La Mañana con Vos

La pulseada entre María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich anticipa una dura pelea entre Mauricio Macri y Horacio Rodríguez Larreta

OPINIÓN | En tiempo de descuento para presentar candidaturas, en Juntos por el Cambio define si se impondrán los halcones o las palomas.

vidal bullrich
María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich, pulseada para definir candidaturas en Juntos por el Cambio.

A casi un mes del límite para presentar candidaturas en la justicia electoral, ya hay una enorme batalla abierta entre dos mujeres por las próximas legislativas: María Eugenia Vidal y Patricia Bullrich, dirigentes casi antagónicas que comparten el mismo territorio político, batallan adentro de Juntos por el Cambio. Y esa pelea, que las tiene como protagonistas, contiene una interna bastante más feroz: la que definirá quién lidera la principal alianza opositora.

Viviendas Belgrano

El escenario de esta disputa es la Ciudad de Buenos Aires y la tensión por quién será la candidata y si habrá o no interna llegó a un punto que los principales líderes de la coalición harán juntada presencial -ya no por zoom- para bajar la temperatura y organizar una salida. Sin importar lo que conversen, todavía es imposible que logren una definición. Es decir, si se habilita la interna entre Vidal y Bullrich, se definirá quién prevalece: halcones o palomas.

Ayudanos a Difundir
Ayudanos a Difundir
Otros tiempos: Macri, Larreta y Vidal sin internas a la vista. (FOTO: Presidencia)

María Eugenia Vidal volará este miércoles a los Estados Unidos por una semana invitada por la OEA. Su viaje es la previa a la decisión -que todos niegan- pero que en verdad ya está tomada. Salvo un cambio muy inesperado, Vidal jugará en la Ciudad de Buenos Aires, apoyada y contenida por Horacio Rodríguez Larreta en rebeldía con la opinión de Macri, que dijo pública y privadamente que Vidal debería volver a provincia.

CEF Medical
CEF Medical
Te puede interesar:  Pfizer reconoció cuáles son los dos obstáculos que impiden el cierre de un acuerdo con el Gobierno

Vidal volvió a la escena pública después de un largo silencio con la gira de su libro y un anuncio de largo plazo: peleará la Presidencia en 2023. Pero en el medio su nombre es la principal herramienta de Larreta para consolidar votos en Ciudad. Ella dijo una y mil veces que hay tres opciones abiertas: pelear en provincia, como le pide Macri (y ella no quiere), pelear en Ciudad, o no pelear. Larreta confía en que Vidal ya se decidió por Ciudad, pero el conflicto es que en este territorio tiene a Bullrich decidida a no bajarse.

CEF Medical
Este es su Pollo

La Presidenta del Pro juega su carácter sin matices: va a competir y dice a quien la quiera escuchar, que es la única que viene haciendo campaña de verdad, recorriendo territorio, marcando posición. Que no tiene problemas en ir a una interna, pero que ella no se baja y que quiere prescindencia de Larreta. “¿Si se lo pide Macri tampoco se baja?”, preguntó TN a su entorno. “Por nada del mundo”, respondieron.

Su tenacidad es un problema para Larreta que ya la vio dos veces en un par de semanas. La última vez fue este lunes y no hubo acuerdo.

Patricia Bullrich

Bullrich y Vidal son paralelos que casi no se tocan. Una enciende la llama de la grieta al máximo posible con sus marchas en cuarentena, denuncias de coimas por las vacunas, populismo y un discurso duro en lo social y en seguridad. Igual que Macri. Vidal suelta palabras de consenso, mediano plazo, diálogo. Las mismas que usa Larreta.

Te puede interesar:  Alberto Fernández saludó a la prensa en su día: "Para ser periodista hay que ser buena persona"

Bullrich revolea encuestas que la benefician. Nadie en el espacio opositor cree que pueda ganar. Pero, ¿y si van a la interna y la pelea es dura? Peor todavía: ¿y si gana?

Las consecuencias de esta pugna pueden ser múltiples y salvajes. Desde el entorno de Vidal miran a Larreta: “Que se ponga el traje de líder del espacio. Sino con tres tuits y un libro, Macri le marca la cancha”. El jefe de Gobierno confía en lo que le prometió el expresidente. Que en esta elección jugará más callado, aunque dejó claras sus preferencias. Bullrich a Ciudad y Vidal a provincia. Eso no pasará. Pero del resultado de esta definición depende el futuro político de los principales dirigentes de la oposición argentina.

A todo esto, un dato “color” del día a día del jefe de Gobierno porteño. Preocupado por la por ahora indefinida situación de las clases en la provincia de Buenos Aires, donde no vuelve la presencialidad, Rodríguez Larreta cambió a su hija Serena de distrito. La nena está en sala de 5 y cursaba en el colegio Northlands de Olivos. Ahora pasó a una escuela bilingüe del barrio de Palermo. Seguirá ahí mientras no cambie la situación en el territorio bonaerense, donde Axel Kicillof mantiene las clases remotas.

Por Luciana Geuna