Las Talitas
Inicio Policiales

La inseguridad no da tregua en Tucumán

Policliclina Villalonga

Una vez más, tenemos que hacer hincapié en la problemática de la inseguridad. No por reiterativo deja de ser algo a lo que no se le encuentra solución de parte de las autoridades gubernamentales. Los delincuentes parecen estar siempre un paso delante de las fuerzas policiales que parecen no poder con la cantidad de casos que se suceden a diario. Lo más sorprendente de todo es la continuidad de Claudio Maley.

Y es que el ministro de Seguridad de la provincia se mantiene firme en el caño a pesar de lo mucho que deja que desear su gestión al frente de una temática que está al tope de las preocupaciones de los ciudadanos. A la inseguridad que se vive dentro de las cuatro avenidas, una de las zonas donde más despliegue policial existe, a causa de los motochorros, solo se le atina a intentar poner freno con una ley que no lo consiguió.

Pero fuera de este rango, las cosas lejos de mejorar, empeoran. Y es que la violencia que se produce en los barrios de la periferia de la capital crece sin que las autoridades nacionales puedan hacer algo. Durante este fin de semana se produjeron nuevamente enfrentamientos entre vecinos que dieron como resultado luctuoso muerte y promesas de venganza. Además, cada vez más jóvenes resultan los involucrados.

Hasta otros distritos llegó la otra pandemia, la de la inseguridad. Es el caso de lo acontecido en Yerba Buena. Una banda de delincuentes armados interceptó a dos grupos de bikers en Horco Molle. A punta de pistola, amenazaron a niños y jóvenes con el fin de robarles las bicicletas y hasta las zapatillas. “Al estar cerradas las sendas en los terrenos de la Universidad (UNT), uno de los caminos más utilizados es el que corre junto al río, detrás del country del Jockey Club”, relató uno de los damnificados.

TRAYECTO. Los agentes recorrieron los senderos de los bikers. Foto La Gaceta

En esa línea, agregó que “dos chicos que venían acompañando a sus padres se adelantaron en el camino y cuando los alcanzamos nos contaron lo que había pasado: tres jóvenes habían salido de una plantación de limones y les habían robado todo”, continuó Pérez López con el relato de las escenas que las víctimas le describieron. “Los chicos estaban muy asustados. Pensábamos que, al ser tres habían escondido las bicicletas. Pero recorrimos la zona y no las encontramos”, dijo.

EL CAMINO. Guardias urbanas buscan las bicicletas robadas y a los autores del ataque. Foto La Gaceta

Cabe recordar que para quienes recorren esta zona con frecuencia, con asiduidad, admiten que se trata de un lugar inseguro. No obstante, señalaron que, en las últimas semanas, la presencia policial había amedrentado a los delincuentes. Pero esta situación se modificó en la mañana del pasado día sábado, debido a que no había nadie vigilando y los ataques de inseguridad volvieron a recrudecer llevando temor a padres e hijos. Está claro que el ministro de Seguridad de Tucumán, está siendo sostenido por el gobernador Juan Manzur. ¿Cómo se explica esto? Hasta el titular de la Legislatura, Osvaldo Jaldo, pareció soltarte la mano cuando le tiró la pelota a mandamás tucumano. Dijo que la decisión de removerlo era de competencia entera de Manzur. Mientras tanto, los resultados y la eficiencia en el manejo de la crisis de inseguridad, brilla por su ausencia.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Dejanos tu Comentario
Artículo anteriorCorren peligro los profesionales de la salud
Artículo siguienteActivan el protocolo de Covid-19 por el ingreso de un camión desde Buenos Aires: “no sabemos cómo entró”