Inicio Economía

La crisis económica es el resultado de los límites del “modelo kirchnerista”

La crisis actual muestra las contradicciones intrínsecas del “modelo económico kirchnerista”.

cristina kirchner durante la ultima uq6hpctfr 1256x620 2
Cristina Kirchner, (Foto: Juano Tesone).

La crisis económica puede resumirse con un par de datos. La inflación en los últimos tres meses promedió algo más de 6% mensual, viaja a un ritmo anualizado de 100% y los pronósticos para julio son peores. El contado con liquidación terminó cerca de 300 esta semana y la brecha con el dólar oficial superó el 130%. La deuda, que en los últimos dos años y medio venía creciendo a una velocidad récord de USD 33.000 millones por año se está volviendo difícil de manejar.

Viviendas Belgrano

Muestra de esto es que el mercado de bonos en pesos, la segunda fuente más importante de financiamiento (después de la emisión monetaria) del déficit fiscal durante este gobierno, se rompió a inicios de junio. Los inversores estuvieron este último mes desesperados por reducir la cantidad de bonos en pesos en sus carteras. Contrariamente a lo que creía el gobierno, ¡el volumen de la deuda en pesos sí importaba!

Por el lado de la actividad económica, luego del rebote pos-cuarentena y a pesar del crecimiento del gasto público la economía se estancó, y está en niveles similares a los de principio de año. Y con la aceleración de la inflación y la probable caída de la actividad en los próximos meses, la pobreza volvería a niveles cercanos a 40%. La crisis económica actual es la consecuencia de que el “modelo kirchnerista” está chocando, previsiblemente, contra sus límites naturales.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Encuentran en Tucumán 20.000 toneladas de azúcar sin declarar: "no hay lugar para los vivos que especulan"

¿De qué se trata esquemáticamente el “modelo económico kirchnerista”? A riesgo de simplificar en exceso son tres ingredientes fundamentales: (1) Plan platita eterno, (2) Vivir con lo nuestro y (3) Cepos varios. El plan platita eterno consiste en un gasto público desatado para empujar la actividad económica que es financiado con impuestos cada vez más altos, deuda (principalmente en pesos) y emisión monetaria.

Vivir con lo nuestro parte de una visión conspirativa del mundo y mercantilista del comercio exterior que nos llevó a estar entre las cinco economías más cerradas del mundo. Finalmente, los cepos son el intento de limitar el impacto inflacionario y la desconfianza que generan los dos primeros elementos. El esquema genera múltiples distorsiones. Como la política monetaria se vuelve una broma con tanto déficit fiscal financiado con emisión, la inflación no para de subir.

Te puede interesar:  Bono de $7.000 confirmado en octubre: quiénes lo cobran y cuándo se paga

Y ahí arrancan los parches y las distorsiones. La respuesta del Manual de Política Económica Kirchnerista a la inflación creciente es usar las tarifas y el tipo de cambio como ancla y agregar inútiles controles de precios. Pero usar las tarifas como ancla agrava el déficit fiscal y este, a su vez, el financiamiento monetario y la inflación. Atrasar el tipo de cambio conspira contra las exportaciones y fomenta las importaciones. Así, los dólares se van volviendo insuficientes.

Frente a este modelo, no alcanza con precios récord de las commodities que Argentina exporta como hubo en los últimos meses, ni tampoco con la liquidación récord de dólares del campo luego de una muy buena cosecha. El Banco Central se va quedando sin reservas. En los primeros casi seis meses del año hasta las medidas que reforzaron el supercepo el lunes 27/6, el BCRA había podido comprar sólo USD 300 millones.

Te puede interesar:  El Gobierno proyecta más recortes de gastos en Educación, Salud y Transporte: $130.000 millones en lo que resta del año

Las compras de este período son claves porque con cepo el Banco Central usualmente acumula reservas entre los meses de marzo y julio/agosto cuando el agro liquida la cosecha de maíz y soja y desacumula entre septiembre y diciembre. Sin poder acumular reservas, el gobierno nacional tuvo que reforzar el supercepo al dólar, pero eso conspira contra la actividad económica.

La crisis actual muestra las contradicciones intrínsecas del “modelo económico kirchnerista”. Mal que le pese a la Vicepresidenta, el gobierno de Alberto Fernández ha sido un ejecutor relativamente fiel de su doctrina económica. Puede haber problemas con los intérpretes, pero la falla fundamental está en el libreto económico. En definitiva, evitar una crisis mayor requerirá que los intérpretes cambien el rumbo.

Artículo anteriorDetuvieron a tres sujetos armados en avenida Independencia
Artículo siguienteUn hombre golpeó a una mujer en avenida Ejército del Norte al 1.000 y terminó detenido