La Mañana con Vos
Inicio Política Local

La bronca de la familia de Luis Espinoza, el tucumano asesinado en la cuarentena: “mientras buscábamos a nuestro hermano el Presidente estaba de fiesta”

Juan Espinoza, el hermano de Luis Espinoza, asesinado por la policía tucumana en mayo del 2020, en plena cuarentena por el coronavirus.

juan espinoza, el hermano de luis espinoza

El año pasado, el tucumano Luis Espinoza se convirtió en uno de los rostros más emblemáticos de los efectos de la represión durante los meses de cuarentena por coronavirus. La tarde del 15 de mayo del 2020, el trabajador rural regresaba con su hermano de hacer unos trámites cuando fueron interceptados por la Policía local: fue asesinado y su cuerpo fue hallado una semana después en Catamarca; los asesinos habían intentado ocultarlo. Hoy, su familia sigue pidiendo Justicia. Su hermano Juan y su sobrina Micaela hablaron con TN.com.ar y se refirieron a la fiesta de la que Alberto Fernández participó en Olivos en plena cuarentena estricta: “Mientras nosotros buscábamos a nuestro hermano, el Presidente estaba de fiesta”, dicen.

Viviendas Belgrano

El día del asesinato, Luis y Juan se encontraban juntos en el paraje de Melcho, al sur de la provincia. Montado sobre su caballo, Juan -uno de los 16 hermanos Espinoza- regresaba de cobrar una pensión por discapacidad. Un grupo de policías de la fuerza tucumana que participaban de un supuesto procedimiento para detener una carrera de caballos clandestina los cruzaron y, según cuenta Juan, comenzaron a los tiros.

“No dijeron nada, empezaron a disparar sin decirnos nada. La carrera estaba lejos, a 800 metros, no estaba ahí donde estábamos, ni nosotros íbamos a las carreras”, dice el hermano de Luis. “Me empezaron a pegar a mí. Cuando me estaban pegando, Luis les gritó que no me peguen más y a él le dispararon ahí. Yo ya no lo vi, porque me tiraron al piso”, recuerda. Quedó esposado, en el suelo, más de una hora. Cuando preguntó por su hermano le dijeron que había escapado al monte. No volvió a verlo con vida.

CEF Medical
CEF Medical
Te puede interesar:  Actos de terrorismo explícito en las calles de Argentina

Luis, que tenía seis hijos y 31 años, había recibido un disparo en la espalda. Pero ese fue sólo el comienzo de un crimen brutal. Su cuerpo estuvo desaparecido una semana. Apareció en el límite entre Tucumán y Catamarca, como informó este medio, envuelto en frazada, plástico, cables, sogas y cinta, y a 100 metros de profundidad en un barranco montañoso, en una zona conocida como Las Banderitas. La bala policial, se confirmó luego, le había perforado el pulmón.

Este es su Pollo
Este es su Pollo

Juan y Micaela, el hermano y la sobrina de Luis Espinoza (Foto: José Inesta/Tn.com.ar).

Por orden de la justicia tucumana, nueve policías y un civil acusados del asesinato del trabajador rural, deberán permanecer con prisión preventiva a la espera de que inicie el juicio oral. Están acusados de desaparición forzada de persona seguida de muerte y privación ilegítima de la libertad en concurso real. El cuerpo Luis pudo ser encontrado porque dos de los efectivos se quebraron a los pocos días del crimen.

En la entrevista con TN.com.ar, Juan estuvo acompañado por su hija, Micaela, sobrina de Luis: “Esperamos que se haga justicia, esto nos ha pegado en el alma a nosotros, se tiene que hacer justicia”, dijo.

El Presidente, de fiesta en Olivos en plena cuarentena

A principios de agosto, una foto confirmó lo que el Gobierno nacional venía negando hace semanas: Alberto Fernández había participado el 14 de julio del 2020, en uno de los momentos de cuarentena más estricta, de la fiesta de cumpleaños de la primera dama en la quinta de Olivos.

Te puede interesar:  El poder político coloniza la in – justicia en Tucumán

El Presidente participó de una fiesta en la quinta de Olivos el 14 de julio del 2020, en plena cuarentena estricta, que el mismo ordenó.

Cuando ningún argentino estaba habilitado para reunirse y cuando en las provincias las fuerzas de seguridad cometían hechos de violencia y abuso de poder amparados bajo la figura del “control de la cuarentena”, el presidente se reunía con 11 personas a festejar.

La foto recorrió el país y, en el sur de Tucumán, la familia Espinoza también pudo verla. “Es una cosa tremenda, que un Presidente esté de fiesta y no vea a la gente del pueblo que tiene… es una vergüenza”, dice Juan.

“El Presidente estuvo muy mal. Nos generó mucha bronca. Mientras nosotros lo buscábamos, él estaba de fiesta. Nosotros con semejante dolor…”, agrega Micaela.

El dolor de la familia de Luis Espinoza a un año del crimen. (Foto: José Inesta/TN.com.ar)

A más de un año del crimen, la familia de Luis pide Justicia y que comience pronto el juicio oral para poder ver una condena contra los asesinos.

“Nosotros con mi familia estamos mal, Luis era todo en la casa. Cada vez que nos acordamos de él llora todo el mundo”, cuenta su hermano. “Es un dolor tan grande, hoy en día no lo podemos superar, a pesar de que están detenidos la mayoría de los responsables. Creemos en la Justicia. Y el recuerdo de Luis queda en el corazón para siempre”, concluye su sobrina

FuenteContexto
Artículo anteriorCoronavirus en Argentina: confirmaron 59 muertes y 2.073 contagios, la cifra más baja en más de un año
Artículo siguienteTucumán reporta 210 nuevos casos de Covid-19 y 8 fallecimientos