Cárcel Benjamín Paz
Inicio Política Nacional

La Ciudad denunció penalmente a los padres de los alumnos que tomaron las escuelas

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, lo anticipó en LN+: “Estamos denunciando penalmente a las familias que están autorizando e ingresando con sus hijos a las escuelas que se tomaron”

szmdjaip6va2xp2spzia6l4ufe min
Horacio Rodríguez Larreta, Soledad Acuña y Felipe Miguel Anunciaron los resultados de las evaluaciones educativas y los planes para recuperar saberes en los primarios y secundarios de la Ciudad Prensa GCBA - GCBA
Procrear

El gobierno de la ciudad de Buenos Aires denunció penalmente a los padres de los alumnos que tomaron las escuelas. Hasta ahora, son cuatro los colegios en conflicto. “Estamos denunciando penalmente a las familias que están autorizando e ingresando con sus hijos a las escuelas que se tomaron”, sostuvo la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, en diálogo con LN+.

En el caso de la escuela Mariano Acosta, fuentes del gobierno porteño informaron que ya fueron demandados ocho adultos que consintieron la participación de sus hijos en la toma. Además de este, hay otras tres instituciones públicas tomadas por estudiantes. Se trata de la Escuela Normal Superior en Lenguas Vivas Sofía E. Broquen de Spangenberg, conocida coloquialmente como “Lengüitas”; la Escuela Superior de Educación Artística en Arte Cerámico N°1; y la Escuela de Educación Media Nº1 Federico García Lorca.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta

“Hay menores de edad en un edificio público con adultos que desconocemos. Esto es responsabilidad de las familias que autorizan a sus hijos a estar ahí. En el 2018 hubo 40 familias que fueron procesadas en la justicia porque esto es un delito”, planteó.

Ya fueron demandados ocho adultos que consintieron la participación de sus hijos en la toma
RICARDO PRISTUPLUK

En cuanto a los días de clases perdidos, la funcionaria anticipó que deberán reponer las inasistencias: “Van a tener que recuperar cada día de clases que pierden, dejan de tener la posibilidad de participar de otras prácticas educativas, otras series estudiantiles y salidas pedagógicas; pierden todo ese tipo de beneficios; y obviamente, al perder días de clases, pierden oportunidades de aprender e instancias de recuperación”.

“No soy una ministra que no dialoga, lo que no voy a hacer es aceptar la violencia y la coacción a través de una toma. No vamos a dialogar con estudiantes que estén tomando escuelas. Tuvimos la oportunidad de dialogar todo este tiempo y se negaron. Lo que es claro es que empiezan a regir otras reglas del juego”.

Por otro lado, la ministra apuntó contra el kirchnerismo y responsabilizó por las tomas también a los docentes. “Por los propios dichos de los chicos, algunos docentes han estado bajando línea, han estado incentivando esto. Son los legisladores del kirchnerismo que, en las reivindicaciones que les hacen decir a los estudiantes incluyen sus propias leyes. Les hacen decir a los centros que tomen las escuelas para que les voten las leyes”, precisó.