para justificar su postura, sostuvo que el 95% de los argentinos pertenece a la clase media y baja y ese enorme segmento de la población “carece de acceso a los productos financieros más sofisticados o en dólares para ganarle a la inflación, a diferencia de la clase alta o los ricos quienes sí la tienen”.

Especialistas recomiendan "invertir en uno mismo".
Especialistas recomiendan “invertir en uno mismo”.Por: Wiroj Sidhisoradej | wirojsid – stock.adobe.com

“En otras palabras: el 95% de la población argentina no tiene las herramientas financieras para ganarle a la inflación y menos aún para generar recursos económicos que permitan aumentar el patrimonio, si partimos de la base que la inflación del 100% anual come las utilidades y en gran parte el capital y patrimonio personal”.

¿Entonces, en qué invertir? Según Adler, hay dos cuestiones básicas: adquirir el hábito de dedicar tiempo a planificar y pensar en una estrategia de crecimiento patrimonial, algo que calificó de “vital”. Y apuntar a la “autoeducación financiera”, a través de material bibliográfico que despierte el “potencial comercial y financiero” de las personas. A su criterio, planificar y concretar un emprendimiento personal es central para quienes ahorran.

“En materia de inversiones hay dos tipos de ‘jugadores’: los que invierten para no perder. Ellos solo invierten dinero y por lo general pierden. Y los que invierten para ganar, que aparte de dinero invierten tiempo y educación. Ellos por lo general ganan y mucho”, indicó Adler, en declaracione.