Inicio Policiales La pasajera habría sido entregadora del crimen del taxista

La pasajera habría sido entregadora del crimen del taxista

Se refuerza la hipótesis de un ataque arreglado contra el chofer.

DOMINGO SANGRIENTO. Carreras recibió varios disparos en la avenida Papa Francisco al 1200. LA GACETA / FOTO DE Analía Jaramillo

Natalia Azucena Solorza, que viajaba en el taxi cuando interceptaron a Rolando Alberto Carreras, en la avenida Papa Francisco al 1.200, habría cumplido el papel de entregadora en el homicidio. Según fuentes oficiales, la mujer se habría hecho pasar como pasajera para propiciar el ataque de las dos personas señaladas como autores del crimen

A partir de las últimas pistas, los investigadores dejaron a un lado la versión de que la mujer haya sido una prostituta y reforzaron la hipótesis de que esta habría convenido la entrega del conductor, en momentos en que los dos agresores se movilizaban en una motocicleta por esa zona de la capital.

La sospechosa contaría inclusive con antecedentes de robo y encubrimiento: habría actuado en diferentes hechos delictivos en provincias vecinas, de acuerdo con datos de la investigación.

Carrera, de 49 años, fue sorprendido el domingo por dos jóvenes, que se movilizaban en una motocicleta por la zona del barrio 20 de Junio. Los desconocidos intentaron sustraerle el celular y la recaudación del trabajo, cuando lo interceptaron. Instantes después, le dispararon al toparse con la reacción del hombre. Solorza estaba con el taxista.

Los peritos confirmaron luego que los disparos habían sido realizados desde varios metros de distancia, por lo que se sospecha que la víctima intentó escapar y alejarse en el automóvil Fiat Uno. El auto terminó arriba de la vereda de la zona.

Te puede interesar:  La sociedad TOMA LAS CALLES

Los elementos

LA VÍCTIMA. Rolando Alberto Carreras tenía 49 años.

La pasajera manifestó desde el primer momento no haber tenido algún tipo de vinculación con los dos atacantes. Pero su declaración generó muchas dudas con el avance de la instrucción. Según ella, había arrojado su celular durante el hecho, pero después se descubrió que lo había escondido.

En los últimos días se realizaron allanamientos en distintos puntos de la capital. El martes se secuestró una motocicleta que será sometida a pericias para determinar si se trata del rodado utilizado por los homicidas del taxista. Los expertos analizarán también el contenido de los teléfonos obtenidos en los operativos.

El raid

Los investigadores judiciales obtuvieron un dato clave a partir de las averiguaciones y la recolección de pruebas: los sospechosos habrían participado en otros ilícitos, ocurridos por esa zona y antes del hecho mortal. Entre ellos, habrían tirado contra una vivienda para herir a un joven. Ese sector fue revisado y se reunieron evidencias balísticas, según informó el Ministerio Público Fiscal (MPF). Serán cotejados con el resto de los proyectiles hallados en la escena del homicidio. Voceros oficiales adelantaron que se efectuarían nuevas medidas para dar con los autores del crimen.

Por otra parte, trascendió que el cuerpo ya fue entregado a los familiares del taxista, para los oficios fúnebres y la sepultura.