Inicio Política Local

La plaza de la “vergüenza”

La desidia de la administración de Germán Alfaro ha convertido a la Plaza Independencia en blanco de vándalos que destrozan al paseo público. Mientras tanto, se convirtió también en hogar de ratas del tamaño de gatos pequeños.

alfaro plaza independencia
Germán Alfaro - Plaza Independencia

Luego de que hace exactamente seis meses, desde Tucumán Despierta se informara acerca de lo que fueron 200 millones de pesos que se invirtieron en la Plaza Independencia, según Germán Alfaro, el paseo público por excelencia de nuestra provincia volvió a ser noticia de nuevo. Y esta vez para mal, nuevamente, por lo que al igual que hace medio año, podemos volver a hacer mención a la plaza de la “vergüenza”.

Viviendas Belgrano

Y es que a seis meses de inaugurada la Plaza Independencia, se conoció que este paseo sufre roturas y suciedad. Y pensar que el intendente de San Miguel de Tucumán, Germán Alfaro, intentó hacerle creer a la ciudadanía que él es el artífice de una gran obra, en aquél lejano y frío 9 de julio. En ese sentido, para muestra basta un botón y, según el mandatario municipal, la remodelación sería impresionante.

En ese marco, las críticas de los ciudadanos en redes sociales se hacen sentir desde que se pueden ver las modificaciones que sufrió la plaza, que según el intendente costaron más de 200 millones de pesos. Tamaña cantidad de dinero disparó las alarmas y la oposición al intendente Germán Alfaro, estaría preparando un pedido de auditoria de esta obra, donde ningún contribuyente de la ciudad sabe cuánto gastó el mandatario municipal.

Banner Tucumán Despierta
Banner Tucumán Despierta
Te puede interesar:  El Presto cuenta la verdadera historia de Ricardo Bussi, socio del “anticasta” Javier Milei, y lo define como “parásito estatal” en un IMPERDIBLE VIDEO

Pero las redes sociales volvieron a prenderse fuego y no fue por las altas temperaturas que vienen teniendo lugar. Sino por el lamentable estado de descuido al que la gestión alfarista somete a la Plaza Independencia. Cabe destacar que el deterioro llegó a tal punto de que medios de comunicación que suelen blindar al intendente no tuvieron más remedio que dar cuenta de la decadencia del paseo público.

926615 202201082302020000004
CON SERIOS DAÑOS. El protector de la placa que evoca un sitio histórico se encuentra astillado, como consecuencia de haber recibido golpes.

Lo lamentable es que no pasaron más que apenas que medio año desde su estruendosa y sobreactuada reinauguración. A pesar de que se redujo ostensiblemente el arbolado, cuando hoy en día lo que más se necesita es verde para oxigenar la ciudad, nada impidió que una mayor iluminación generara escaso miedo a los desaprensivos de siempre para destrozar varios sitios de la Plaza Independencia.

926615 202201082302020000001
QUEBRADO AL MEDIO. El acrílico colocado como elemento de preservación de una placa recordatoria ha sido víctima del vandalismo: se encuentra completamente fracturado. la gaceta / fotos de Ines Quinteros Orio

Ahora bien, no hay que engañarse. Que existan actos de vandalismo, no significa que desde la gestión de Alfaro exista una actitud totalmente ruinosa al punto de que no son capaces de limpiar un banco de la plaza notablemente “cubierto” con materia fecal de las aves que se encuentran en el paseo público. También, en un acto de imprevisibilidad se instalaron bancos de madera que se deterioran más rápido.

Te puede interesar:  Osvaldo Jaldo asistió a la 57° edición de la Expo Rural

Tampoco es culpa de los vándalos de siempre que una rata del tamaño de un gato pequeño suba y baje los árboles de la Plaza Independencia como si fuera un vecino que sube y baja de un edificio de departamentos. Por suerte, existen videos de parte de la gente que impedirá que el alfarismo mande a uno de sus perros guardianes a tratar de desmentir lo que a todas luces constituye una verdadera plaza de la “vergüenza”.

video ratas plaza independencia 926629 082014

La realidad es que, con mucho menos que 200 millones de pesos, la ciudad podría haber recuperado la Asistencia Pública, el Palacio de los Deportes, acondicionar y alquilar el local de calle Buenos Aires primera cuadra o construir una nueva escuela municipal. Se trata de mucho dinero dilapidado de un crédito no reintegrable que podría haber mejorado la calidad de vida de miles de tucumanos que habitan la Capital tucumana.

Pero, además del dinero empleado que no justifica el resultado obtenido, es necesario también hacer hincapié en el tiempo que demandó la obra. Y es que luego de casi un año y medio de espera es que recién levantaron el vallado de la Plaza Independencia. Demasiado tiempo que ni siquiera la pandemia logra explicar por qué razón existió tanta demora en la ejecución de la remodelación de este paseo.

Te puede interesar:  El PJ habilitaría internas para la intendencia de la Capital

Pero si de plazos hablamos, no pasaron ni 48 horas de que desde este medio hiciéramos hincapié en la tendencia compulsiva de Germán Alfaro a lavarse las manos como Poncio Pilato y a no hacerse cargo de nada. A veces, la culpa la tiene un árbol viejo si cae sobre la humanidad de niños pequeños jugando en el Parque Avellaneda y otras una garrafa si se produce un incendio en la Ex Terminal.

¿Cómo podrá explicar el lamentable estado en el que se encuentra la Plaza Independencia entonces si jamás da la cara? Mientras tanto, intentarán distraer a la ciudadanía con los trabajos de señalización de las calles donde se aplicará el sistema que cobrará dinero por estacionar en Capital. Y es que lo único que sabe hacer bien Alfaro es perjudicar a los vecinos cobrando impuestos para alimentar sus ambiciones políticas de espalda a las necesidades de la gente.

Artículo anteriorEl Gobierno dijo que entre la semana que viene y la posterior empezarían a bajar los contagios
Artículo siguienteJornada financiera: los bonos en dólares bajaron por sexta rueda consecutiva y el riesgo país superó los 1.800 puntos