La Mañana con Vos
Inicio Economía

La meta de inflación de Guzmán tambalea y podrían reabrir paritarias

El Presupuesto de este año fue corregido y prevé 45%, pero los economistas esperan 50% o más. La pauta había arrancado en 29% y ya fue modificada dos veces.

martín guzmán, en una charla grabada en el 57ª

El Presupuesto de Martín Guzmán podría quedar desactualizado antes de fin de año. Esta vez no fueron los cuestionamientos de Cristina Kirchner por la reducción del gasto o el cajoneo del proyecto que todavía duerme en el Congreso, sino el dato de inflación de septiembre, que dejó tambaleando la meta del 45% para el 2021.

Viviendas Belgrano

El ministro de Economía reconoció la semana pasada que en septiembre la inflación iba a ser superior a la de agosto por “vaivenes” en los precios. Luego, el secretario de Comercio Interior, anticipó que en octubre también será elevada. La expectativa ahora es retomar la senda “decreciente”, pero en el gobierno admiten que no será fácil lograr un 2% mensual de acá a fin de año.

“Después de un reacomodamiento de precios por cuestiones estacionales, en octubre va a volver la tendencia a la baja. Se debería poder llegar al 45%, ojalá se cumpliera, hay que esperar el seguimiento que está haciendo la secretaría de Comercio Interior“, señalaron fuentes oficiales previo a la reunión de Roberto Feletti con empresarios para congelar precios de 1.247 productos.

CEF Medical
CEF Medical

Para los economistas, la pauta oficial es prácticamente imposible de cumplir con precios subiendo a un ritmo cercano al 3% mensual, como se espera en octubre. En septiembre fue del 3,5%, un nivel que mostró una aceleración respecto del 2,5% en agosto y llevó a las consultoras a corregir sus cálculos. Ahora, esperan una variación cercana al 50% anual, 5 puntos más que Guzmán.

Este es su Pollo
Este es su Pollo
Te puede interesar:  Se aceleró la suba de precios de los alimentos y acumula 3,7% en noviembre

Subimos nuestra proyección a 49,6% anual luego del dato de la semana pasada y pensamos elevarla. Cada vez estamos más alejados de la meta oficial: con un aumento de 3,2% en octubre (que teníamos hasta la semana pasada, hoy recalculando), la inflación debería ser de 1,3% mensual para alcanzar el 45% a fin de año, está casi descartado“, dijo Sebastián Menescaldi, director adjunto de EcoGo.

El ministro de Economía incorporó la proyección del 45% a mediados de septiembre, cuando envió el Presupuesto al Parlamento. En su anterior cálculo, elaborado en 2020, estimaba una inflación del 29% para este año. Pero el pico del 4,8% mensual en marzo complicó las cosas y en junio se reabrieron paritarias con el guiño de Cristina Kirchner y Sergio Massa.

En aquel momento, se pactaron aumentos del 40% (personal del Congreso), un ajuste que fue seguido por incrementos superiores en los meses siguientes. Los aceiteros, por ejemplo, lograron una suba de 48,5% en septiembre y los metalúrgicos, del 50,2%, la semana pasada. La mayoría, sin embargo, pactó aumentos salariales inferiores o cercanos al 45%.

Ahora, el Gobierno no descarta una segunda reapertura de paritarias, mientras busca una tregua con los empresarios hasta fin de año sobre los productos de la canasta básica.”Nos preocupa el dato de inflación. El 90% de las paritarias le viene ganando pero si hay que reabrir paritarias se hará“, dijo el ministro de Trabajo, Claudio Moroni, en declaraciones radiales. 

Te puede interesar:  Con reservas en nivel crítico, el Gobierno ya no puede sostener la política de dólar subsidiado

Un nuevo traspié no sería gratuito para las negociaciones salariales venideras. “Medio dificil llegar al 45% con tantos meses jugados, si estás subestimando el año que viene va a ser dificil convencer a los sindicatos de que la inflación va a ser el 33%, ya hubo dos o tres metas fallidas“, dijo Guido Lorenzo, director de LCG, donde esperan una inflación cercana al 50%.

El desafío más inmediato será mantener un dólar subiendo por detrás de la inflación después de las elecciones del 14 de noviembre. Según fuentes del Banco Central, “más allá de cierta volatilidad asociada a los comportamientos estacionales, se espera que se retome la tendencia de descenso gradual en las tasas mensuales de inflación”.

Para ello, se prevén incrementos acotados en servicios regulados y del tipo de cambio nominal, pero los analistas esperan mayores tensiones. “Ni en los peores meses de cuarentena hubo un 2% de inflación mensual, no veo posible la meta oficial porque después de las elecciones es probable que el tipo de cambio se mueva“, señaló Lorenzo Sigaut Gravina, socio fundador de Equilibra.

La consultora estima una inflación del 49% anual de cara a un trimestre con mayores dificultades para moderar el dólar, una de las principales anclas para contener los precios junto con las tarifas. Y, por otra parte, podrían presionar eventuales remarcaciones por el cierre de importaciones, una medida que adoptó el gobierno para frenar la sangría de reservas.

FuenteClarin
Artículo anteriorLas tres medidas de corto plazo que negocia el sector privado con el Estado
Artículo siguienteLos halcones de Juntos por el Cambio salieron a rechazar la convocatoria al diálogo del Gobierno