Inicio Política Nacional

La CGT, la CTA y los piqueteros presionan a Silvina Batakis con aval del kirchnerismo

El dólar y la inflación siguen complicando a la ministra de Economía.

cgt batakis
CGT - Silvina Batakis

Batakis y sus nuevos funcionarios se apuraron ayer miércoles a tratar de mostrar resultados. Celebraron como una victoria la licitación de deuda interna por unos 122.000 millones de pesos, cerca del 40% de los 490.000 millones que vencen a fin de mes. Pero los operadores financieros más escépticos creen que el resultado no habría sido el mismo si los bancos no hubieran recibido una garantía de recompra de bonos del Banco Central.

Viviendas Belgrano

Claro que la ministra navega en medio del huracán y agradece cualquier momento de sosiego. Sabe que, además de los corcoveos del presente, hay un cuello de botella que será su examen más exigente. Los vencimientos de más de dos billones de pesos en bonos que tendrá en septiembre, junto con la renegociación de casi todas las paritarias. La están acorralando el dólar, la inflación, los mercados, los empresarios, los piqueteros de Cristina y ahora los gremios.

Te puede interesar:  El afán kirchnerista por modificar la Corte Suprema
daer y acuna encabezaron la columna de la cgt 656319

Y es que a Silvina Batakis se le agotó el crédito en 10 días”, se preocupa un ministro que le tiene afecto. El miércoles debió enfrentar el primer paro de actividades de los productores agropecuarios y este jueves tendrá un desafío exótico: el que le plantean el dirigente piquetero de izquierda, Eduardo Belliboni, y el activista Juan Grabois que ha criticado y luego defendido la situación patrimonial de Cristina y quien, en estos días, se ha convertido en el crítico más ponzoñoso del Presidente.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

Como si no arreciaran las complicaciones económicas y el deterioro acelerado del ingreso de los argentinos, Alberto (y Batakis) sufren en estas horas la reducción de la fortaleza política a niveles minúsculos. Cristina y Máximo Kirchner mantienen el mísero respaldo de su silencio. Pero el Presidente y la ministra saben perfectamente que los ataques de la CGT, la CTA y los Grabois de este mundo tendrían cero relevancias sino contaran con el combustible esencial de la estrategia kirchnerista.

Te puede interesar:  Presionan a Moroni para que sancione al gremio: pases de factura en el Gobierno por el conflicto del neumático

En otra exhibición asombrosa, el ministro Aníbal Fernández ha dicho que el Presidente “ha conseguido cosas mágicas para el país que debieran premiarse”. Hasta ahora ha logrado un país sin rumbo ni moral, con la inflación y la pobreza como las únicas dos tendencias que se consolidan. Cuesta imaginar un premio adecuado para esta decadencia a la que le faltan dieciséis meses.

Artículo anteriorAdvierten que para quitar la rotonda de la avenida Perón deberán cortar el tránsito por 120 días
Artículo siguienteEl error de plantear el salario universal sin considerar el contexto político y económico