Inicio Justicia

La Justicia ya tiene a los tres sospechosos del asesinato del rondín de Villa Amalia

Dictan la prisión preventiva para un joven de 18 años. Además, dos menores quedaron a disposición de la Fiscalía de Homicidios.

justicia ya tiene tres sospechosos crimen rondin 939313 235230
LA ESCENA DEL CRIMEN. Los peritos analizan el lugar donde Ramón Antonio Gerez cayó herido de muerte por un disparo calibre 22.

En los últimos días la Justicia localizó a los hermanos I.D de 16 años y S.D de 15 años, que habrían participado del crimen de Ramón Antonio Gerez, el rondín que fue asesinado cuando perseguía a un grupo de delincuentes que había intentado cometer un ilícito. Antes que los dos menores habían caído Gabriel Ezequiel Condorí, de 18 años. El sospechoso fue imputado por tentativa de robo agravado seguido de homicidio agravado por el uso de arma de fuego.

Viviendas Belgrano

Si bien cuenta con antecedentes penales, este sería el primer delito del que se le acusa siendo mayor de edad. El juez Gonzalo Ortega le ordenó 88 días de prisión preventiva, como pedía el auxiliar fiscal Lucas Maggio, de la fiscalía de Homicidios I. El hecho ocurrió en la madrugada del pasado sábado 9, cerca de la 1, cuando tres ladrones encañonaron a dos jóvenes en Eudoro Aráoz al 400 para sustraerles los celulares y las billeteras.

Según la teoría del fiscal, los familiares de una de las víctimas, viendo lo que ocurría, salieron a la calle para impedir el asalto. Viéndose superados en número, los ladrones huyeron. Fueron perseguidos primero por los vecinos y luego por Ramón Gerez y por Juan Carlos Gerez, ambos vigías privados de ese barrio, quienes patrullaban en una moto particular. En ese contexto, los delincuentes dispararon e hirieron de muerte a Gerez, en el pecho.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  Un exteniente Coronel del Ejército fue condenado por abuso sexual de una ex soldado voluntaria en 2017

Según se conoció en audiencia, efectivos de la seccional 9ª y de la división Homicidios de la Policía intervinieron y consiguieron el testimonio clave de un vecino, que indicó conocer a los asesinos y pidió que su identidad se preservara por temor a represalias. En el lugar además se recogieron varias vainas servidas. Además, según señaló un testigo, la banda irrumpió en una casa durante su escape y luego saltaron una tapia para escabullirse de sus perseguidores.

Con la información conseguida fue detenido días después, en un allanamiento, Gabriel Ezequiel Condorí, quien quedó a disposición de la fiscalía que hoy subroga Carlos Sale. Desde el comienzo de la audiencia, la defensora oficial Anabella Maza Villalba adelantó que su defendido tenía la intención de colaborar con la Justicia. Luego de que Maggio formalizara los cargos en contra de Condorí, se le dio la palabra al joven.

Te puede interesar:  Un motochorro fue condenado por robarles a dos abuelos y a una niña

“Voy a contar la verdad, porque no estoy de acuerdo con el homicidio. Sí estuve en el lugar, pero yo no hice eso”, sostuvo el acusado. Según su versión, estuvo tomando junto con los dos menores, consortes en la causa, y en determinado momento salieron a comprar más alcohol a un negocio de 9 de Julio 2.100 (a una cuadra y media del lugar del hecho). No refirió palabra sobre el robo del que le acusan. Dijo que camino a ese comercio aparecieron los vigías.

“El rondín lo tomó del hombro a I. y le dijo: ‘¿te acordás de mí? Todavía me debés una’. Ahí él (por el menor) sacó un arma y le empezó a disparar al hombre, yo salí corriendo y no miré para atrás”, argumentó Condorí. “Eso es todo lo que puedo decir, porque yo no estoy de acuerdo con el homicidio, yo no hice eso”, reiteró. El imputado respondió a las preguntas de la defensa y del auxiliar fiscal, que le pidieron mayores precisiones.

Maggio solicitó tres meses de prisión preventiva argumentando que había testigos que les temían a los imputados y que podrían ser amedrentados. También le remarcó al juez que Condorí sí tenía antecedentes penales, aunque el acusado hubiera manifestado lo contrario al inicio de la audiencia. Ortega, al momento de resolver, consideró ese detalle como muestra de que el joven había intentado entorpecer el proceso. Para ese momento no se había localizado aún a los otros dos sospechosos. La defensa no se opuso a la medida, pero sí planteó que dos meses podrían ser suficientes.

Te puede interesar:  Ocho años de cárcel para un joven que abusó de un bebé en Famaillá

La viuda de Gerez, Ana María Frías, lloró desconsolada durante la audiencia y suplicó que el sospechoso permanezca preso. “Tengo tres hijos ¿cómo les explico que su papá no vuelve más? Me duele el pecho por todo esto”. De fondo se escuchaba el llanto de la familia del rondín. Las expresiones de Frías provocaron que incluso Condorí soltara algunas lágrimas y se cubriera el rostro, Ortega, tras escuchar a las partes, convalidó la postura fiscal y dictó 88 días de preventiva para garantizar la realización del proceso. Y ordenó el traslado de Condorí al penal de Villa Urquiza.

Artículo anteriorRoberto Sánchez, el gran campeón…
Artículo siguienteMariano Campero desafía al Concejo Deliberante